jueves, noviembre 17, 2011

Hablan las mujeres de la Resistencia hondureña: “Ya no nos quedemos en la cocina con las cacerolas ni nos vayamos a Estados Unidos”

Por: Ingrid Storgen / Argen Press Las Mujeres en Resistencia de Ocotepeque se organizan en el MFNRP. “El cambio de nuestra patria depende de la unión coordinada entre nosotras y ellos”.

Luego del golpe de Estado de 2009, Honduras se vio sacudida por muchas situaciones, algunas lamentables, otras capaces de abrir una puertita a la esperanza que despierta en momentos en que más falta hace.

En el marco de la lucha por recomponer el lacerado tejido de esa sociedad convulsionada, uno de los sectores que está jugando un papel verdaderamente heroico, es el de la organización de Mujeres en Resistencia, MFNRP. Alegra mucho porque ese papel es acompañado por los hombres, démonos cuenta de la importancia que ello implica en una sociedad con raíces históricamente machistas, donde el patriarcado ha sido el que tomó las riendas de la dirección del hogar y de las organizaciones, ya sea tomando decisiones o ejecutando órdenes que pretendía fueran indiscutibles.

En este giro en la Honduras de hoy, que resulta imprescindible, podemos ver que muy atrás en el tiempo va quedando el famoso apotegma instalado que decía “detrás de todo gran hombre, hay una gran mujer”.

Estamos presenciando que ya no es detrás, sino junto a. Y es así como se debe pensar cuando la situación aprieta y la injusticia pretende instalarse.

El pasado 28 de octubre un grupo de compañeros y compañeras, entre las que se destacan dos mujeres líderes naturales en este nuevo movimiento, Mirian Emanuelsson y Sara Rosales, partieron a un encuentro de Mujeres en un pueblo donde Honduras pretende pegarse a sus repúblicas hermanas: El Salvador y Guatemala.



La cita fue en Ocotepeque, en la llamada Casa de la Resistencia desde donde se dirige el trabajo militante de todo el departamento.

El grupo de mujeres recibió la bienvenida brindada por el compañero Reinerio Moreira quien además de recibirlas calurosamente, evaluó que en Honduras el 52% son mujeres, dándole importancia a esta realidad así como a la reunión en la cual las compañeras manifestarían cuáles son sus sueños y necesidades a cumplir.

Parece mentira que entre todas sean capaces de desmembrar los viejos esquemas paternalistas preestablecidos.

El compañero destacó, además de valorar, la importancia que arrastra que dentro de la resistencia estén desarrollando tareas miembros de la etnia maya Chortí a quienes envió un cálido saludo extensivo a la Resistencia Popular de Yoro, también movilizada en el mismo sentido, es decir, en el de alcanzar una Honduras en paz con justicia social, elemento central del proyecto emancipador del recientemente formado partido LIBRE, Libertad y Refundación.

Resaltó la presencia tiempo atrás, del Coordinador del Frente, compañero Mel Zelaya lo que fue motivo de impulso para continuar transitando este nuevo camino de integración y unidad del pueblo hondureño.

Con pocas palabras sintetizó el espíritu real que los empuja para continuar el proceso: “Cada reunión aglutina el germen de un proceso de acción que va en aumento”.

Luego de las palabras de bienvenida del compañero Reinerio, hizo uso de la palabra la compañera Sara Rosales, de quien podemos decir que hizo una clarísima y tajante arenga a las mujeres participantes, saludando en primera instancia a dos compañeras salvadoreñas, hoy residentes hondureñas. La compañera deslizó sus palabras también apuntando a la memoria, haciendo un recordatorio de la muerte del padre de la patria, Francisco Morazán, asesinado por la oligarquía en Costa Rica.

“No queremos repetir la historia, queremos cambios no maquillaje”, puntualizó Sara invitando a las mujeres a unirse a la lucha junto con los compañeros.

Destacó la labor de la presidente del hermano pueblo argentino, Cristina Kirchner como vencedora de las elecciones presidenciales y de Xiomara Castro, a quien define como próxima candidata del Frente.

Sara remarcó la necesidad urgente de cambio, así como expresó su voluntad respecto a que el frente debe tener una presidenta, alcaldesas, regidoras, dejando implícito que no hay cargo que la mujer no esté en condiciones de representar, ni motivo capaz para excluirlas.

Las compañeras presentes dejaron muy claro su proyecto, todas hablaron de sus derechos, de las obligaciones que aunque omitidas, son obligaciones pendientes que tiene el actual gobierno para con ellas, quedando demostrada su férrea voluntad de lucha hasta alcanzar los derechos hoy cercenados por manos del poder.

No dejaron duda alguna de su exigencia respecto a que las mujeres perfectamente pueden y deben ocupar puestos en los gobiernos municipales, distritales y hasta en el propio gobierno nacional.

Nada impide que ellas también sean reconocidas como actoras centrales en el nuevo proceso, que por supuesto no está encaminado hacia el poder actual, al que de hecho rechazan, sino hacia el que vendrá: el del gobierno popular que eche por tierra los deseos de las oligarquías y sus títeres genuflexos, todos orientados a cumplir los caprichos de Washington.

Las compañeras fueron muy claras en sus posiciones, no dejaron nada librado al azar sino que han dado muestras de una organización que si bien hace falta ir puliendo, con el tiempo logrará sortear cualquier tipo de escollo.

La compañera Mirian lanzaba preguntas muy puntuales como para que no quedaran dudas de lo que las compañeras iban anunciando y mediante las respuestas se iba profundizando el verdadero sentir.

Continuaron hablando las compañeras en un orden ejemplar, sin atropello. Dieron su parecer compañeras de Agua Caliente, Ocatepeque y lo hicieron con convicción, todas invitando a sumarse al espacio, declarándose Libres –nombre del nuevo partido.

El discurso más encendido fue el de la compañera Suyapa Peña de Ocatepeque, quien no escatimó fuerzas para contagiar su entusiasmo, tratando de instalar la idea de rompimiento de las pautas sociales establecidas en la sociedad.

Una a una fueron presentándose y lanzando su proyecto, todas con un denominador común: el rol que la mujer debe cumplir y los esquemas que exigen un rompimiento urgente de esquemas establecidos así como la invitación a participar del nuevo movimiento político levantando la frente en alto:

“Ya no nos quedemos en la cocina con las cacerolas ni nos vayamos a Estados Unidos, Honduras puede ser un gran país y nosotras un complemento de los hombres”, concluyó con la fuerza de quien sabe qué es lo que realmente quiere.

Ante la pregunta que le formulara Mirian sobre qué le diría al presidente Lobo, la compañera agregó “el no es mi presidente, pero con todo respeto le diría que piense en esas mujeres que no pueden educar a sus hijos porque no saben, porque no les han enseñado, porque les falta educación, que piense en esos niños que están descalzos, que se ponga una mano en la conciencia si es que todavía tiene conciencia”

Apuntó sin remilgos, como sus compañeras, a la participación de la mujer en el gobierno “vino de una mujer, que piense eso”, agregó ante la pregunta de Mirian respecto a los femicidios que se practican en Honduras.

Las mujeres en Ocatepeque demostraron saber cual es el motivo de su lucha, por qué su interés por mantenerse en movilización contra el régimen opresor que tanto dolor está causando en esa tierra.

A cada comentario o propuesta, seguía el apoyo de los compañeros a quienes se les notaba el entusiasmo generado por esas mujeres que sueñan una Honduras diferente. Ellos destacaron el rol fundamental de esas compañeras para alcanzar la cantidad de firmas que exigía el comando electoral para inscribir el nuevo partido Libre.

La Honduras que hasta el momento se les ha negado ya está naciendo. Y cosa paradójica, ese parto fue producto del error sistemático de un gobierno que no fue elegido, sino que llegó al poder luego de un baño de sangre, represión y persecución.

Esa Honduras que hoy pare mujeres en lucha contra el crimen organizado y que con toda firmeza, consistencia, valor y entrega, sabrán cambiar el curso de esa historia impuesta a fuerza de balacera y atropello.

“Yo soy pura Resistencia” dijeron las Mujeres de la Resistencia Hondureña en el departamento de Ocotepeque.

Y esa pura resistencia será el pilar donde se apoye el futuro de los hijos de ese pueblo cansado de llorar mártires.

Que nazcan nuevos núcleos, que crezcan los que ya nacieron y que la unidad prevalezca porque, como dijeron las compañeras en Ocotepeque: el cambio de nuestra patria depende de la unión coordinada entre nosotras y ellos.

El motor está en marcha, las manos entrelazadas y la voluntad es una: Libres, por Honduras y por el futuro.

——

Video y entrevistas: Mirian Huezo Emanuelsson

Videos de Mujeres en Resistencia-MFNRP [http://vimeo.com/mujeresfnrp/]
1. Mujeres en Resistencia de Ocotepeque. [http://vimeo.com/31995245] Audio: http://www.box.net/s/i2jtte3u11b8rbxoh0ae
2. La mujer maya en el Parque arqueológico El Puente de La Jigua, Copán [http://vimeo.com/31929242]
3. Las Mujeres de la Resistencia, la “columna vertebral” del Frente, protagonistas en la recaudación de las 80.000 firmas [http://vimeo.com/31883708]
4. II Jornada Regional de Mujeres en Resistencia [http://vimeo.com/31601861]
5. III Jornada Regional de Mujeres en Resistencia (1) [http://vimeo.com/31776583]
6. Intervención de Sara Rosales en la III Jornada sobre la Mujer en la historia (2) [http://vimeo.com/31548222]

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso