sábado, diciembre 25, 2010

Respaldo a la Ley Integral contra la Violencia de Género

Gloria López
AmecoPress. La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, se reunió el martes con los responsables de las distintas instituciones que luchan en España contra la violencia de género para estudiar nuevas medidas que ayuden a combatir esta lacra. Teniendo en cuenta las estadísticas que manejan distintas instituciones, entre 72 y 76 mujeres han muerto en el 2010 a causa de la violencia machista. Uno de los ejes de las reflexiones que esta cifra, superior a la del 2009, suscita, es la Ley Integral contra la Violencia de Género y, en concreto, su aplicación.

Tras la reunión con las personas representantes de las principales instituciones que trabajan en la lucha contra la violencia de género, Pajín afirmó que una de las conclusiones del encuentro es que la Ley Integral contra la Violencia de Género es "un gran instrumento" contra el maltrato, ya que está protegiendo a cientos de miles de mujeres y que, "por primera vez en mucho tiempo, hay miles de hombres que están pagando su pena por maltratar a sus mujeres en la cárcel".

Medidas de protección y prevención

La ministra indicó que esta normativa no es "estática" y por tanto, entiende que hay que seguir mejorándola y perfeccionándola. En este sentido, considera "útil" estimular algunas de las medidas de protección, tales como las pulseras. Para ello, explicó que ha hablado con el CGPJ para analizar cómo se puede trabajar en los próximos meses para estimular que este instrumento de protección sea aplicado "de forma más generaliza, o incluso por parte de los jueces".

El comportamiento del poder judicial, de las personas profesionales de la abogacía, la psicología, la salud y la educación es esencial en la implementación de la Ley Integral. Sin embargo, muchas organizaciones vienen denunciando la falta de formación específica de las personas profesionales que se encargan de la aplicación de medidas.

Son ellas las que, por ejemplo, pueden detectar indicadores de maltrato o valorar el riesgo de las mujeres que denuncian y las dificultades que enfrentan para hacerlo, para poder dictaminar la orden de protección.

Todo esto se ha puesto especialmente de manifiesto ante el asesinato ocurrido recientemente en Pastrana, en el que la víctima, una joven de 24 años, había denunciado a su pareja por amenazas. El caso fue sobreseído, el acusado fue absuelto y a continuación mató a la joven.

Pajín también resaltó el empleo de estudios criminológicos en los casos por violencia de género, un anuncio del Consejo de Ministros pasado que "pasó desapercibido", pese a que es una reivindicación por parte de casi todas las formaciones parlamentarias en la Comisión de Igualdad de la pasada semana.

Además, está previsto avanzar y mejorar los protocolos de la asistencia sanitaria, una medida solicitada desde hace tiempo por profesionales y asociaciones y que está orientada a la detección precoz de la violencia de género.


Reuniones periódicas


Leire Pajín manifestó su intención de promover el intercambio y el estudio para analizar “caso por caso” las muertes registradas por violencia de género y profundizar en las particularidades de cada una de las víctimas. Además, ha resaltado la necesidad de actuar conjuntamente.

Para todo ello, la ministra tiene la intención de reunirse periódicamente con un grupo de trabajo, del que forma parte Bibiana Aído, además de encontrarse con las portavoces parlamentarias de la Comisión de Igualdad del Congreso y las asociaciones de mujeres para trasladarles las conclusiones de esta reunión de grupo y para conocer su opinión.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso