sábado, julio 31, 2010

Argentina: Denuncian que un afiche es ofensivo para la mujer...

Juan Cruz Varela
La imagen de una mujer desnuda, de rodillas, lamiendo una porción de sushi sobre una consola en la que alguien derrama una gota de miel generó un escándalo a ambos lados del río. Lo que se suponía la publicidad de un restó-bar nocturno en la ciudad de Santa Fe terminó siendo motivo de presentaciones administrativas solicitando la inmediata remoción de las gigantografías colocadas en la vía pública en Paraná y Santa Fe.

Una ciudadana paranaense –cuya identidad se mantuvo en reserva– efectuó una presentación ante la Defensoría del Pueblo por la publicidad exhibida en distintos puntos de la capital entrerriana. En una exposición verbal realizada el jueves la mujer dijo sentirse “ofendida” y “agraviada” por el contenido de los afiches.
La mujer invocó los preceptos establecidos en la Ley de Protección Integral a las Mujeres, sancionada en marzo del año pasado y reglamentada a través del Decreto Número 1.011, publicado el 20 de julio pasado en el Boletín Oficial. En esa misma norma se amparó la presentación que el defensor del Pueblo, Luis Garay, realizó ayer a última hora ante el Departamento Ejecutivo Municipal.


El artículo 2 inciso e) de la norma consigna que “se consideran patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género, las prácticas, costumbres y modelos de conductas sociales y culturales, expresadas a través de normas, mensajes, discursos, símbolos, imágenes o cualquier otro medio de expresión que aliente la violencia contra las mujeres o que tienda a: perpetuar la idea de inferioridad o superioridad de uno de los géneros; promover o mantener funciones estereotipadas asignadas a varones y mujeres, tanto en lo relativo a tareas productivas como reproductivas; desvalorizar o sobrevalorar las tareas desarrolladas mayoritariamente por alguno de los géneros; utilizar imágenes desvalorizadas de las mujeres, o con carácter vejatorio o discriminatorio; y referirse a las mujeres como objetos”.

Desde la Defensoría del Pueblo se envió una nota al intendente José Carlos Halle en la que se lo pone en conocimiento de la presentación efectuada por una ciudadana y se reclama “que tenga a bien arbitrar los medios para cesar en la difusión de los afiches y retirar los que ya se encuentran expuestos en la vía pública, en base a los preceptos y fundamentos establecidos en la ley”, señaló Garay a EL DIARIO.

No obstante, lamentó la trascendencia que se dio al tema “porque en definitiva es publicidad gratuita para un negocio que ni siquiera está en Paraná”, pero remarcó que el afiche “contiene características que justifican que una persona pueda sentirse ofendida por su contenido porque hay una clara degradación de género al mostrar una imagen de la mujer que no es real” y acotó que “lo importante es que se tome conciencia de esto y que los publicistas tengan en cuenta que hay una ley y que deben cuidarse a la hora de hacer una determinada publicidad callejera”.

Oficialmente desde la Comuna se indicó que el lunes se reunirán funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente, que tiene a su cargo la regulación la publicidad que se exhibe en la vía pública, y de la Agencia Municipal de la Mujer para evaluar la situación y si se considera que el afiche en cuestión es ofensivo se pedirá a la empresa que tiene la concesión de la cartelería en los obradores y pega-pantallas que lo retire. De todas maneras, el titular del organismo, Ricardo Goñi, aclaró que el Municipio “lo que autoriza es el uso del espacio público, pero no regula los contenidos”; pero el servicio de publicidad está concesionado a dos empresas privadas.

En tanto, la titular de la Agencia Municipal de la Mujer, Valeria Migueles, repudió “la publicidad sexista y la difusión de todo estereotipo que se ejerce a través del cuerpo de las mujeres, cosificándolo a tal punto que sea visto y aceptado de manera normal como un objeto mercantil o en un rol de inferioridad y sumisión al hombre”, al tiempo que reclamó una “responsabilidad social empresaria”.

DEL OTRO LADO. Sin embargo, el origen del revuelo está en la vecina orilla. Hace unos días el defensor del Pueblo de Santa Fe, Edgardo Bistoletti, solicitó la inmediata remoción del anuncio publicitario por infringir la Ley Número 26.485 de Protección Integral a las Mujeres y la revisión del permiso de habilitación del negocio y/o su cambio de denominación. En la nota también se advierte que la publicidad vulnera valores y derechos consagrados en la norma.

En el escrito también se expresa que “el lenguaje verbal y visual son congruentes, teniendo a la mujer como eje, representándola como santa y demonio, seductora, peligrosa, dadora de placer, está allí, basta tomarla, entrega y pecado. Mujer objeto, tentación-peligro, devora y/o es devorada. Estereotipos que se complementan con los masculinos, poder, posesión, dinero, potencia y rendimiento”.

El intendente Mario Barletta replicó en una conferencia de prensa en la que acusó al Defensor del Pueblo de ser “funcional” a los intereses del boliche y aseguró que hace una semana se intimó “a las empresas que en la ciudad de Santa Fe tienen la cartelería publicitaria en obras” al retiro de esos afiches y que lo hizo “sin darle publicidad”.

Asimismo, acotó que “sin entrar en las consideraciones que puedan hacerse en relación con la publicidad, el Municipio lo que hizo fue cumplir con obligar al retiro de esa publicidad porque no hay ningún trámite para abrir ningún night club ni restó. No hay ningún trámite realizado para su habilitación para los rubros que se publicitan”.

En tanto, el secretario de Control de la Municipalidad, Cornelio Collins, aclaró que “el local está habilitado para confitería bailable, pero no para restaurante”, por lo que se tomarán oportunamente las medidas correspondientes si no se cumple con la normativa.

http://www.eldiariodeparana.com.ar/textocomp.asp?id=198593#

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso