viernes, mayo 18, 2012

LA ARAÑA FEMINISTA/ Por la eliminación de la prostitución

VISITA: http://encuentrofeminista.weebly.com/
ALBA CAROSIO - CEM UCV/ Araña Feminista en Ciudad Caracas
En 1910 el primer Congreso Internacional, celebrado en Argentina, “considerando que la prostitución femenina es para la mujer moderna su mayor dolor y su mayor vergüenza, formula un voto de protesta contra la tolerancia de los gobiernos que la sostienen y explotan”. Sostenía Julieta Lantieri que las mujeres que estaban en situación de prostitución eran las víctimas de la falta de previsión y de amor que muestran las leyes y las costumbres, creadas por la preponderancia del pensamiento masculino en la orientación de los destinos de los pueblos.

La prostitución es un fenómeno social que involucra a los actores que la protagonizan y está marcada por las estructuras económicas y sociales que la sostienen. Hoy es un negocio con grandes ganancias, es la tercera rama del crimen organizado. Las mafias manejan chicas, están allí detrás de las que trabajan en clubes y detrás de los anuncios en prensa e internet. Calculan que 4 millones de mujeres y niñas son ofertadas en el mercado mundial de la prostitución.

La pobreza, la falta de instrucción lleva a muchas a caer en estas redes, y pronto se ven esclavas de la diversión y el turismo de burdel. La “opción“ para ejercer la prostitución no ocurre en un vacío. Toda decisión y relación personal está fundamentada en un contexto determinado por factores sociales, culturales, económicos y políticos. ¿Cuáles son los parámetros de libertad para mujeres en sistemas capitalistas y sexistas?


Si sólo asociamos la prostitución con las mujeres que la ejercen, estamos ocultando las verdaderas dimensiones de este problema y protegiendo a los actores que lucran con la explotación sexual de mujeres, niñas, niños y adolescentes. Centrar la prostitución en las mujeres que la ejercen refleja la doble moral que persiste en nuestra sociedad patriarcal.

Legitimar, naturalizar la venta de personas para consumo sexual es como el máximum de la cultura individualista del neoliberalismo que denigra a la humanidad. Con la excusa de no discriminar a las mujeres en situación de prostitución, se esconde y legitima el tráfico, la trata y el proxenetismo. No es la fuerza de trabajo lo que se vende en el mercado, son las personas. El emblema de “trabajo sexual” opera como coartada. Ideas como “la profesión más antigua” o “una vida fácil” son eufemismos para ocultar un comercio brutal en el que la mujer es la parte más afectada y humillada.

La solicitud de “servicios sexuales” es una forma de violencia, y como tal la ha prohibido Suecia desde 1999. Es necesario desmovilizar y reprobar las prácticas de los prostituidores, los “clientes”, sin cuyo dinero sería imposible la subsistencia del mercado prostitucional. La Araña Feminista presentó en 2010 propuestas para un código penal con equidad e igualdad de género, donde se incluye la penalización de la compra de sexo. Pagar por sexo no es diversión, pagar por sexo es opresión.

__________
La Araña Feminista teje la red de colectivos de mujeres socialistas de Venezuela. Este es un espacio reflexivo e informativo sobre nuestras luchas y conquistas. La unión de nuestras voces construye el socialismo feminista.
http://encuentrofeminista.weebly.com/ webfeminista@gmail.com

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso