martes, noviembre 08, 2011

Venezuela: "Aló, Aborto Información Segura, muy buenos días"

ALGUNAS RESPUESTAS DE FALDAS EN REVOLUCIÓN
Militante de FALDAS-R: Por esta vía quiero hacer público mi descontento con la inexactitud con la que fueron reseñadas mis respuestas a la entrevista que me hiciera la periodista Maidolis Ramones del diario Panorama. En primer lugar, nuestro colectivo se llama FALDAS EN REVOLUCIÓN, no "Faldas" a secas, porque nosotras creemos en el socialismo feminista, y creemos que la legalización del aborto sólo será posible en revolución, porque es un tema que afecta a las mujeres más pobres: son ellas las que mueren constantemente por practicarse abortos inseguros, mientras las ricas pueden acceder a clínicas privadas. Por otra parte, en ningún momento dije que habíamos hecho "una marcha a la Asamblea Nacional para exigir la despenalización", no hemos hecho tal marcha, lo que hicimos fue una concentración frente al Ministerio de Salud para exigir la democratización del Misoprostol (Cytotec), que es un medicamento que la Organización Mundial de la Salud incluye en la lista de los medicamentos considerados esenciales para la vida.

Desde el colectivo Feministas en Acción Libre y Directa por el Aborto Seguro, FALDAS en REVOLUCION, queremos aclarar que la línea “aborto información segura: 04261169496”. Es un modo de difusión de los estudios científicos más recientes sobre la interrupción del embarazo con Cytotec (Misoprostol). En Venezuela mueren 2 mujeres por semana por aborto inseguro y 70.000 al año en el mundo. Todas en países donde el aborto es ilegal. Las que mueren son las mujeres que no tienen acceso económico a clínicas privadas donde se practican abortos a mas de 8000 BF.

ARTÍCULO
Juan Carlos Figueroa | El Tiempo (Tomado de: kaos en la Red)

Con el mismo protocolo de cualquier recepcionista, deja en claro que no será una llamada cualquiera. Voz muy joven, femenina y amable. Desde el primer momento se gana la confianza de su interlocutora, quien se hace pasar por una mujer que quiere terminar con su embarazo. “Aló, línea Aborto Información Segura, muy buenos días. Sí, has llamado al número correcto”, dicen desde el otro lado del teléfono.

Antes de comenzar, deja en claro las reglas del juego: “Damos información confiable a mujeres sobre interrupción del embarazo con medicamentos. No vendemos la medicina ni practicamos abortos”. Luego comienza un interrogatorio puntual y rápido: “¿Cuándo fue tu última regla?”,“¿Alguna enfermedad grave?, “¿Sufres de anemia?” Superada esta etapa, comienza a dictar las instrucciones, la receta paso a paso de cómo abortar. “¿Tienes dónde escribir? Toma nota de todo”.

Habla de varias dosis y explica los lapsos de tiempo. “Luego de la segunda dosis, puedes comenzar a sangrar”. Su voz nunca deja de ser cortés, protocolar. “Debes estar pendiente de que el sangrado venga con tejidos y coágulos. Si no, todavía no has abortado”.

Dice que dolerá: “Sentirás calambres, cólicos, fiebre”. También receta qué tomar para esos casos. No deja de lado las posibles complicaciones y ofrece tips para poder reconocerlas. “Tienes que tener identificado un hospital cerca por si algo sale mal. ¿Estás anotando? ”

Sobre la posibilidad de tener problemas si en el hospital se enteran, dice: “El procedimiento que te estoy dando simula un aborto espontáneo”. Asegura: “No se enterarán”.

150 casos en 5 meses
El número de teléfono está en todos lados: en un graffiti en una concurrida avenida de Caracas, también en frente de una conocida iglesia capitalina.

La línea comenzó a funcionar en Venezuela el 18 de mayo de este año. Fue lanzada por la organización feminista “Faldas en Revolución”. Es la versión venezolana de una iniciativa que se repite en otros cuatro países: Ecuador, Chile, Argentina y Perú. Todas forman parte de la Red de Experiencias Autónomas de Aborto Seguro (Reaas).



El teléfono en Venezuela es atendido por siete mujeres, estudiantes y profesionales entre 26 y 30 años. Se lo turnan los siete días de la semana.

Hasta el pasado 18 de octubre habían atendido 150 casos, según informó el grupo. La organización indicó que 55% de las mujeres atendidas tenía entre 21 y 30 años. 26% era de 20 años o menos.

La mayoría (73,2%) informó que ganaba menos de Bs. 1.600 o no tenía ningún ingreso económico. Precisamente, 58% alegó razones económicas como motivo para abortar (ver infografía).

Delito grave

Antes de hablar sobre la línea, el abogado penalista Alberto Arteaga lo deja en claro: “El aborto en el país es ilegal”. Recuerda que el Código Penal vigente establece penas que alcanzan los dos años de prisión para la mujer que aborte. Para quien asista el acto, el castigo puede llegar a 12 años.

“La legislación salvaguarda la vida desde el mismo momento de la concepción. Por eso es tan grave, porque atentan contra la vida”.

Sobre las responsables de “Información Aborto Seguro”, el jurista considera que podrían ser culpables de instigación a delinquir, falta también estipulada en el Código Penal.

“Más allá de la discusión que pueda darse sobre el aborto, en Venezuela se trata de un delito. Y no se puede propiciar su comisión”. El penalista insta a las autoridades a examinar el caso y a actuar: “El Ministerio Público debe intervenir”.

El medicamento que receta “Aborto Información Segura” fue creado para tratar úlceras gástricas. Sin embargo, en los últimos años su uso ha sido recomendado para diferentes condiciones gineco-obstétricas (incluyendo el aborto terapéutico) por organizaciones internacionales. En la lista aparece la Organización Mundial de la Salud.

La Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología precisa que el medicamento surgió como una opción contra el aborto inseguro. En un manual publicado en 2007 se reseña que el producto influyó en la reducción de la mortalidad asociada al aborto en varios países como Brasil.

Rogelio Pérez D’Gregorio, presidente de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Venezuela, confirma esta información. Pero recuerda que, en el caso venezolano, su utilización para este caso en particular está prohibida. De hecho, la venta del medicamento está regulada.

Su utilización clandestina y recetarlo vía telefónica es, para Pérez, un asunto delicado. “Es descabellado que se haga esto sin una evaluación completa del paciente. Y es algo que lo debe hacer solo un médico y no por teléfono”.

Pero Pérez cree que el caso demuestra que es hora de abrir el debate, sin prejuicios ni tabúes. “El aborto inseguro es una realidad y debemos atenderlo”. Explica que estas iniciativas clandestinas y peligrosas responden, precisamente, a la condición ilegal del aborto en el país. “Creo que se debe revisar la ley actual y considerar una modificación”.

“Humanidad del feto está en discusión, la de la mujer no”

Se confiesa feminista por principio. Tatiana Rojas, de 28 años y productora audiovisual, es una de las siete personas que atiende la línea telefónica “Aborto Información Segura”. Más allá de los argumentos legales, afirma estar cumpliendo una tarea útil: “Trabajamos contra el aborto inseguro. Al dar información, hemos salvado muchas vidas. De eso, estoy segura”.

-¿Cuál es el objetivo?

-Nos basamos en el derecho a la información consagrado en la Constitución. Las mujeres abortan todos los días. Lo hacen desde siempre y lo seguirán haciendo. Por eso queremos democratizar esta información.

-¿Qué consecuencias legales pueden enfrentar?

-No hacemos nada ilegal. No somos una organización clandestina. Sí, el aborto está penalizado, pero nosotros no practicamos abortos, ni vendemos las pastillas. Estamos blindadas legalmente. La decisión es de la mujer.

-¿Cómo manejan el riesgo de dar información a mujeres que no conocen, que pueden ser menores de edad?

-La ley también dice que los niños y adolescentes tienen derecho a recibir información. También atendemos a adolescentes. Creemos más bien que el riesgo está en que no tengan información. A veces, estos medicamentos se toman en dosis incorrectas y ponen en riesgo la salud.

-¿ Garantizan que no pone en riesgo la vida?

-Completamente.

-¿No incurren en promoción del delito?

-No. Sólo damos información.

-Sobre la legalización del aborto...

-Tenemos esperanzas en la revolución. En el partido de gobierno hay distintas tendencias. Pero sí hay aliados y gente que puede accionar a favor.

-¿Atentan contra la vida de un ser humano?

- Un feto antes de la semana 12 de gestación no tiene actividad cerebral, y hasta la 20 o 23 no es viable, por eso no asumimos que es un humano. El aborto inseguro atenta contra la vida de las mujeres. Es ridículo defender la vida del feto por encima de la de las mujeres. La humanidad del feto está en discusión, la humanidad de la mujer no.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso