domingo, junio 19, 2011

Vilma Espín: Ejemplo de Mujer Revolucionaria...

Por Mariela Pérez Valenzuela
A cuatro años de su muerte, el 18 de junio de 2007, Vilma Espín, la mujer que dedicó su vida a construir la Patria Socialista en Cuba, que luchó tenazmente por la emancipación de cubanas, representante de los más elevados valores humanos, vive en el recuerdo de quienes la conocieron dentro y fuera de la Isla.

La combatiente, que bajo las órdenes de Frank País participó en el alzamiento armado de Santiago de Cuba el 30 de noviembre de 1956, la mujer valiente que se enfrentó más de una vez a los esbirros batistianos, la legendaria guerrillera, consagró su vida a luchar por los derechos de las mujeres, idea que defendió en su país y en múltiples tribunas internacionales, donde alzó su voz por la defensa de la justicia.

Al triunfar la revolución el primero de enero de 1959, se dedicó a cumplir la histórica misión que le encomendara el Comandante en Jefe, Fidel Castro: unir a la población femenina y organizarla, respaldar su superación educacional, ideológica y cultural para elevar su participación en la vida económica, política y social del país.

Presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) desde su constitución oficial, el 23 de agosto de 1960, Vilma integró la Comisión Nacional de Alfabetización, creó la Escuela de Cuadros Fe del Valle para capacitar a las mujeres con bajo nivel cultural que desde los primeros años de la Revolución asumieron responsabilidades, dirigió la creación de los círculos infantiles, de los comedores escolares y de los hogares para menores sin amparo filial.



Todo ello es expresión de la vitalidad y energía de Vilma, las que puso en función de mejorar las condiciones de vida de las mujeres en particular y de los niños y las niñas.

En la esfera internacional, y como una de las vicepresidentas de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM) desde 1963, Vilma denunció la situación de la mujer en el mundo y expuso las experiencias de Cuba en la defensa de los derechos del sexo femenino.

Fue la dirigente cubana quien fundó en 1978 el Centro Regional de la FDIM para América y el Caribe y dirigió su trabajo desde su constitución; fue una de las fundadoras del Frente Continental de Mujeres Contra la Intervención (hoy Frente Continental de Mujeres por una Vida Digna) y presidió en 1984 el Foro Regional de Organizaciones No Gubernamentales para América Latina y el Caribe, preparatorio de la Conferencia Mundial de la ONU.

En numerosos eventos denunció el abuso sexual infantil, las drogas, la pornografía, la corrupción, el comercio de niños y niñas y sus órganos, la pobreza, el trabajo infantil, el analfabetismo y otros males de que son víctimas fundamentalmente los pequeños y la población femenina.

Algunos de los eventos donde la voz de quien se distinguió por su modestia y sencillez, su honestidad y austeridad se hizo sentir fueron la Reunión de Mujeres de la 105 Conferencia Interparlamentaria (2001) y el Primer Congreso Mundial contra la Explotación Sexual Infantil, realizado en Suecia, donde consideró “crímenes de lesa humanidad” a esa nueva forma de explotación del ser humano.

La líder femenina también representó a Cuba, entre otra citas internacionales, en la Cumbre Regional de la Infancia (Colombia, 1998), Conferencia Mundial sobre los Derechos Económicos de las Familias (Curitiba, 1992), Conferencia Mundial sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994) y la Conferencia Mundial sobre niños afectados por las guerras (Canadá, 2000).

En el año 2003 resultó electa Presidenta de Honor del XVI Congreso Mundial de Sexología celebrado en La Habana. Presidió la Primera Conferencia Regional sobre la Integración de la Mujer al Desarrollo de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), ocupando durante un período la presidencia de la Mesa Directiva de la Conferencia de la Mujer, en ese organismo regional.

Durante dos períodos integró la Junta de Consejeros del Instituto Internacional de las Naciones Unidas de Investigación y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW).

Cuba estuvo representada por Vilma en las cuatro Conferencias Mundiales de Naciones Unidas sobre la Mujer, desde 1975 en Ciudad de México hasta Nairobi, en 1985, y diez años después en Beijing 1995.

Vilma integró el Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde su fundación en 1965 y presidió la Comisión de Trabajo que elaboró la tesis sobre el Pleno Ejercicio de la Igualdad de la Mujer analizada en el Primer Congreso del PCC en 1975.

Heroína de la República de Cuba, 2002, fue merecedora de múltiples condecoraciones, como la Orden Mariana Grajales y la Orden Ana Betancourt, que otorgan el Consejo de Estado de la República de Cuba, así como la Orden Lenin Internacional, por el Fortalecimiento de la Paz entre los Pueblos, Moscú, 1980

También fue galardonada con la Orden Francisco de Miranda, otorgada por la República Bolivariana de Venezuela, en el 2001, y el Título Investigadora de Mérito, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en el 2000.

Sus palabras cuando recibió el Premio a la Utilidad de la Virtud que le otorgara la Sociedad Cultural José Martí, en el año 2001, son una muestra de su amor y consagración a la patria: ¡Déjenme que la vida, a mi pueblo ofrezca!

En aquel momento expresó: “Muchas mujeres y hombres virtuosos tenemos en Cuba. Ellos y ellas son los protagonistas de una cotidianidad heroica, desde el anonimato de su trabajo, de sus estudios, de sus responsabilidades, modestas o complejas, y entre ellos me complace vivir y luchar, hoy como ayer y siempre, inspirada por la fe en mi pueblo, cantera inagotable de patriotismo, dignidad y decoro”.

José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente cubano, en la velada solemne celebrada tras su fallecimiento, en el que se rindió honores, expresó: …”Era una amiga, una madre, una hermana, sin menoscabo alguno de la autoridad. En ella eran permanentes la consagración por cada tarea, el detalle por cada cosa, la constancia en lo emprendido, la discusión franca y directa por lo que debía corregirse y superarse”. “Era un ejemplo, apuntó, de los dirigentes que reclama la Revolución en estos tiempos.”

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso