miércoles, noviembre 24, 2010

La izquierda pide cambios al gobierno para acabar con la violencia machista

Gonzalo Sánchez - Tercera Información
Este 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional contra la Violencia Machista. Las organizaciones de izquierdas como los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO), la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Unión General de Trabajadores (UGT), junto con organizaciones políticas como Izquierda Unida (IU), el Partido Comunista de España (PCE) y la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), han exigido al gobierno un cambio en sus políticas sobre las mujeres para atajar definitivamente el problema de la violencia machista.

El sindicato CGT ha expresado que, "el presupuesto dedicado por el Gobierno a Igualdad es un 10% menor que el año pasado, y “un 1’02% de lo presupuestado para seguridad”. El sindicato considera que “las medidas previstas en la Ley Integral contra la violencia de género no parecen ser muy eficaces” y señala que la manera de hacer efectiva esa lucha pasa por la educación en valores".

La organización anarcosindicalista recuerda que "no hay voluntad política de luchar contra la violencia de género, el regalo del gobierno a las mujeres para este 25 de Noviembre es la desaparición del Ministerio de Igualdad".

Por su parte, Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), los cuales han mostrado su repulsa y total rechazo a la violencia contras las mujeres argumentando que es una vulneración a los Derechos Humanos, se han comprometido a:
- "Reforzar la difusión de medidas y derechos en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y contra la violencia de género, mediante la formación y sensibilización a negociadores de convenios colectivos, responsables sindicales y trabajadoras y trabajadores en su conjunto para asegurar la garantía, y posible mejora mediante la negociación colectiva, de los derechos laborales y sociales legalmente reconocidos a las trabajadoras víctimas de violencia de género en la Ley 1/2004 orgánica de medidas de protección integral contra la violencia".


- "Contribuir a la eliminación de la violencia de género en los lugares de trabajo, haciendo efectivos los derechos recogidos en la Ley orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, en relación al establecimientos de Acuerdos y Procedimientos que las empresas deberán negociar con la representación legal de trabajadores".

- "Impulsar el desarrollo de políticas de igualdad que favorezcan los necesarios cambios educativos en valores y actitudes sociales y contribuyan a una mayor sensibilización y actuación para avanzar en el tratamiento, prevención y erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres, entre ellas, el acoso sexual y el acoso por razón de sexo en el ámbito laboral".

Izquierda Unida (IU) ha culpado a esta pésima situación de las mujeres a "el patriarcado y el capital", los cuales, "aprovechan todos los momentos para intentar relegarnos al ámbito de lo doméstico, apartarnos del trabajo asalariado", lo que según la coalición de izquierdas tiene como consecuencia, "la feminización de la pobreza, no es una entelequia, es un dato objetivo, es una realidad constatable a través de las tasas de desempleo femenino, de las de actividad y del reparto de la riqueza".

IU denuncia que "el Gobierno del PSOE no avanza en la reforma de la Ley Integral contra la Violencia, empecinado en que la única que existe es la que se da entre parejas o ex parejas, obstinado en no reconocer que la violencia de género es una cuestión estructural que hay que erradicar desde todos los ámbitos. Ya se han cumplido cuatro años desde la entrada en vigor de la ley y nos hemos ratificado desgraciadamente en que la ley por sí sola no es la solución y en modo alguno ha devenido disuasoria para los maltratadores".

Para la coalición, la solución pasa por "modificar la Ley Integral para redoblar esfuerzos y exigir por parte de todas las instituciones el desarrollo de medidas que sean auténticamente integrales y transversales, y que impliquen a todos los estamentos sociales y políticos, abordando en su integridad la violencia género, sin que se limiten a la llamada violencia doméstica, y que estén dotadas de recursos materiales humanos y económicos suficientes".

Por su parte el Partido Comunista de España (PCE) ha expresado que, "la violencia tiene rostro de Mujer: Situaciones como que tres de cada cuatro víctimas en ciudad Juárez son mujeres, que en Haití el número de violaciones después del terremoto sea brutal, que las ablaciones en África e incluso en Europa aumenten, que las agresiones por ejercer el derecho a la educación en Afganistán, que las mujeres asesinadas en España a manos de sus parejas o ex parejas sean más en lo que llevamos de año que en todo 2009, o los datos de Europol, que estiman que hay cientos de miles de víctimas de trata de seres humanos para la explotación sexual sólo en Europa, siendo la inmensa mayoría de las víctimas mujeres y niñas muestran que la violencia de género persiste e incluso que con la crisis aumenta en alguna de sus facetas".

La organización comunista, en sintonía con el resto de organización de izquierda ha expresado que la solución para este problema para por implementar con urgencia "una nueva ley que exija a todas las instituciones el desarrollo de medidas que sean verdaderamente integrales y transversales, que impliquen a todos los estamentos sociales y políticos, para que aborden íntegramente la violencia de género, sin limitarse a la violencia domestica, dotándose de recursos materiales, humanos y económicos suficientes".

"Porque es violencia de género la imposibilidad de desarrollar la vida de manera sostenible, no volviéndose loca con las dobles y triples presencias. Porque es violencia de género sentirse mal o bien por cuidar o no cuidar. Porque es violencia de género esperar oportunidades que no llegan en el barco de las expectativas de vida. Todo ello es violencia. No hace falta que nos peguen, para ser víctimas de un modelo que de por si, se levanta cada día agresivo y violento. Es violencia el acoso laboral, vestido de paternalismo o de carga sexual en el trabajo, es violencia la maternidad forzada o la falta de derechos que nos permitan disponer de nuestros cuerpos y decidir sobre ellos, entre muchas otras cosas", así se ha expresado la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) sobre la violencia machista.

Los jóvenes comunistas, al igual que el resto de la izquierda española, ha criticado la actual ley de violencia de género, "Hay que cambiarla, no para recortar, sino para hacerla incluyente. Para que incluya el reconocimiento real, y no solo de preámbulo, de la violencia de género como elemento de opresión estructural de la vida de las mujeres. Para que reconozca que no solo es violencia aquella impuesta desde la pareja o expareja, sino toda violencia que sufra la mujer en tanto que mujer. Porque las violaciones, entre otras muchas cosas, también son terrorismo patriarcal. Para colocar en la historia, en el sitio que se merecen, los nombres de las más de 65 mujeres asesinas este año por la el terrorismo patriarcal tenemos que exigir a quien corresponda que articule todos los mecanismos necesarios para combatir la violencia machista desde todas las esferas de la vida política, económica y social".

Además, la UJCE recuerda que "en 2010 más del 30% de agresores y víctimas eran menores de treinta años. Porque esto no es una “cosa del pasado”, sino de presente y futuro de mal camino, si no conseguimos que cambie. Porque cualquier propuesta de lucha y modelo, de política y realidad, debe incorporar la igualdad entre mujeres y hombres, y la diversidad, como elementos esenciales de la construcción democrática. Porque si no lo hacemos, dejaremos las cosas de nuevo a medias.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso