martes, febrero 14, 2012

Internet acorta las distancias en la brecha de género

Fuente: SM - SEMLAC
Internet permite difundir las ideas del movimiento feminista en todo el mundo y propicia la participación social, el empoderamiento y el intercambio de las mujeres.
Sin llegar a ser la panacea de la democracia mediática, internet se ha convertido en un medio eficaz para difundir las ideas del movimiento feminista en todo el mundo, al tiempo que propicia la participación social, el empoderamiento y el intercambio de las mujeres.

Desde los blogs y las redes sociales como facebook, twitter, youtube, entre otras, es posible difundir los mensajes no sexistas y las ideas de las personas que luchan contra las discriminaciones de género.

Para la periodista vasca June Fernández, las mujeres podemos influir desde internet y este puede ser un método efectivo para la movilización. Sin embargo, no se puede perder de vista que quienes tienen más voz siguen siendo los que parten de un discurso machista, patriarcal y sexista, y son ese tipo de contenidos los mejor posicionados.



Durante una conferencia sobre las potencialidades y riesgos de las nuevas tecnologías de la información para las mujeres, impartida en la Editorial de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la directora de la revista digital feminista Pikara Magazine advirtió que los hombres maltratadores utilizan estas tecnologías para reproducir la violencia y es típico entre los jóvenes tomarlas como arma para victimizar a sus novias.

La plataforma facebook sirve a los hombres para monitorear con quién se relaciona su pareja, información que puede servir para el acoso y la extorsión. Además, se tiende a utilizar como amenaza el colocar fotos o videos comprometedores en internet.

Asimismo, el acoso escolar y la pornografía infantil se están llevando también a la red, pues esta encubre mejor a los victimarios.

La pornografía ofrece un modelo de sexualidad para la juventud y se ha convertido en referente para dominar el cuerpo de las mujeres. "Las jóvenes aprenden que tienen que ser un objeto para los otros, comparan los cuerpos de las actrices porno con los suyos y quieren cambiarlos", señaló la joven investigadora.

Algo a tener en cuenta es que internet funciona también como escenario para generalizar los nuevos machismos organizados. Fernández clasifica como "machismo zafio" aquel que aparece en foros y comentarios de la red, periódicos provinciales y otros espacios con el objetivo de descalificar todo discurso transgresor a las ideas racistas, homofóbicas y machistas.

Una tendencia alarmante son los blogs posmachistas, aparentemente dedicados a promulgar la igualdad, pero en realidad interesados en deslegitimar al feminismo, presentándolo como un movimiento que busca la supremacía. "Se nos llama femilistas o feminazis, como si pretender la igualdad fuera lo mismo que invadir Polonia", advirtió Fernández.

Voces femeninas en la web

Desde su blog y facebook personal, June Fernández ha experimentado la efectividad de estas herramientas para denunciar el machismo. Al comentar desde un post una experiencia de acoso telefónico, la reportera logró más de 30.000 visitas, más de 800 comentarios y la agregaron en Facebook y Twitter alrededor de 600 personas.

Entre las ventajas que reconoce en Internet, Fernández señala el libre acceso a la información y la posibilidad de interactuar con personas que tienen los mismos intereses y preocupaciones. No obstante, aún no existe suficiente confianza por parte de algunas mujeres para abrir sus bitácoras, pues consideran que los temas de los que hablan no interesan a nadie.

Al respecto, se ha acuñado el concepto de democracia digital para visibilizar que, si las mujeres no acceden a internet con igualdad de condiciones, existe un déficit de la democracia.

En España, 44 por ciento de las y los usuarios son mujeres y, aunque la brecha no es abismal, esta se mantiene en todos los países de Europa. "Los hombres acceden más a internet que las mujeres, más a menudo y utilizan aplicaciones más avanzadas", indicó la ponente.

Las estadísticas presentan que ellas suelen buscar información práctica en temas como cocina, salud, educación, trabajo, entre otros; mientras se mantienen más rezagadas en las transacciones bancarias y la descarga de programas informáticos.

Según Fernández, dichas tendencias revelan la inequidad en la educación que reciben niños y niñas en cuanto a la utilización de la tecnología. Además, ellas tienen menos dinero y, por la doble jornada, poseen menos tiempo para navegar en la web.

Las redes sociales reducen la brecha, ya que las mujeres son más del 50 por ciento de usuarios en facebook, tal vez porque este es un medio más cercano a la comunicación interpersonal y las redes de apoyo que, tradicionalmente, hemos utilizado las mujeres, indicó la especialista.

Internet también hace evidente ese techo de cristal que impone el patriarcado. "Existen más mujeres usando blogs, redes sociales y twitter, pero las caras visibles son siempre hombres", reconoció la especialista.

Por otra parte, los ámbitos más populares de los blogs son la informática, la política, el humor y la ciencia, y estos son temas tradicionalmente masculinos.

Cuando las mujeres acceden a estos espacios, son más cuestionadas, tanto por el aspecto como por sus ideas. Es usual que los hombres se ensañen con el físico para deslegitimar la propuesta ideológica.

Para la periodista, Internet presenta un potencial desde el punto de vista de género, tanto para visibilizar como para lanzar campañas contra la violencia y por los derechos femeninos. "Por internet podemos montar nuestros propios medios: redes y agencias de noticias que posibilitan generar contenidos autónomos", destacó.

Entre los aportes personales de haberse convertido en activista desde internet, Fernández reconoció el empoderamiento, el sentirse parte del movimiento feminista, la capacidad de establecer alianzas, la proyección profesional y el prestigio, la autonomía como periodista, la posibilidad de participar en debates de alto nivel y el disfrute individual.

Crear nuevos blogs que reflejen la realidad y los intereses de las mujeres y difundir mensajes feministas desde las redes sociales es también una manera de cambiar el rostro masculino del ciberespacio y luchar por la equidad entre hombres y mujeres, concluyó la comunicadora vasca.


No hay comentarios:

Género con Clase Impreso