lunes, diciembre 19, 2011

Carta de Ayse Berktay, prisionera política turca

Ayse Berktay
Rebelión Espero que esta carta lo encuentre bien. Recibí la suya. Fue una agradable y estimulante sorpresa. Por favor, salude a todos. La presencia de todos ustedes allí afuera, seguramente nos hace sentir más fuertes. Yo estoy –nosotros estamos- bien. Sí, usted puede mandarme libros. Esta prisión –por el momento- es una de las mejores de Turquía. Me refiero a que las condiciones no son tan horribles como en las otras. Estar privada de libertad, detrás de los barrotes, ya es suficientemente horrible en sí mismo. Mirando la dirección y la velocidad que han tomado los acontecimientos, es probable que las condiciones aquí se vayan deteriorando. ¡Veremos!

Quizás haya notado que traté de mantener informada a la lista sobre la situación en Turquía, con actualizaciones del momento y de entonces. Intentaré escribir algo que explique la situación y nuestro caso, y lo haré muy pronto.

La situación aquí es bastante crítica. Ellos se sienten cada vez más poderosos con el apoyo que están obteniendo de los poderes occidentales como representante de los llamados ideales de “las democracias libres occidentales”. Erdogan dio la espalda a –o suprimió- cualquier parecido con la democracia en el país y se está preparando para intervenir activamente en la región. Vuestra acción es valiosa en el sentido de que expone la verdadera naturaleza del gobierno de Erdogan. Teniendo el mundo cuestionamientos públicos sobre sus prácticas en el país, y desafiando la fachada que construyó en el exterior que es muy importante y se alimenta de este “prestigio democrático” que tiene en el exterior para tomar severas medidas contra la oposición democrática dentro del país. Utiliza ese prestigio para poner mano dura contra la oposición en el país. Cualquiera que no esté de acuerdo o no acepta su forma de resolver el problema, es un terrorista o un enemigo. Suena familiar, ¿no?

Por nuestros esfuerzos para encontrar una solución pacífica y democrática para la cuestión kurda, para democratizar Turquía y porque somos miembros del BDP, un partido político legal que obtuvo treinta y tres bancas en el Parlamento a pesar de todos los inimaginables intentos antidemocráticos de obstruirlo. Y por nuestras actividades como miembros del BDP, estamos acusados “ser miembros de una organización terrorista armada”. Se nos ha negado el acceso a toda otra información sobre el caso. Dicen que tenemos el “expediente restringido”. Nuestros abogados no saben sobre qué terreno se ha hecho esta acusación. Entonces no hemos sido capaces de hacer alguna declaración en defensa, solamente les dijimos que no podemos defendernos ni testificar porque no se nos ha permitido leer nuestros expedientes para entender el contexto.

Hay dos posiciones para encontrar una solución a la cuestión turca y poner fin al conflicto armado. Una es la de seguir peleando, derrotar y eliminar a los “terroristas”. Mátalos y acabará el problema. La otra posición es la de mantener un diálogo, negociar, terminar con las operaciones militares y conversar. Da pasos, cambia las leyes para facilitar una atmósfera de verdadera democracia que garantice una verdadera discusión en la que cada uno pueda expresar su opinión libremente, sin repercusiones negativas. Libera a los prisioneros políticos y discute. Porque nosotros favorecemos y trabajamos por esta última postura, nos han declarado la guerra por ser terroristas. Esta acción de criminalizar toda actividad política legal del BDP es de hecho una elección consciente de limitar y restringir la lucha política democrática y en cambio dar paso libre y prioridad a la opción militar.

Esta es la razón por la cual las protestas contra la obstrucción antidemocrática de las luchas políticas y la naturaleza arbitraria de las detenciones, contra las detenciones arbitrarias para obstruir las batallas políticas y la oposición democrática es muy importante. Ellos necesitan saber que el mundo está enterado y sigue la cuestión.
Sé que esta carta no está bien estructurada y un poco desordenada. Disculpen la confusión. Por favor, saluden a todos. Con todos mis mejores deseos. Cuídense.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso