domingo, julio 24, 2016

25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

Tess Asplund es la mujer afroamericana que se convirtió en el nuevo ícono de la lucha contra los neonazis en Suecia tras ser captada desafiando a un grupo de 300 manifestantes del partido Movimiento de Resistencia Nórdica (NRM) cuando marchaban por el primero de mayo en Borlänge, centro del país.
Su imagen con el puño en alto, fijando la mirada y desafiando a los neonazis hizo que se convirtiera en un ícono nacional y en un nuevo referente de la lucha contra el racismo.
25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente.  Se estima a unos 80 millones las mujeres que se reconocen afrodescendientes en América Latina.

Esta fecha es también llamada Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente en el Continente Americano o Día de la Mujer Afro. Se definió el 25 de julio, durante el Primer Encuentro de Mujeres Afrodescendientes realizado en República Dominicana el año 1992; resultado de este encuentro nace la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora.

En todos los países se organizan festejos, en casi todos se recuerdan a las mujeres afro que fueron las primeras en salir a la luz. Su gran lucha por ser vistas y tener lo mismos derechos que tienen todas las mujeres en el mundo sin distinción alguna. La fecha es propicia para ampliar la toma de conciencia acerca de la opresión de género y raza y etnia que experimentan millones de mujeres en distintas regiones. 

Con esta declaración, las mujeres afrodescendientes, demandan sus derechos humanos, derechos civiles, políticos y culturales; en la participación política, empoderamiento económico, salud, educación, trabajo, acceso a la vivienda, acceso al crédito, en los derechos sexuales y los derechos reproductivos, acceso a la tierra, respeto a la cultura, derecho a vivir sin violencia y en todo lo que represente inclusión social, política y económica. 

Homenaje

Por Shirley Campbell Barr -escritora y antropóloga afrocostarricense.


Rotundamente Negra


Me niego rotundamente a negar mi voz mi sangre y mi piel y me niego rotundamente a dejar de ser yo a dejar de sentirme bien cuando miro mi rostro en el espejo con mi boca rotundamente grande y mi nariz rotundamente hermosa y mis dientes rotundamente blancos y mi piel valientemente negra y me niego categóricamente a dejar de hablar mi lengua; mi acento y mi historia y me niego absolutamente a ser de los que se callan de los que temen de los que lloran porque me acepto rotundamente libre rotundamente negra rotundamente hermosa.

FUENTE: http://www.ecured.cu/D%C3%ADa_Internacional_de_la_mujer_Afrolatinoamericana_y_Afrocaribe%C3%B1a

Uruguay presentó informe contra la discriminación de la mujer en ONU

Fuente: Prensa Latina
Uruguay presentó su informe nacional ante el Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw), precisó hoy en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores.
 
 La Cancillería indicó que el documento fue presentado la semana pasada en esa instancia, donde la delegación destacó "el gran esfuerzo realizado por el país" para ponerse al día con el sistema multilateral de protección de los derechos humanos.

En ese sentido, dijo que el texto reflejó el firme compromiso de la nación suramericana con el sistema, a lo cual se suma el haber ratificado "todos los tratados fundamentales de protección de derechos humanos y sus protocolos facultativos".

La Cancillería señaló que Uruguay también colabora con todos los órganos del sistema y mantiene una invitación abierta en el sistema internacional e interamericano, "para que los relatores, expertos y demás procedimientos especiales visiten nuestro país".

Explicó que durante la reunión se realizó un detallado informe oral sobre los avances legislativos, normativos e institucionales registrados, con destaque en particular en las áreas de violencia de género y el combate a la trata de personas.

Asimismo, apuntó, en el acceso a la justicia, la cuestión de los estereotipos sexistas y las prácticas nocivas, la participación política e institucional de las mujeres, así como las cuestiones relativas al trabajo, salud, educación, y las necesidades específicas de las féminas en situación de vulnerabilidad.

Con énfasis, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores, en las mujeres afrodescendientes, del campo, con discapacidad y las privadas de libertad.

Según la fuente, los miembros de ese Comité de la ONU "valoraron con términos elogiosos los avances alcanzados a nivel nacional", y destacaron algunos de ellos como "pioneros en la región", como el caso de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y la implementación del Sistema Nacional de Cuidados.

Pasado mañana está previsto se presente el informe del Comité del Cedaw, el cual recogerá las observaciones y recomendaciones de los expertos.

Ese órgano vigila el cumplimiento de la Convención Internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, vigente desde el año 1981.

Reflexiones sobre “El tráfico de las mujeres” y el feminismo blanco

Nancy Sabas/ Rebelión
Tras leer el famosísimo trabajo de GayleRubin, “El tráfico de mujeres: Notas sobre la economía política del sexo” no pude evitar hacer algunas observaciones en contraste con las teorías decoloniales propuestas por Maria Lugones, en especial sobre la Colonialidad del género. A continuación haré unos breves señalamientos sobre algunos puntos que llamaron mi atención.
GayleRubin, en su ensayo del tráfico de las mujeres hace un sondeo en distintas civilizaciones buscando encontrar las raíces del patriarcado y la opresión de las mujeres.Desde aquínace el sistema sexo/género que ella propone. Rubin observa esas experiencias bajo los lentes Marxistas, Engelianos, Freudianos y Levi-Straussianos para hacer su análisis. 

De acuerdo a Rubin, el sistema sexo/género es “el conjunto de disposiciones por el que una sociedad transforma la sexualidad biológica en productos de la actividad humana, y en el cual se satisfacen esas necesidades humanas transformadas”.A través del Marxismo se evidencia que el trabajo dómestico de las mujeres funciona como una base desde donde el capital extrae su plusvalía. También son las mujeres quienes reproducen al trabajador y así sostienen al capital. Aunque el Marxismo da muchas luces, GayleRubincontinúa indagando más a profundidad los orígenes del patriarcado en sociedades pre-capitalistas no europeas.Rubin demuestra una inconformidad con la mirada al sexo únicamente es su calidad material como proponía el Marxismo, sino que busca explorar más el producto social de estas relaciones(Engels) y encuentra conexiones entre las formas históricamente y culturalmente diversasen que las mujeres han sido traficadas por sus funciones biológicas reproductoras y arreglos sociales/culturales.Tras un extenso recorrido enla teoría freudiana, Gayle señala al psicoanálisis como cómplice en proveer un mecanismo científico que justifique la normalización de la heterosexualidad y que reafirme el “dimorfismo sexual” construido hasta entonces. Sin embargo, también reconoce valor de las contribuciones de Freud en traer el tema de la sexualidad en tema de debate y como posible instrumento para abrir un dialogo sobre las políticas de la economía basados en la heteronormatividad, la institucionalidad de la familia y la sexualidad de las mujeres. 

Rubin en su ensayo sobre El trafico de Las mujeres, da con la siguiente conclusión:
“Personalmente, pienso que el movimiento feminista tiene que soñar con algo más que la eliminación de la opresión de las mujeres: tiene que soñar con la eliminación de las sexualidades y los papeles sexuales obligatorios. 

El sueño que me parece más atractivo es el de una sociedad andrógina y sin género (aunque no sin sexo) , en que la anatomía sexual no tenga ninguna importancia para lo que uno es, lo que hace y con quién hace el amor.” 

Para empezar mi análisis tras este recorrido a grandes rasgos del trabajo de GayleRubin, me permitiré utilizar la misma sana irreverencia con la que María Lugones comienza su trabajo en “ Subjetividad esclava, colonialidad de género, marginalidad y opresiones múltiples”: No hay despatriarcalización sin descolonización que no sea racista.
 
GayleRubin es incapaz de concebir la opresión de las mujeres desde una concepción que no sea universalizadora sobre el sujeto mujer. El abordaje de Rubin sobre como la liberación sexual es un eje para combatir la opresión de las “mujeres”, es completamente ciego a las dinámicas interseccionales ni a las estructuras coloniales que han determinado la racialización, el sexismo, la negación del ser y la jerarquización y re-organización del mundo. “Necesariamente los indios y negros no podían ser hombres y mujeres, sino seres sin género. En tanto bestias se los concebía como sexualmente dimórficos o ambiguos, sexualmente aberrantes y sin control, capaces de cualquier tarea y sufrimiento, sin saberes, del lado del mal en la dicotomía bien y mal, montados por el diablo. En tanto bestias, se los trató como totalmente accesibles sexualmente por el hombre y sexualmente peligrosos para la mujer. "Mujer" entonces apunta a europeas burguesas, reproductoras de la raza y el capital.”Afirmó Maria Lugones. El sistema sexo/género de Rubin sólo es aplicable a aquellos seres a quienes la colonia no les negó su sexualidad, aún si fuese solo en su forma heterosexuada.
Rubintampoco hace un cuestionamiento acerca de quien se habla cuando se habla de las “mujeres”.En su búsqueda por los orígenesdel patriarcado, asume particularmente eso: que existe tal cosa como un “patriarcado”(Aunque ella se resista a usar ese término) que ha sometidoa todas las mujeres por igual. Este acercamiento no permite evidenciar las diferencias y las alianzas que las mujeres blancas burguesas tranzaron con los hombres blancos para subyugar a aquellxs “otrxs”, ni la colonialidad moderna que aun opera hoy. 

Otra observación sobre el abordaje de Rubin sobre “el génesis del patriarcado” es el rastreo históricoque ella hace. Aunque hace un esfuerzo por nombrar ejemplos de sociedades no Europeas, aún esto no responde al desafío de contrarrestar la linealidad eurocéntrica de la historia de la ¨humanidad” y responde al relato de la modernidad. Esto es a lo que Enrique Dusselllamaria el ¨Paradigma Eurocentrico”. 

Como conclusión, podría decir que el feminismo “blanco” tiene aún muchos abismos epistemológicos centristas y hegemónicos dados particularmente por su posición de privilegio. Estos abismos vienen desde lo que DonnaHaraway nombraría como conocimiento situado. Un feminismo nacido desde la mirada periférica –desde las mujeres afrodescendientes, indígenas, pobres, etc.- producirán conocimiento que no responderá a la misma lógica del “amo” por su condición de sujetos epistémicos privilegiados. 

Bibliografia
· Lugones, María (2008) “Colonialidad y género”. Tábula Rasa, Nº9, Pp 73-101
· Lugones, María (2010) “Hacia un feminismo descolonial”. Hypatia. Vol. 25 Nº4
· Enrique Dussel - Europa, modernidad y eurocentrismo.enriquedussel .com/txt/1993-236a.pdf
· Rubin, Gayle (1998). “El tráfico de mujeres: notas sobre la “economía política” del sexo, en Marysa Navarro y Catharine R. Stimpson (compiladoras) ¿Qué son los estudios de mujeres?, México: Fondo de Cultura Económica, pp.15-74.
· Sandoval, Chela (2004). “Nuevas ciencias. Feminismo cyborg y metodología de los oprimidos” en Otras inapropiables. Traficantes de Sueños. Madrid. Pp. 81-106. Disponible en: http://doctoradosociales.com.ar/wp-content/uploads/otrasinapropiables.pdf.

Argelia Laya maestra, luchadora por los derechos de la mujer y contra la discriminación

Argelia planteó la creación de una organización unitaria de mujeres

Por: Mercedes Aguilar / Correo del Orinoco
Igual que muchas feministas formadas entre los años 60,70 y 80 a Argelia debo mis primeras nociones acerca de los derechos específicos de las mujeres y del feminismo -dice Doris Acevedo, profesora de la Universidad de Carabobo, militante revolucionaria y del Movimiento Nacional de Mujeres.

“Argelia iluminó mis inquietudes a mis diecisiete años y me abrió el camino al conocimiento y las luchas del feminismo en una reunión de ella con las mujeres socialistas en la casa de Blancanieve Portocarrero, donde la escuché por primera vez”.

Lo mismo dicen miles de alumnos que Argelia Laya tuvo desde muy joven en su permanente ejercicio docente, como maestra de escuela primaria, revolucionaria, lideresa política, defensora de los derechos de la mujer y del pueblo y luchadora contra la discriminación.
Esas enseñanzas y sus luchas son su legado histórico y por eso llevan su nombre cátedras universitarias, Centros de Diagnóstico Integral, liceos, escuelas, y diversidad de instituciones de salud.

-En su honor, el Tecnológico de Higuerote lleva su nombre: Universidad Politécnica Territorial de Barlovento “Argelia Laya” (Uptbal); el Instituto Nacional de la Mujer (Inamujer) creó la condecoración oficial Orden Argelia Laya así como otras medallas estadales y municipales, homenajes muy merecidos porque Argelia, en todos sus roles, combatió y enseñó a combatir la discriminación que sufría el pueblo venezolano, y mas específicamente, la mujer y niñas, niños y la juventud.

Citando palabras de la comandanta Jacinta, Acevedo afirma que Argelia Laya tuvo una vida entregada al trabajo incansable por una sociedad más justa: “Yo me he hecho una vida dura y de complicaciones…” decía esa admirable mujer, que hoy estaría cumpliendo 90 años.

QUIEN FUE ARGELIA LAYA

Nació en una hacienda de cacao, ubicada en Rio Chico, estado Miranda, el 10 de julio de 1926.Su padre fue montonero y estuvo varias veces en prisión. Fue coronel de Juan Vicente Gómez y prefecto. Hombre recio “casi nunca estaba en la casa” le decía a la hija que “podía hacer lo que hacía cualquier hombre”, así lo describió en algún momento Argelia” apunta la profesora Acevedo.

Padre y madre le enseñaron a defender la condición de ser mujer y de ser afrodescendiente. “Su madre fue integrante de la “Agrupación Cultural Femenina”. “Dura, exigente, comprensiva, comunicativa” decía de ella Argelia.

Se graduó de maestra, tuvo tres hijos y atendió su familia sin desatender su lucha social y política por los derechos de las mujeres, -explicó.

En una entrevista que le hizo la cineasta Franca Donda, Argelia dijo al respecto: “Sentí que era un deber de madre luchar por una sociedad más justa….Yo andaba con mis muchachos para arriba y para abajo… pero, la mujer no es la única responsable de los hijos”.

SU LUCHA

Cuenta Doris Acevedo que en su juventud, Argelia militó en Acción Democrática, luego en el Partido Comunista de Venezuela. Fue dirigente de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). Estuvo en la guerrilla venezolana, bajo el nombre de “Comandanta Jacinta”. Fue miembra del Comité Central del PCV hasta 1970.

También fue cofundadora del Movimiento al Socialismo (MAS) y varias veces diputada. En 1972 participa en la creación de la organización autónoma Mujeres Socialistas y en 1983 en la formación del Frente Feminista del MAS.

Según documentos de la época, Argelia planteó la creación de una organización unitaria de mujeres y en 1985 Gioconda Espina, por el Grupo Feminista Miércoles; Helena Salcedo, por las periodistas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa; Lisbeth Guevara, por la Federación Venezolana de Abogadas y María León por el sector femenino de la Central Unitaria de Trabajadores fundan la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales de Mujeres (Congm), a propósito de la participación de Venezuela en la Tercera Conferencia Mundial de Mujeres, celebrada en Nairobi (1985).

Señala Acevedo que la Congm tuvo un importante liderazgo en la movilización de mujeres, que se abocaron al análisis de la situación de la mujer y a la elaboración de políticas públicas para la defensa de sus derechos.

“Producto del liderazgo que asumió, Argelia participó en la elaboración de políticas públicas a favor de los derechos de las mujeres y la igualdad de género, destacando su trabajo en la formulación del Plan Nacional “Educando para La Igualdad”. Fue integrante de la Comisión de Cooperación con la Comisión Interamericana de Mujeres de la OEA, Capítulo Venezuela y asesora del Instituto de Estudios Transculturales de la Mujer Negra”.

Participó en el Programa de Salud Integral de la Mujer desde la Perspectiva de Género del antiguo Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, ahora Ministerio del Poder Popular para la Salud y en la reforma del Título VI de la anterior Ley del Trabajo, contentivo de los derechos de la trabajadora.
T/Mercedes Aguilar
I/Lira

ONU Mujeres reconoce logros de Cuba en materia de igualdad de género


Prensa Latina
La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, reconoció hoy en esta capital los avances de Cuba en materia de igualdad de género y empoderamiento femenino.

Mlambo-Ngcuka, quien viajó a la isla para asistir a los diálogos de paz mantenidos por las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo y el Gobierno de Juan Manuel Santos, fue recibida en La Habana por el vicepresidente del Consejo de Estado cubano Salvador Valdés.

Además de realzar los logros de la mayor de las Antillas, durante el encuentro se constataron las excelentes relaciones entre ONU Mujeres y Cuba y se ratificó el interés mutuo en estrechar los vínculos.

En la reunión también estuvieron presentes la directora regional para las Américas y el Caribe del citado organismo internacional, Luiza Carvalho, y el viceministro cubano de Relaciones Exteriores Abelardo Moreno.

Mlambo-Ngcuka participará mañana en el acto oficial conclusivo del trabajo de la subcomisión de género de los diálogos de paz para Colombia, de acuerdo con el sitio web de la cancillería de la isla.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres cumplirá en este país un programa que incluye reuniones con altos funcionarios del Estado y Gobierno cubanos, añade la página.

Gobierno y FARC anuncian la política de género que marcará el posconflicto

FUENTE: http://www.semana.com 
Se acordó, entre otras cosas, que los delitos en los que las mujeres se han visto afectadas como el acceso carnal violento, el desplazamiento forzado y el reclutamiento de menores "no serán amnistiables". 

Empiezan a encajar los cabos sueltos que había dejado la negociación de paz entre el Gobierno y las FARC. La ‘Subcomisión de Género‘, que venía trabajando desde el 2014, entregó este domingo el acuerdo que creará las condiciones para que mujeres y personas con identidad sexual diversa accedan con las mismas oportunidades a los beneficios de vivir en un país sin conflicto.

"Se trata de establecer medidas para garantizar que se superen las brechas sociales tradicionales que han marcado a la sociedad colombiana como desigual y estigmatizante", manifestó la negociadora del Gobierno, María Paulina Riveros.

El anuncio que hicieron este domingo los negociadores es transversal a los cuatro puntos que ya se han acordado en La Habana: Reforma rural integral, Participación política, solución al problema de las drogas ilícitas y víctimas.

Se acordó, entre otras cosas, que los delitos en los que las mujeres se han visto afectadas como el acceso carnal violento, el desplazamiento forzado y el reclutamiento de menores, "no serán amnistiables". Dentro del punto de víctimas, cuarto de la agenda, también se pactó la creación de un grupo de trabajo que en el marco de la Comisión de la verdad que evidencie las diferentes formas en las que el conflicto las afectó.

"La mujer ha sido el vórtice en el que se ha concentrado con mayor intensidad el dolor, pero también en ellas reposa la esperanza de reconciliación y una mirada esperanzada sobre el futuro de Colombia", reiteró durante su intervención el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle.

Acceso y formalización de la propiedad rural en igualdad de condiciones; garantía de los derechos económicos, sociales y culturales; promoción de la participación de las mujeres en espacios de representación; medidas de prevención y protección; acceso a la verdad, a la justicia y a las garantías de no repetición; reconocimiento público, no estigmatización y difusión de su labor como sujetas políticas; gestión institucional para el fortalecimiento de las organizaciones de mujeres y movimientos LGTBI, son los ocho ejes temáticos que fueron incluidos en el acuerdo que anunció la subcomisión. 

En ese sentido, se dijo que debido a que las mujeres desempeñan un papel fundamental en la economía, pero no están en igualdad de condiciones que los hombres, tendrán acceso especial al fondo de tierras, al subsidio y al crédito especial para la compra de tierras.
Para ese primer punto, también se contempla asesoría legal y formación especial sobre sus derechos y el acceso a la justicia. Así como becas con créditos condonables e incremento progresivo de los cupos técnicos, tecnológicos y universitarios en las zonas rurales.

En el acuerdo de participación política, no sólo se pactó una campaña de cedulación masiva en zonas marginadas y zonas rurales, sino que también se delineó cómo será la protección especializada, individual, colectiva e integral para quienes sean elegidas en cargos públicos, y para las defensoras de derechos humanos y lideresas sociales.

Finalmente, frente al acuerdo de drogas, se incorporará a las mujeres en los procesos de concertación en la sustitución voluntaria, "reconociendo su rol en los procesos de desarrollo rural". Además se tendrá en cuenta un enfoque diferencial para que las acciones que se implementen en materia de consumo respondan a realidades de quienes consumen. 

Aunque el capítulo no termina de cerrarse, se selló el enfoque de género que se incluirá en cuatro de los seis puntos de la agenda. Según informaron las partes, la subcomisión de género seguirá trabajando para que en los acuerdos a los que se llegue se garantice la inclusión y el ejercicio de los derechos en igualdad de condiciones para toda la sociedad y específicamente para las mujeres y la población LGBTI.

"El reto de Subcomisión de Género está en la implementación de acuerdos y en la construcción de la paz duradera. La tarea apenas comienza", puntualizó Victoria Sandino, negociadora de las FARC.

COLOMBIA: “Las Farc crearán un nuevo feminismo”

FUENTE: http://www.semana.com
Victoria Sandino es quien ha liderado la subcomisión de género por parte de las FARC. Le contó a Semana.com el largo y accidentado camino para que los acuerdos llegaran a tener un enfoque igualitario para las mujeres.

Si no fuera comandante guerrillera, Victoria Sandino sería periodista. Antes de tomar las armas, Sandino se graduó como reportera y alcanzó en una ocasión incluso a entrevistar a Humberto de la Calle, en rueda de prensa, cuando este era candidato a vicepresidente. Cursó además un posgrado en educación audiovisual. Muy joven tuvo que salir de Córdoba, departamento en el que nació, porque el exterminio de la Unión Patriótica estaba al rojo vivo. La violencia política la empujó a incorporarse a las filas de la guerrilla rural. “Entré por decisión política” dice.  De eso hace más de 20 años.
Victoria adquirió mando desde 1999, y llegó al Cañón de Las Hermosas en 2003. Es parte de la dirección del Bloque Central y estuvo en la guardia de Alfonso Cano por nueve años, y por su formación universitaria estuvo activamente en la creación del Movimiento Bolivariano, como partido clandestino de las FARC.

Hace cuatro años la tomó por sorpresa el llamado que le hicieron para hacer parte de la delegación negociadora de las FARC en La Habana. Obedeció con el corazón arrugado, pues sentía que en el territorio en el que estaba había mucho por hacer, luego de la muerte de Cano. Sin embargo, viajó y se convirtió en la única mujer de esta guerrilla que es plenipotenciaria en la Mesa. Del lado del Gobierno hay dos: María Paulina Riveros, y la canciller María Ángela Holguín.

Cuba ha significado para Sandino, tanto como  para las mujeres que hacen parte de la delegación (el 40 % de ella) un encuentro con un mundo nuevo: el feminismo, y los temas de género, aunque estos no les eran totalmente ajenos. Ya dentro de las propias FARC habían dado sus “peleas” por las mujeres. “Desde Marquetalia hubo mujeres en la guerrilla que entraban y salían porque eran las esposas de los combatientes. En la Cuarta Conferencia, se dice que las guerrilleras se quedan en las filas con los mismos derechos que los hombres. Pero eso tarda en asimilarse. Es en la Octava Conferencia, en 1993, que esto se reglamenta y se menciona que la mujer tiene los mismos deberes y derechos que los hombres” dice.

Esto en la práctica quiere decir que las mujeres dentro de la guerrilla podían llegar a cargos de dirección. Sin embargo, esto no resultó tan fácil por la carga cultural machista. “Si una guerrillera se enamoraba, ella dejaba de pensar en su desarrollo político para irse con el hombre. Porque es la formación de los campesinos y campesinas. La gente entiende que la mujer depende del hombre.  Esa fue la excusa que tuvieron muchas direcciones para no promocionar la mujer”.

Reconoce que a muchas guerrilleras les ha tocado ser muy fuertes para ganarse el “respetico”. “Las campesinas en general son muy fuertes. Se equiparan con los hombres en la fuerza. Pero las guerrilleras somos vanidosas. Yo quiero ser vanidosa así tenga 87 años” dice. Y cumple. Sandino se ha hecho reconocer por un estilo propio. Usa vestidos de corte étnico y turbantes de colores que le imprimen un sello único en la delegación.

Tanto para Victoria como para el resto de mujeres de las FARC que están en La Habana, en la guerrilla hay relativa igualdad porque todos tienen que ir al combate de la misma manera. Aun así “las mujeres no se han preparado para el poder.  Los hombres mandan de manera natural, pero en cambio para las mujeres no… en ese proceso estábamos antes de llegar acá”.

Choque inicial
Sin embargo el aterrizaje en Cuba fue más duro de lo que esperaba. “Lo que más nos confrontó fue la manera como nos trataron los medios. Como si no fuéramos sujetos políticos”.  Con la sensibilidad herida empezaron a hacer un debate colectivo sobre su papel en la paz. De hecho, había decenas de cuestionamientos a la baja representación de las mujeres en la Mesa, pues por parte de las FARC, Victoria es la única plenipotenciaria, y por parte del gobierno solo hay dos: María Paulina Riveros y la canciller María Ángela Holguín.  

También sentían que había un divorcio entre lo que se hablaba en La Habana y lo que las mujeres estaban planteando en Colombia. Fue entonces cuando se hicieron las primeras audiencias con el movimiento de mujeres, también con las víctimas, y la Mesa entendió que había que crear una subcomisión que hiciera unas recomendaciones en materia de género. “En ella se empezaron a tender los puentes con el movimiento de mujeres” dice.

La idea de la subcomisión era que el enfoque de la igualdad en la diferencia atravesara de manera transversal todo lo pactado. Como la subcomisión se creó apenas hace dos años, hubo que revisar los acuerdos ya redactados, y empezar a incorporar este nuevo enfoque en los que venían hacia adelante.  No resultó fácil. En realidad, durante un año se avanzó poco, en los últimos nueve meses se logró el grueso del acuerdo. “No se trataba solo del lenguaje, de poner los y las en todos los documentos, sino de una verdadera paridad.  La mujer debe ser impactada por los acuerdos”.

En algunos aspectos, el enfoque de género puede llegar a ser revolucionario. Por ejemplo, en materia de tierras, se establece que las mujeres, independiente del estado civil tendrá igualdad para la titulación de las tierras. La realidad es que hoy en Colombia, por uso y costumbre, el titular de las tierras sigue siendo el hombre. También se hace énfasis en procesos de salud sexual y reproductiva para el caso de los programas de desarrollo rural.

En cuanto a participación política se destaca que las mujeres juegan un papel protagónico en la organización comunitaria de base y esto debería reflejarse en la representación política que obtendrán las regiones golpeadas por la guerra. Por supuesto en el tema de víctimas el enfoque de género se vuelve crucial, especialmente para encontrar la verdad, entre otros, sobre  los crímenes sexuales cometidos en el conflicto. “Garantizar que esto se cumplan también dependerá de la disposición de las mujeres para exigir esa participación”.

Dos puntos muy importantes para las mujeres serán la implementación y la reintegración. Respecto al  primero, la experiencia internacional demuestra que las mujeres son claves en la construcción de paz, y que su protagonismo se dispara en el posconflicto, pero no automáticamente. Se necesitan espacios y políticas que incentiven dicha participación. Sobre el segundo, Victoria dice que una de las experiencias más duras que vivieron en la subcomisión de género fue el encuentro con excombatientes tanto de El Salvador, Guatemala, Irlanda, y otros países, como con las que estuvieron en procesos anteriores en Colombia. “Expresaron mucho dolor. Habían sido muy estigmatizadas, tenían el rechazo de la familia, de sus hijos e hijas. Esto fue un campanazo de alerta para nosotros, que ya veníamos trabajando en el asunto de la reintegración. Hemos tenido mucho debate al respecto” dice.

Hoy, cuando se entrega el resultado de todo este trabajo, Sandino dice “estoy muy contenta y satisfecha”. A su juicio, más que un documento, la subcomisión les ha dejado un proceso de aprendizaje que les ha permitido sentar las bases para construir una teoría feminista. “En las FARC hay un compromiso real con las mujeres” dice. Y reconoce que hacia atrás, no ha sido fácil. Muchas veces el trabajo de ellas ha sido incomprendido por sectores de la organización a quienes el feminismo les suena aun como una teoría extraña. Pero hacia adelante sabe que el reto es aún mayor, y que no estarán solas. Que las mujeres han sufrido la guerra más que nadie, como combatientes o víctimas, y que se ocuparán de que lo que hoy se da a conocer en La Habana no se quede en el papel.

Miles de mujeres dan el pecho en público en Argentina en protesta por una actuación policial

 Fuente: El Pais / Por:
 Los más de 5.000 kilómetros que Argentina tiene de Norte a Sur registran temperaturas de un dígito. Sin embargo, eso no ha impedido que en la jornada del sábado 23 de julio miles de mujeres se desnudasen al mismo tiempo y dejasen sus pechos al aire. Las argentinas vuelven a solidarizarse con una causa que afecta al continente entero, organizando una teteada masiva en apoyo a la lactancia materna en público. La iniciativa, también llamada Pique-Tetazo, se realizó de forma simultánea en 32 puntos del país, entre ellos, el Obelisco, el Monumento a la Bandera en Rosario y la Plaza de San Isidro, donde empezó todo.

Días atrás, Constanza Santos alimentaba a su bebé apoyada en el mástil de esa plazoleta cuando llegaron dos mujeres, oficiales de la policía local. Le dijeron que estaba prohibido lo que estaba haciendo y hasta amenazaron con llevarla a la comisaría 1ª por resistencia a la autoridad, según recoge el periódico El Argentino Zona Norte.

La mujer de 22 años se sintió muy afectada por la situación en un momento que hasta ahí era de plena tranquilidad. "Veo a varios policías mirándome y cuando vuelvo a levantar la vista, venían dos de ellas. Se me vienen al humo y una me pide el documento mío y el del bebé. La otra me dice que estaba prohibido amamantar en lugares públicos. Le pregunté si me estaba cargando y cuál era esa ley y una me agarró del brazo para que me levantara y me fuera. Me tuve que ir con el gordo llorando", relató la joven, quien preguntó la identidad de las policías antes de retirarse, aunque sin éxito.

 Constanza quiso hacer la denuncia pero no se la tomaron, entonces, fue el turno de las redes sociales. Allí sí encontró el eco que su voz (y la de tantas mujeres) necesitaba. "Fui a todos lados con la iniciativa de que conste: fiscalías, comisarías, juzgado, comisaría de la mujer. Si no me toman la denuncia, no me van a dar las cámaras (del Municipio) ni voy a saber quiénes eran los policías que estaban ese día en la plaza, va a quedar todo en la nada. Por eso tenemos que hacer que la gente no se olvide", pidió Constanza. Y vaya si lo logró. Figuras públicas como la ilustradora Maitena respaldaron la convocatoria desde sus perfiles en redes y dos presentadoras de televisión amamantaron a sus bebés en directo durante sus respectivos programas.

Tras la repercusión alcanzada también llegaron las respuestas institucionales. La de la Fundación Lactancia y Maternidad (Fundalam), fue una de ellas. Emitió un comunicado para "aclarar que no existe legislación alguna ni nacional, provincial o municipal que prohíba amamantar en la vía pública. Por el contrario, en los últimos años todas las legislaciones tienen por objeto promover, proteger y apoyar la lactancia materna".

Constanza también se encontró con la empatía de otras mujeres anónimas como María De Velasco, una mujer que no conocía a Coni, pero se enteró de lo acontecido y puso manos a la obra. "La idea me surgió de la nada. Me dio bronca lo que pasó y soy muy impulsiva y dije ‘hagamos una tetada’. Varias veces leí que han hecho convocatorias parecidas y me pareció correcto hacer lo mismo. Para defender el derecho de todas las mamás y bebés", contó.

Gracias a Coni y a María, la convocatoria por redes sociales creció de manera exponencial. Utilizando los hashtagas #Piquetetazo y #TeteadaMasiva miles de mujeres se han reunido para protagonizar el topless más popular de la historia. Las numerosas quejas también han logrado que a las dos oficiales que repudiaron el instintivo acto de la joven madre les fuera abierto un sumario administrativo que puede desencadenar en sanciones. Y todo porque a las mujeres argentinas se les ha ocurrido sacar el pecho ante las injusticias.

Feministas Dominicanas: prohibir aborto es condenar a las mujeres pobres

 La Colectiva Mujer y Salud, el Instituto de Género y Familia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y el Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer (Ce-Mujer) reaccionaron indignadas con que se castigue el aborto absoluto, como decidió el pasado martes la Cámara de Diputados, y alertó que se incentivan los abortos clandestinos.

Adelantaron que la nueva ley penal constituye una condena en contra de las mujeres más pobres, las desprotegidas y de las jóvenes. Cinthya Amanecer Velasco, Sergia Galván, Virtudes de la Rosa y Graciela de la Cruz, rechazaron el informe del Código Penal que elimina el artículo que disponía elaborar una Ley que permitiera el aborto terapéutico y demandaron del presidente Danilo Medina observar la ley por causa del aborto, tal y como lo hizo en el 2014.

Las agrupaciones feministas anunciaron el inicio de una jornada de lucha y de protesta a partir de este vienes 22, para oponerse a la aprobación que hizo la Cámara de Diputados el pasado martes, del proyecto de Ley que crea el Nuevo Código Penal de la República Dominicana, el cual castiga con cuatro hasta 10 años de prisión al que provoque un aborto.

El código aumenta la pena máxima por este crimen de 30 a 40 años.
Las feministas repudian la ley que tuvo el apoyo de 132 diputados y que elimina el artículo 110 del anterior Código Penal, relativo al aborto terapéutico.

Reacciones de las activistas por los derechos de las mujeres. Velasco, directora ejecutiva de Colectiva Mujer y Salud, dice que la actuación de los diputados es un acto de profunda irresponsabilidad. “Es de muy poco valor haber sacado las causales por las que se despenalizaba el aborto en el Código Penal, porque no puede haber justicia si no hay justicia para las mujeres”.

La activista de origen mexicano expresó que penalizar el aborto es condenar a las pobres y jóvenes.
Dijo que confiaban en que la Cámara de Diputados cumpliera con su deber histórico. “Nos indigna, también, que no se respetara la observación presidencial emitida en el 2014 en este mismo sentido”.
Pidió que den la cara ante todas las instancias internacionales de la Organización de las Naciones Unidades quienes dijeron que el aborto estaba despenalizado, como una garantía de avance del derecho de las mujeres.

Velasco y las entidades consultadas por esta redactora coincidieron en demandar del presidente de la República, Danilo Medina, que vuelva a observar el informe del nuevo Código Penal para que se despenalice el aborto.

De su lado, De la Cruz, de Ce-Mujer, dijo que están impactadas con la decisión de los legisladores.
De la Cruz, del Instituto de la Familia, planteó que lo que acaba de suceder con el tema de la aborto es una barbaridad, después de más de una década de discusión del Código Penal para hacer valer los derechos reproductivos de las mujeres.

Advirtió que las mujeres con dinero seguirán pagando el aborto o saliendo del país a realizarse esta práctica. Galván, exdirectora ejecutiva de la Colectiva y ahora miembro, calificó la medida de los diputados de duro golpe para los derechos de las mujeres y retroceso para la garantía de la salud y la vida de las mujeres. “Es un acto de violencia institucionalizada obligar a una mujer violada a continuar con el embarazo. Pero mucho más tortura es obligar a una mujer a llevar a término un embarazo que es incompatible con la vida”.

Mujeres colombianas: víctimas, combatientes y constructoras de paz

 El acuerdo de compromiso de género firmado en La Habana garantizará la equidad de género, así como la participación de la mujeres y la comunidad LGBTI en la política.
Más del 50 por ciento de las víctimas del conflicto entre el Gobierno de Colombia y los grupos insurgentes de ese país son mujeres, es decir, de los 6,2 millones de víctimas reconocidas 3,9 millones son féminas.
Pero las cifras pueden ser más alarmantes, debido a que del total de las mujeres víctimas solo 10 por ciento han sido reparadas.
Entretanto, a lo largo del conflicto se ha evidencia que las mujeres tienen más posibilidades de ser sobrevivientes de la guerra con un 87 por ciento, frente al 13 por ciento, según el documento  Iniciativas de las Mujeres por la Paz (2007), y a Medicina Legal de este país.
Este silencio e invisibilización de las violencias contra las mujeres en la vida cotidiana, se exacerba en el marco de la guerra e intensifica la violación de los derechos humanos.

La violencia contra ellas

“En municipios del país con crisis humanitaria por conflicto armado o desastres naturales, la mortalidad materna es 7,6 veces más alta y la tasa de fecundidad de niñas de 10 a 14 años es el doble que en los municipios no afectados”, indica el informe “Refugio en la tormenta, una agenda transformadora para las mujeres y las niñas en un mundo proclive a las crisis” presentado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) en 2015.
La violencia contra las mujeres en este país durante el conflicto es influida por el patriarcado como sistema de dominación que aún se mantiene en muchos países.
Otro factor que influye en los actos que violan los derechos humanos de las féminas en este país tienen que ver con el militarismo, que refuerza comportamientos agresivos y el desprecio hacia las mujeres.
Esta discriminación se extiende también muchas veces hacia las instituciones colombianas, que dejan a las mujeres maltratadas y víctimas sin posibilidad de denunciar y sin reparación, las privan de su derecho a la seguridad, a decidir por su propia sexualidad.
El dato: La Unidad para las Víctimas de ese país ha clasificado 11 crímenes diferentes que se han cometido contra las mujeres. Los delitos más frecuentes asociados al conflicto son los desplazamiento forzado, homicidio, mutilaciones por minas, secuestro, tortura, reclutamiento de menores, despojo de tierras, agresión sexual, amenazas y atentados, desaparición forzada y robo de bienes.
 
 Testimonios de la violencia contra la mujer 

Ellos no podían ver que las jóvenes estaban solas e iban hasta las casas o ranchos y se metían como fuera a buscarlas a la fuerza. Yo estaba joven y sola… Belén de Guajirá, Antioquia, 1992.
Nosotros como afros, en nuestra comunidad hemos sido discriminados y por el solo hecho de ser negras y mujeres todo nos sale mal... Quibdó, Chocó, 2001.
En nuestro medio por ser mujer y ser afro, todo se nos dificulta... Quibdó, Chocó, 2001 
Usted sabe, como mujer y como afro las cosas se nos han hecho muy difíciles...  Neguá, Chocó, 1995 
Las mujeres indígenas han sido uno de los grupos más golpeados por la violencia. Nosotros como indígenas decimos, resistimiento, la resistencia. Como personas campesinas, como mujeres que nos ha tocado todas estas cosas que hemos tenido que soportar esto... Santander de Quilichao, Cauca, 2001.

De las violaciones como arma

La violencia sexual constituye uno de los delitos cometidos en el marco del conflicto y del cual unas 500 mil mujeres y niñas aproximadamente han sido víctimas, según advierte un estudio de Oxfam y la Casa de la Mujer de Colombia.
Según el estudio de estas organizaciones, entre el 2001 y el 2009, menos del 18 por ciento de las mujeres han denunciado ser víctimas de la violencia sexual. Del total de los casos, solo dos de cien podría tener una sentencia, lo que representa un nivel de impunidad de más del 98 por ciento.
El ambiente bélico en la nación ha contribuido con la socialización de antivalores como las prácticas abusivas, vejatorias y violentas contra las féminas, lo que revela otro dato importante y es que los agresores no reconocen o consideran la violencia sexual como un crimen.
Entretanto, la Corte Constitucional de  Colombia ha reconocido que la violencia sexual contra la mujer en el país “es una práctica habitual, extendida, sistemática e invisible en el contexto del conflicto armado colombiano”.
El dato: Entre los delitos sexuales más frecuentes en el país están la violación y la explotación sexual.
 
Roles de las mujeres en el conflicto

Las mujeres colombianas han sido llevadas a asumir nuevos roles debido al conflicto. Así podemos ver no solo mujeres víctimas de la guerra en este país sino participantes activas del conflicto, como miembros de los grupos insurgentes, combatientes, políticas, defensoras de los derechos humanos, luchadoras sociales y constructoras de paz.
En el curso del conflicto pueden asumir más de uno de estos roles de forma simultánea.

Negociadoras y constructoras de la paz ​
La Ruta Pacífica y la Organización Femenina Popular (OFP) son las organizaciones más emblemáticas que agrupan a mujeres   víctimas y desplazadas, campesinas, religiosas, Organizaciones No Gubernamentales, organizaciones comunitarias, cooperativas, ambientalistas, de ahorro, de adultos mayores o municipales o departamentales, entre otras, que buscan contribuir en el proceso de paz y reparación.
Las mujeres exigen inicialmente la desestructuración del patriarcado como garantía para la paz.
Hay grandes diferencias entre lo que piden los hombres y las mujeres como forma de reparación. Las víctimas masculinas reclaman al Estado dinero por las cosechas perdidas, que les devuelvan sus tierras o que les otorguen créditos agrícolas, mientras que  las mujeres exigen educación para sus hijos, acceso al sistema de salud, que no haya impunidad para los culpables, solución pacífica de los conflictos y vivir sin miedo.

Mujeres en la guerrilla
Otro de los roles asumidos por las mujeres colombianas es su incorporación a las filas de los grupos guerrilleros, en los que son protagonistas activas como combatientes e frente idológicos.
Para el 2013, las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) estaban conformadas en un 35 por ciento o 40 por ciento por mujeres.
Las razones que las llevan a formar parte de estos grupos difieren, pero cn el paso de los años el número de miembros mujeres aumenta. En la actualidad 40 de ellas tienen un papel importante en los diálogos de paz en La Habana, como parte de la delegación de las FARC. Entre ellas figuran Camila Cienfuegos, Viviana Hernández, Victoria Sandino, Yadira Suárez, Alexandra Nariño, Milena Reyes y Maritza Sánchez.
 
 Testimonios de mujeres en las filas de grupos insurgentes

Es porque estoy convencida de lo que hacemos y por lo que estamos luchando. El camino que elegí fue el mejor. Aquí además la mujer tiene su libertad y no se prohibe ser femenina según su gusto… Marón, 2003.
El propio arte como guerrillera lo inicié a los 15 años, pero antes me enseñaron a leer y escribir. Esto es una universidad, uno no puede ser un profesional pero tiene una parte práctica superior a un universitario. Acá todos los días se estudia. A los seis meses ya sabía leer… Marón,2003.
Somos combatientes, y como combatientes tenemos las mismas armas, cargamos fusiles o incluso ametralladoras, ametralladoras de comando o tipo comando... Victoria Sandino.
Las FARC también tienen rostro de mujer, que las mujeres estamos allí, luchando [...] y tenemos muchas cosas que decir, muchas cosas que transmitir que no se han dicho hasta ahora... Yira Castro. 

sábado, julio 09, 2016

COMUNICADO DE ALERTA A LOS PUEBLOS DEL SUR, ANTE PRETENSIONES GOLPISTAS CONTRA VENEZUELA EN EL MERCADO COMÚN DEL SUR

Hoy, desde la República Bolivariana de Venezuela, que resiste los ataques más terribles de desestabilización económica, y los constantes intentos de intervención política, institucional y militar, hacemos un llamado a la solidaridad y atención de los pueblos del Sur, a los movimientos sociales, a organizaciones políticas de izquierda, antiimperialistas y anticapitalistas; ante una nueva acometida de la derecha internacional que pretende negar a Venezuela el legítimo derecho de asumir la Presidencia Pro Témpore del Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

El pueblo venezolano denuncia las intenciones de marginar a nuestra nación de asumir el mandato del MERCOSUR. Se pretenden imponer los intereses mezquinos de algunos gobiernos antipopulares, neoliberales, y antidemocráticos de la región, que procuran políticas entreguistas de las riquezas suramericanas, y que desean devolver esta tierra a las manos imperiales. Es de conocimiento público, la conspiración de los gobiernos de Brasil, Argentina y Paraguay, contra la posibilidad de ascenso de Venezuela a la Presidencia Pro Témpore del Mercosur; lo que atentaría, a su vez, contra el natural y legítimo funcionamiento de esta instancia regional.

Es entonces necesario, la movilización y el posicionamiento de los pueblos suramericanos, en solidaridad y exigencia de respeto al derecho de la nación venezolana a presidir este espacio de integración, que tanto ha respetado, y al que nuestro pueblo está siempre dispuesto a contribuir en su crecimiento.

¡Alzamos las banderas del trabajo, de la solidaridad, y de la esperanza, prestas y prestos a avanzar hacia mejores amaneceres para la región!
¡NO PUDIERON CON CHÁVEZ, NO PODRÁN CON NOSOTRAS Y NOSOTROS JAMÁS!
¡SOMOS UN PUEBLO DE PAZ!

Colectivo Género con Clase

Género con Clase Impreso