martes, julio 16, 2013

Nombran directora ejecutiva de ONU Mujeres a ex vicepresidenta de Sudáfrica

(SEMlac).- El secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon anunció este jueves el nombramiento de Phumzile Mlambo-Ngcuka, ex vicepresidenta de Sudáfrica, como nueva directora ejecutiva de ONU Mujeres, organización que lidera el trabajo de las Naciones Unidas a favor de la igualdad de género y los derechos de las mujeres.

La sudafricana de 57 años de edad ocupa el cargo que la ex presidenta chilena Michelle Bachelet dejó vacante en marzo pasado.

“La señora Phumzile Mlambo-Ngcuka llega al puesto con una amplia experiencia en la promoción de las cuestiones de la mujer, combinada con liderazgo, capacidad para construir consensos y experiencia práctica en gestión”, señaló el secretario general mediante un comunicado emitido por su portavoz.

El anuncio detalla que Mlambo-Ngcuka fue la primera mujer en ocupar el puesto de vicepresidenta de Sudáfrica, de 2005 a 2008.

También “fue miembro del parlamento en 1994 con el cargo de presidenta del Comité de Servicios Públicos. Fue viceministra en el Departamento de Comercio e Industria (1996-1999), ministra de Minerales y Energía (1999-2005) y trabajó brevemente como ministra interina de Artes, Cultura, Ciencia y Tecnología en 2004”.

Mlambo-Ngcuka fue coordinadora de Mujeres Jóvenes de la Asociación Cristiana de Mujeres Jóvenes (1984-1986) y fue la primera presidenta de la Organización de Mujeres de Natal, afiliada al Frente Democrático Unido, cuando se fundó en diciembre de 1983.

En 2008, Mlambo-Ngcuka creó la Fundación Umlambo para prestar apoyo a las escuelas de áreas desfavorecidas en Sudáfrica mediante servicios de mentoría y asesoramiento para docentes y en Malawi mediante mejoras escolares con socios locales.

Tiene un máster de Filosofía en Planificación y Políticas Educativas por la Universidad de Ciudad del Cabo (2003) y una licenciatura en Educación por la Universidad de Lesotho (1980). En 2003, se le otorgó un doctorado honorífico de la Universidad de Western Cape.

Nacida en 1955, Mlambo-Ngcuka está casada y tiene tres hijos.

Acerca de ONU Mujeres

En julio de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas creó ONU Mujeres, la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer.

Al hacerlo, los Estados Miembros de la ONU dieron un paso histórico en la aceleración de los objetivos de la Organización en materia de igualdad de género y de empoderamiento de la mujer.

La creación de ONU Mujeres formó parte de la reforma de la ONU, al reunir los recursos y mandatos para obtener un mayor impacto. Fusiona y seguirá el importante trabajo de cuatro componentes del sistema de la ONU, con el fin de centrarse exclusivamente en la igualdad y el empoderamiento de las mujeres:

División para el Adelanto de la Mujer (DAW)
Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW)
Oficina del Asesor Especial en cuestiones de género (OSAGI)
Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM)


Las principales funciones de ONU Mujeres son:

Dar apoyo a las entidades intergubernamentales como la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en su formulación de políticas y estándares y normas mundiales,
Dar asistencia a los Estados Miembros para implementar esos estándares, dando cuando sea necesario el apoyo técnico y financiero adecuado para ayudar a los países que lo soliciten, así como para establecer alianzas eficaces con la sociedad civil; y
Hacer que el sistema de la ONU rinda cuentas de sus compromisos en materia de igualdad de género, incluyendo el monitoreo continuo de los progresos dentro del sistema.


Atendiendo las Necesidades de las Mujeres del Mundo

Durante varias décadas la ONU ha hecho progresos importantes en el adelanto de la igualdad de género, incluyendo los acuerdos históricos como la Declaración y Plataforma para la Acción de Beijing, y la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). La igualdad entre los géneros no es sólo un derecho humano básico, sino que su logro tiene enormes ramificaciones socioeconómicas. Fortalecer a las mujeres da un impulso a las economías florecientes, a la productividad y al crecimiento.

Sin embargo, las desigualdades entre los géneros están muy arraigadas en las sociedades. Las mujeres no tienen acceso a un trabajo decente y se enfrentan a la segregación ocupacional y a las diferencias en los salarios por su sexo. A veces también se les niega el acceso a la educación básica y a los servicios de salud. Las mujeres de todas las regiones del mundo son víctimas de violencia y de discriminación y están mal representadas en los procesos de la toma de decisiones.

Durante varios años, la ONU se ha enfrentado a serias dificultades en sus esfuerzos por promover la igualdad de género en el mundo, incluyendo una financiación inadecuada y ningún motor reconocido que dirija las actividades de la ONU en materia de igualdad de género.

ONU Mujeres ha sido creada para atender esas dificultades. Será un defensor dinámico y fuerte de las mujeres y de las niñas, otorgándoles una voz poderosa en los ámbitos mundial, regional y local.

En base a la visión de igualdad de la Carta de las Naciones Unidas, ONU Mujeres se consagrará, entre otras cosas, a trabajar en pro de:

la eliminación de la discriminación en contra de las mujeres y las niñas;
el empoderamiento de la mujer; y
el logro de la igualdad entre las mujeres y los hombres, como socios y beneficiarios del desarrollo, los derechos humanos, las acciones humanitarias y la paz y la seguridad.


Según la resolución 64/289 de la Asamblea General de la ONU, la cual estableció a ONU Mujeres, la organización está regida por una estructura de gobernanza intergubernamental de varios niveles:

“a) La Asamblea General, el Consejo Económico y Social y la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer constituirán la estructura de gobernanza intergubernamental de varios niveles para las funciones de apoyo normativo y proporcionarán a la Entidad orientación normativa en materia de políticas;

“b) La Asamblea General, el Consejo Económico y Social y la Junta Ejecutiva de la Entidad constituirán la estructura de gobernanza intergubernamental de varios niveles para las actividades operacionales, y proporcionarán orientación normativa operacional a la Entidad.”



Documentos de orientación de ONU Mujeres

Resolución no. 64/289 de la Asamblea General sobre la coherencia en todo el sistema (A/RES/64/289). Los párrafos 49–90 se refieren a la creación de ONU Mujeres.
Resolución no. 63/311 de la Asamblea General sobre la coherencia en todo el sistema (A/RES/63/311)
Propuesta general de creación de la entidad compuesta de igualdad de género y empoderamiento de la mujer: Informe del Secretario General (A/64/588)


Documentos rectores

Varios acuerdos internacionales rigen la labor de ONU Mujeres:


Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). La “carta de derechos de las mujeres” es la piedra angular de todos los programas de ONU Mujeres. Más de 185 países son partes de la Convención.
Declaración y Plataforma de Acción de Beijing (PAB). Adoptado por los gobiernos en la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer de 1995, el documento establece los compromisos de los gobiernos para aumentar los derechos de las mujeres. Los Estados Miembros reafirmaron y reforzaron la plataforma en el año 2000 durante la revisión de progreso a cinco años de la Conferencia de Beijing y prometieron acelerar la aplicación de esos instrumentos durante la revisión de los diez años en 2005 y la revisión de los 15 años en 2010.
La Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Mujeres, Paz y Seguridad (2000) reconoció que la guerra afecta a las mujeres de manera diferente y reafirmó la necesidad de potenciar el rol de las mujeres en la adopción de las decisiones referidas a la prevención y la resolución de los conflictos. Posteriormente, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó cuatro resoluciones adicionales sobre mujeres, paz y seguridad: 1820 (2008), 1888 (2009), 1889 (2009) y 1960 (2010). En conjunto, las cinco resoluciones representan un marco crítico para mejorar la situación de las mujeres en los países afectados por conflictos armados.
La Declaración del Milenio y los Objetivos de Desarrollo del Milenio fueron adoptados por todos los Estados Miembros de la ONU y enuncian una serie de objetivos y metas mensurables con un plazo de tiempo fijado para 2015 para promover la igualdad de género y luchar contra la pobreza, el hambre, la enfermedad, el analfabetismo y el deterioro del medio ambiente.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso