martes, marzo 05, 2013

Contra el machismo y la explotación: ¡Fuera Rajoy!

Área de Mujer - Corriente Roja
En este momento histórico de convulsión social y crisis de un régimen y un gobierno más que desacreditados, las mujeres trabajadoras estamos tomando el protagonismo en las luchas que se están sucediendo en todo el estado español.
8 DE MARZO. ¡FUERA RAJOY Y ESTE RÉGIMEN CORRUPTO!
En este momento histórico de convulsión social y crisis de un régimen y un gobierno más que desacreditados, las mujeres trabajadoras estamos tomando el protagonismo en las luchas que se están sucediendo en todo el estado español. Estamos a la cabeza en las movilizaciones que se oponen a los recortes, a las privatizaciones y al desfalco de los derechos más básicos que con tanto esfuerzo la clase trabajadora logró conquistar.

Sorteando los obstáculos que la opresión y las barreras del machismo nos imponen, nosotras, las mujeres trabajadoras, somos el referente en esta batalla contra un sistema que se alimenta de las desigualdades para seguir enriqueciendo a una minoría corrupta.

Las mujeres encabezamos las protestas
En la defensa por el derecho a la vivienda, las mujeres están atacando de lleno a la base que sustenta al capitalismo: la propiedad privada. En el movimiento contra los desahucios, como las corralas de vecinas en Andalucía, las mujeres dirigen la pelea, y en cada ocupación de las y los sin techo hacen tambalear los cimientos de este sistema económico en decadencia.


En Madrid, las trabajadoras de la Sanidad Pública son también piezas claves en las protestas y los encierros en hospitales y centros de salud, defendiendo los miles de puestos de trabajo y el mantenimiento del derecho a la sanidad, amenazados por la privatización y la especulación.

Del mismo modo, toda la Enseñanza Pública sigue en pie de guerra contra los recortes en la educación. Desde las escuelas infantiles hasta la universidad, tanto profesoras como jóvenes estudiantes, las mujeres siguen resistiendo a la ofensiva del gobierno de Rajoy y sus secuaces en las distintas comunidades.
Un sistema y un régimen en el que no hay salida para la mujer trabajadora
Estos son algunos de los frentes en los que las mujeres, junto con los hombres de la clase trabajadora, están resistiendo a la guerra social iniciada por un gobierno que sigue aplicando planes de recortes, pese a que se haya destapado el entramado de la corrupción en la que está asentado. Una corrupción que salpica a las instituciones del régimen: monarquía, Constitución, Justicia,… demostrando que no hay salida a esta catástrofe social, en la que las mujeres estamos siendo doblemente damnificadas, si no es fuera de él.

Por eso, este 8 de Marzo, tiene que recuperar su origen, en defensa de los intereses de las mujeres de la clase trabajadora. No es posible mantener nuestros derechos en este sistema. Ninguna conquista es definitiva mientras siga existiendo la explotación sobre la clase trabajadora, que además recae con más fuerza en los sectores oprimidos: mujeres, jóvenes, inmigrantes, … , sobre los que el sistema capitalista impone la desigualdad, para dividirnos y debilitar nuestra lucha común. Por eso los hombres de la clase trabajadora tienen que sumarse también a la lucha contra la opresión de las mujeres y en defensa de nuestra emancipación, para golpear juntos contra la opresión y la explotación capitalista.

La salida a esta crisis no es otra que derribar a este gobierno y acabar con este régimen, en una pelea conjunta. Porque aunque se convocasen otras elecciones, el gobierno que entre como recambio del malparado Rajoy y PP, seguirá implantando las mismas políticas dictadas por la Troika para rescatar a banqueros/as y a empresarios/as, y no a trabajadores/as y al pueblo.
La única solución es la salida obrera a esta crisis y para eso es necesario impulsar la unificación de las protestas, de todos y todas las trabajadoras en lucha, coordinar los movimientos populares, coordinadoras y organizaciones movilizadas para convocar

Ataques a las mujeres trabajadoras:una Huelga General que consiga echarles y que dé paso al verdadero programa de emergencia que necesitamos para salir de este expolio a la clase trabajadora en su conjunto.

. Los recortes en Sanidad, Servicios Sociales y Educación además del desempleo suponen una doble carga para las mujeres trabajadoras que tienen que asumir los cuidados de menores y dependientes.

. La Reforma Laboral ha supuesto para las trabajadoras no sólo el aumento del desempleo, sino la pérdida del derecho de conciliación laboral y familiar y una brecha salarial con los hombres hasta el 22,5%.

. La crisis, el paro y la dependencia económica hacen que la violencia machista siga creciendo de manera alarmante, mientras que se recortan los presupuestos para la prevención y la protección de las mujeres.

. El retroceso ideológico que está suponiendo la implantación de la Ley Wert en las escuelas y la propuesta de la nueva ley del aborto acrecientan la desigualdad y la opresión, además de coartar el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad.
POR UN PROGRAMA DE EMERGENCIA CONTRA LA CRISIS Y LA OPRESIÓN
1. Paralización inmediata y derogación de los decretos de recortes y privatización.
2. ¡No más violencia contra las mujeres! ¡Recursos y medios suficientes para las mujeres agredidas!
3. ¡Aborto libre, gratuito y sin objeción de conciencia en la Seguridad Social!
4. Suspensión inmediata del pago de la Deuda a los banqueros y auditoría pública.
5. No más desahucios, dación en pago y alquiler social. ¡Vivienda para las y los sin techo! Confiscación de los pisos vacíos de bancos e inmobiliarias y crear un parque público de alquiler social.
6. ¡A igual trabajo, igual salario! Subsidio de paro indefinido hasta encontrar trabajo y un gran plan de obras públicas y sociales que cree empleo y atienda las necesidades urgentes de la población.
7. Derogación de la reforma laboral, restitución de los derechos arrebatados y retorno al Estado de los servicios públicos privatizados.
8. ¡Fuera la ley Wert y la religión de las aulas! ¡No más subvenciones a la iglesia católica!
9. Prisión para los corruptos y corruptores y confiscación de sus bienes para pagar su deuda con la sociedad.
10. Estatalización sin indemnización del sistema financiero, para poner el crédito y la riqueza social bajo control y al servicio de la mayoría.
En Corriente Roja luchamos no sólo para defendernos de los ataques, sino para acabar con este sistema capitalista y patriarcal que nos oprime y nos explota cada vez más. Por eso, el próximo 8 de marzo saldremos a la calle a reivindicar nuestros derechos como mujeres trabajadoras. ¡Ven y organízate con nosotr@s!>

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso