sábado, abril 07, 2012

Declaración de las organizaciones feministas y de la mujer frente a los escasos resultados de la 56 ª reunión de la comisión de la ONU

AmecoPress.- Nosotras, las organizaciones firmantes y personas de todo el mundo, estamos alarmadas y decepcionadas de que la Comisión de las Naciones Unidas sobre la Condición de la Mujer (CSW) no adoptara las conclusiones convenidas en su 56 º período de sesiones. Este fracaso ha reducido el considerable trabajo, energía, tiempo y costos que las mujeres de todo el mundo invirtieron en la 56 ª sesión de la CSW.

El avance de los derechos humanos de las mujeres no debe ser dejado en suspenso, debido a las batallas políticas entre los estados. Decimos NO a cualquier reapertura de las negociaciones sobre los acuerdos ya establecidos internacionales sobre derechos humanos de las mujeres y pedimos a todos los gobiernos que demuestren su compromiso para promover, proteger y hacer efectivos los derechos humanos y las libertades fundamentales de las mujeres.

Estamos particularmente preocupadas al saber que nuestros gobiernos no lograron llegar a un consenso sobre la base de salvaguardar los "valores tradicionales" a expensas de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las mujeres.

Recordamos que gobiernos de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas (ONU) han aceptado que "los derechos humanos de las mujeres y de la niñas son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales", como fue adoptado por la Conferencia Mundial de 1993, sobre Derechos Humanos celebrada en Viena. Los gobiernos no deben tolerar ningún argumento como tradiciones culturales o argumentos religiosos que nieguen los derechos humanos y las libertades fundamentales de cualquier persona.

Después de más de 60 años desde que la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) fue asumida y adoptada por la ONU, la relación entre los valores tradicionales y los derechos humanos sigue siendo muy controvertida. Afirmamos la DUDH no sólo como "un ideal común para todos los pueblos y naciones", sino un estándar común de evaluación para todos los valores tradicionales. La DUDH engloba los valores tradicionales positivos universalmente reconocidos por esta comunidad de naciones y son compatibles con la dignidad inherente a todos los seres humanos. Recordamos a los gobiernos que, en virtud de la Carta de las Naciones Unidas, la igualdad de género ha sido proclamado como un derecho humano fundamental.Los Estados no pueden contravenir la Carta de las Naciones Unidas mediante la promulgación o aplicación de leyes discriminatorias directamente o a través de los tribunales religiosos, ni pueden permitir que cualquier otro particular actor imponga su agenda religiosa fundamentalista en violación de la Carta de la ONU.

"Nadie puede invocar la diversidad cultural para vulnerar los derechos humanos garantizados por el derecho internacional, ni limitar su alcance. No todas las prácticas culturales estan de acuerdo con el derecho internacional de los derechos humanos y, aunque no siempre es fácil determinar con precisión que prácticas culturales pueden ser contrarias a los derechos humanos, se debe hacer el esfuerzo de modificar y / o descartar todas las prácticas llevadas a cabo en nombre de la cultura que impiden el disfrute de los derechos humanos por parte de cualquier persona. "(Declaración de la Sra. Farida Shaheed, experta independiente en el campo de los derechos culturales, al Consejo de Derechos Humanos en su 14 º período de sesiones 31 mayo de 2010)

Entre otras cosas, es alarmante que algunos gobiernos hayan invocado los llamados "valores morales" para negar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Los derechos sexuales y reproductivos son una parte crucial y fundamental del completo disfrute de la mujer de todos los derechos, así como la igualdad de género y la justicia social.

La moral social y religiosa y los valores patriarcales se han empleado para justificar violaciónes contra las mujeres. La violencia contra las mujeres, la coerción y la privación de la protección legal y de otro tipo de las mujeres, la violación marital, los crímenes de honor, preferencia por los hijos varones, la mutilación genital femenina, "la dote" o "precio de la novia los matrimonios a edad temprana, las violaciones forzadas correctivas de las lesbianas, los bisexuales , personas transgénero e inter-sexual genero, han sido justificados por la referencia a los "valores tradicionales".

Recordamos a los gobiernos que la CSW es el organismo director mundial de formulación de políticas dedicado exclusivamente a la igualdad de género y desarrollo de la mujer con el único objetivo de promover los derechos de las mujeres en los ámbitos político, económico, civil, social y educativo. Su mandato consiste en garantizar la plena aplicación de los acuerdos internacionales existentes en materia de derechos humanos de las mujeres y la igualdad de género, consagrado en la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Declaración de Viena y Programa de Acción, la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Programa de Desarrollo de Acción, así como otras disposiciones del derecho internacional humanitario y derechos humanos.

Exigimos enérgicamente a todos los gobiernos y a la comunidad internacional para que rechace cualquier intento de invocar los valores tradicionales o morales para vulnerar los derechos humanos garantizados por el derecho internacional, o para limitar su alcance.

Costumbres, tradiciones o consideraciones religiosas no deben ser toleradas para justificar la discriminación y la violencia contra mujeres y niñas cometidas tanto por las autoridades del Estado o por agentes no estatales.

En particular, instamos a los gobiernos para que aseguren y reafirmen los derechos humanos y de la salud de las niñas y las mujeres en la próximas Comisión sobre la Población y el Desarrollo y en la Conferencia Internacional sobre el Desarrollo Sostenible (Río +20). Cualquier futura negociación internacional debe avanzar en la ejecución de políticas y programas que garanticen los derechos humanos de las niñas y las mujeres.

Hacemos un llamamiento a los Estados Miembros de las Naciones Unidas y las diversas entidades de derechos humanos de las Naciones Unidas y entidades de desarrollo a reconocer y apoyar el importante papel de los grupos de mujeres y organizaciones que trabajan en la vanguardia desafiando los valores y prácticas tradicionales que son intolerantes con las normas fundamentales y principios de los derechos humanos,

Foro Asia Pacífico sobre Mujeres, Derecho y Desarrollo (APWLD)

Asociación de Derechos de la Mujer en el Desarrollo (AWID)

Internacional de la Mujer de Salud Coalition (IWHC)

Internacional de la Mujer Derechos de acción vigilancia de Asia y el Pacífico (IWRAW Asia Pacífico)

Mujeres Viviendo Bajo Leyes Musulmanas (WLUML)

Asociación Española de Mujeres de la Comunicación (AMECO).

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso