viernes, junio 07, 2013

Piden mujeres Nobel impedir impunidad en Guatemala


Cerigua Cinco mujeres galardonadas con el Premio Nobel de la Paz hicieron un llamado al gobierno de Guatemala, para que respete los derechos de las y los sobrevivientes de las atrocidades cometidas durante la dictadura militar de Efraín Ríos Montt.

En conferencia de prensa en Irlanda del Norte, la Iniciativa de las Mujeres Premio Nobel emitió una declaración sobre el juicio que se lleva a cabo en Guatemala contra el ex militar por delitos contra la humanidad y genocidio.

El genocidio cometido contra los pueblos indígenas de Guatemala durante las dictaduras militares no debe olvidarse o negarse, señaló Jody William, activista estadounidense y ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1997.

Ríos Montt gobernó Guatemala durante 17 meses, entre marzo de 1982 y agosto de 1983. De acuerdo con la Comisión de Esclarecimiento Histórico de Naciones Unidas, más del 80 por ciento de las víctimas de violaciones cometidas durante el conflicto armado interno de Guatemala pertenecieron a la población indígena maya.

Leymah Gbowee, de Liberia, quien recibió el Nobel en 2011, dijo que después de la brutalidad de estas graves violaciones y la cobardía de negar su importancia durante décadas, Guatemala tiene la oportunidad y la obligación de reconocer su pasado doloroso.

La guatemalteca Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, señaló que “30 años después, los indígenas víctimas de los crímenes más terribles relataron sus experiencias ante un tribunal de justicia”, y agregó que “Guatemala no debe victimizar de nuevo a estas comunidades”.

Esta semana se informó que el Tribunal Primero B de Mayor Riesgo llevará el juicio por genocidio contra los generales José Efraín Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez, por decisión de la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo y Extinción de Dominio.

El pasado 10 de mayo el Tribunal A de Mayor Riesgo dictó una sentencia condenatoria de 80 años de prisión contra Ríos Montt, a quien declaró culpable por genocidio y delitos de lesa humanidad. Rodríguez Sánchez fue absuelto y dejado en libertad inmediata.

Diez días después la Corte de Constitucionalidad dio trámite a un amparo a favor de Ríos Montt que en consecuencia anuló el fallo y la etapa procesal de conclusiones, sin embargo, tanto la defensa del ex dictador como los abogados querellantes coinciden en que el juicio debe reiniciar desde el primer día.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso