jueves, enero 09, 2014

Comunidad sexodiversa consignará ante la AN proyecto de matrimonio civil igualitario

AVN Avaladas por más de 18.000 firmas recopiladas en todo el país, unas 40 organizaciones y movimientos sociales del país acudirán este 31 de enero a la Asamblea Nacional (AN) para consignar el Proyecto de Ley de Matrimonio Civil Igualitario en Venezuela, que tiene el objetivo de lograr que el Estado permita contraer nupcias a personas sin discriminación por orientación sexual ni identidad o expresión de género, con iguales efectos y formas de disolución establecidas en el Código Civil.

A las 9:00 de la mañana gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales del país solicitarán ante el Parlamento que esta acción, surgida del poder popular, sea revisada a fin de alcanzar esta conquista histórica para esta población.

La solicitud de la comunidad sexo-género diversa se inserta en los principios de igualdad e inclusión social consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el artículo 16 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y los Principios de Yogykarta, que buscan detener la violencia, abuso y discriminación ejercida contra lesbianas, homosexuales, bisexuales, y personas transgénero, a fin de asegurar una igualdad plena.

La Carta Magna nacional consagra en sus artículos 2, 3, 19, 20, 21 y 62, un modelo de democracia participativa y protagónica conforme al Estado social de derecho y de justicia para garantizar el libre desenvolvimiento de la personalidad y la igualdad frente a la ley y al Estado.

Al respecto, el matrimonio civil igualitario permitiría al Estado venezolano proteger a familias sin discriminación por razones de orientación sexual o identidad de género, confiriéndoles el reconocimiento jurídico efectivo necesario como garantía de amparo frente a las situaciones de vulnerabilidad.

No en vano, el Plan de la Patria 2013-2019, Ley de la República aprobado por el Parlamento nacional, contempla una serie de objetivos que enarbolan las banderas de la igualdad social y, en específico, responde a la necesidad de generar políticas y legislaciones para la comunidad sexo-género diversa.

Como una de las grandes metas el apartado 2.2 estipula “Construir una sociedad igualitaria y justa”, mientras que los ítems 2.2.4.2; 2.2.4.3 y 2.2.4.4, respectivamente, expresan que el Gobierno Nacional debe “incorporar la perspectiva de la igualdad de género en las políticas públicas, promoviendo la no discriminación y la protección a los grupos socialmente vulnerables”, “generar políticas formativas sobre la perspectiva de igualdad de género y de diversidad sexual” y “promover el debate y reflexión de los derechos de la comunidad sexo-diversa”.

Matrimonio igualitario en América

En los últimos años, en la región se han dado significativos avances en la legalización de las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Si bien es mucho lo que falta por recorrer, no menos cierto es que la igualdad sexo-género diversa es día con día más latente en América y el mundo.

Argentina se convirtió, en julio de 2010, en el pionero en América Latina en habilitar por ley el matrimonio entre personas del mismo sexo, e inclusive, la capital, Buenos Aires, permite desde mayo de 2012 las bodas entre homosexuales no residentes permanentes en la ciudad.

En Uruguay también se legalizó la unión civil homosexual en 2013, convirtiéndose en el segundo país de Latinoamérica en permitir este tipo de unión.

En Brasil, el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) legalizó en mayo pasado el matrimonio entre homosexuales, aunque aún no existe en el país ninguna legislación específica sobre el asunto, mientras varios activistas presionan para que se establezca claramente esa norma.

El Congreso colombiano rechazó en abril pasado una iniciativa que buscaba la legalización del matrimonio homosexual, dejando vigente una figura que permite el enlace civil y reconoce ciertos derechos a la pareja, pero que no satisface a la comunidad sexo-género diversa.

Ante la decisión del Congreso, la Corte Constitucional determinó el pasado 20 de junio que las parejas del mismo sexo en Colombia pueden acudir ante jueces o notarios para constituirse como unión civil, pero no “matrimonio”, lo que generó una avalancha de solicitudes.

Aunque en Costa Rica no es permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo, el Congreso discute proyectos para darle reconocimiento a una figura llamada “sociedad de convivencia”, que le permitiría a los homosexuales inscribirse en el registro público y gozar de derechos como herencia y acceso al crédito.

En Cuba, Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro, impulsa un anteproyecto de ley para modificar el Código de Familia y legalizar las uniones homosexuales, pero la iniciativa aún no ha logrado llegar al Parlamento aunque forma parte de un plan legislativo del Ministerio de Justicia.

El colectivo en Bolivia se encuentra elaborando un primer proyecto denominado “Ley interpretativa de los artículos 63 y 64 de la Constitución Política para autorizar el matrimonio civil y la unión libre o de hecho entre personas del mismo sexo“, que plantea que el Estado reconozca la legalidad de las uniones entre parejas del mismo sexo para obtener de igual forma los derechos que implica un matrimonio civil heterosexual.

En noviembre de 2010, la Cámara de Diputados Federal en México aprobó las reformas para que los matrimonios del mismo sexo, las sociedades de convivencia y los concubinos del mismo sexo puedan compartir la seguridad social.

De los 50 estados que conforman Estados Unidos, en 13 y el Distrito de Columbia (donde está Washington, la capital) el matrimonio homosexual está legalizado: Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont, New Hampshire, New York, Maryland,Washington, Maine, Rhode Island, Delaware, California y Minnesota.

Por su parte, la Carta canadiense de los derechos y las libertades y de los valores de tolerancia, respeto e igualdad, hace enmiendas consecuentes a otras leyes para asegurar la igualdad de acceso de las parejas del mismo sexo a los efectos civiles del matrimonio y del divorcio.

El matrimonio igualitario también es legal en España, Bélgica, Dinamarca, Francia, Holanda, Inglaterra, Gales, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda, Portugal, Sudáfrica y Suecia.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso