domingo, julio 24, 2016

25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente

Tess Asplund es la mujer afroamericana que se convirtió en el nuevo ícono de la lucha contra los neonazis en Suecia tras ser captada desafiando a un grupo de 300 manifestantes del partido Movimiento de Resistencia Nórdica (NRM) cuando marchaban por el primero de mayo en Borlänge, centro del país.
Su imagen con el puño en alto, fijando la mirada y desafiando a los neonazis hizo que se convirtiera en un ícono nacional y en un nuevo referente de la lucha contra el racismo.
25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente.  Se estima a unos 80 millones las mujeres que se reconocen afrodescendientes en América Latina.

Esta fecha es también llamada Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente en el Continente Americano o Día de la Mujer Afro. Se definió el 25 de julio, durante el Primer Encuentro de Mujeres Afrodescendientes realizado en República Dominicana el año 1992; resultado de este encuentro nace la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora.

En todos los países se organizan festejos, en casi todos se recuerdan a las mujeres afro que fueron las primeras en salir a la luz. Su gran lucha por ser vistas y tener lo mismos derechos que tienen todas las mujeres en el mundo sin distinción alguna. La fecha es propicia para ampliar la toma de conciencia acerca de la opresión de género y raza y etnia que experimentan millones de mujeres en distintas regiones. 

Con esta declaración, las mujeres afrodescendientes, demandan sus derechos humanos, derechos civiles, políticos y culturales; en la participación política, empoderamiento económico, salud, educación, trabajo, acceso a la vivienda, acceso al crédito, en los derechos sexuales y los derechos reproductivos, acceso a la tierra, respeto a la cultura, derecho a vivir sin violencia y en todo lo que represente inclusión social, política y económica. 

Homenaje

Por Shirley Campbell Barr -escritora y antropóloga afrocostarricense.


Rotundamente Negra


Me niego rotundamente a negar mi voz mi sangre y mi piel y me niego rotundamente a dejar de ser yo a dejar de sentirme bien cuando miro mi rostro en el espejo con mi boca rotundamente grande y mi nariz rotundamente hermosa y mis dientes rotundamente blancos y mi piel valientemente negra y me niego categóricamente a dejar de hablar mi lengua; mi acento y mi historia y me niego absolutamente a ser de los que se callan de los que temen de los que lloran porque me acepto rotundamente libre rotundamente negra rotundamente hermosa.

FUENTE: http://www.ecured.cu/D%C3%ADa_Internacional_de_la_mujer_Afrolatinoamericana_y_Afrocaribe%C3%B1a

Género con Clase Impreso