sábado, febrero 27, 2016

Ecuador: ¿Cuál es el papel de la mujer en la defensa de la soberanía alimentaria?

Fuente: SEMlac / Por Karina Escalona
La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en la capital ecuatoriana fue sede del Foro Ley de Tierras, mujeres y soberanía alimentaria, en el que especialistas e investigadores del tema compartieron con un público diverso respecto a estas problemáticas en el país.

El encuentro, realizado por el Departamento de Sociología y Estudios de Género como parte de la clase abierta Teorías del Desarrollo, contó con la participación de Luz María Andrade, del Comité Central de Mujeres-UNORCAC, Myriam Paredes y Lisset Coba, profesoras de FLACSO, y Alejandra Santillana, coordinadora del Observatorio del Cambio Rural (OCARU).

Esta última investigadora, entrevistada por SEMlac, comentó acerca de la realidad en el campo ecuatoriano, constatada a partir de varios estudios realizados en diferentes provincias del país, donde comprobaron que aunque las mujeres han logrado construir espacios propios en un modo de producción capitalista, no son propietarias de la tierra, tienen poco acceso y en jornadas extensas.

¿Esas son las condiciones para que realmente tengamos soberanía alimentaria?, cuestiona, al evidenciar el rol central de las mujeres en el trabajo productivo mal pagado y uno reproductivo no remunerado.

“El modelo agroindustrial se ha profundizado y en ese contexto, quienes se están quedando en el campo son las mujeres”, asociadas fuertemente a las labores de cuidado tradicionales.

“Lo que arrojan los datos oficiales es que las mujeres rurales trabajan 20 horas más que los hombres, lo que es incluso más que las mujeres de las zonas urbanas.”

Con respecto a la Ley de Tierras, Santillana recalcó que tanto las mujeres como los jóvenes están fuera de esta norma, profundizando los problemas de marginación que sufren los espacios rurales y reafirmando al agronegocio y la agroindustria como los proyectos de las élites para el campo, en un proceso que contribuye a enfatizar la división sexual del trabajo.

En ese sentido, destacó la importancia de reforzar el tejido social, y de cómo, a pesar de los riesgos, en los espacios donde hay un trabajo articulado existen mejores condiciones.

A pesar de las pocas indagaciones respecto a la tenencia de la tierra por parte de las mujeres, en las investigaciones realizadas por OCARU, como parte de su articulación con el Instituto de Estudios Ecuatorianos, se ha evidenciado su impacto en la vida rural, asociadas al cuidado y con poco acceso a la toma de decisiones.

El encuentro realizado en FLACSO Ecuador se suma a las iniciativas de varias organizaciones sociales y de investigación para potenciar la discusión en torno a mujeres y ruralidad como una de las problemáticas que se han posicionado en el debate político actual en el país.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso