jueves, noviembre 17, 2011

ABORTO: Realidad y Necesidad

Por Yhosmary Franco / Género con Clase
Existe una realidad que muchos no ven o simplemente se niegan a aceptarla, y es que en lo más oscuro de nuestros barrios se llevan acabo abortos bajo condiciones inhumanas, sin importar si es o no legal, ya que para las mujeres pobres que no tienen ni para sostenerse así mismas se les convierte en una necesidad; este es un problema de salud pública y el Estado tiene el deber de garantizarle a la Mujer como parte de una sociedad en la cual representa más del 50% de la población, un aborto seguro y gratuito, con el fin de evitar que sigan muriendo incontables mujeres trabajadoras, estudiantes, niñas de nuestro pueblo que se ven obligadas a recurrir a un aborto clandestino, por causa de un sistema mercantilista que les niega una adecuada educación sexual y le impiden un fácil acceso a los métodos anticonceptivos.

Debemos dejarnos de prejuicios e individualismos absurdos, de falsas morales y trabajar sobre la realidad. Sabemos que durante años las mujeres con posibilidades económicas se han efectuado abortos cuantas veces lo necesitan o creen conveniente, en clínicas privadas y con médicos especializados. Por otra parte en muchos países el aborto es legal y forma parte de políticas públicas que garantizan los derechos de las mujeres a decidir sobre su cuerpo; las estadísticas nos revelan que somos los países mal llamados “tercer mundistas” los que mayoritariamente seguimos exponiendo a nuestras mujeres a patrones anacrónicos que violentan sus vidas.

La iglesia no deja de ser cómplice en estas muertes de mujeres pobres, pues con su doble moral realizan campañas masivas en contra del aborto con la excusa del “derecho a la vida”, esta consigna suena un tanto contradictoria cuando vemos que entre 4500 y 11000 mujeres mueren anualmente sólo en América Latina por causa de abortos realizados en la clandestinidad.


En Venezuela se hace necesario abrir este debate, pues si pretendemos construir un socialismo feminista, se debe tomar en cuenta el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. El pueblo venezolano debe empezar a deslastrarse de falsas morales que responden a una lógica capitalista y patriarcal.

Es así como hago un llamado al debate y dejo en claro que la propuesta de despenalizar el Aborto va tomada de la mano con la implementación de una adecuada salud sexual, sin tabúes, adecuada a la realidad de nuestr@s jóvenes, al igual que garantizar el gratuito y fácil acceso a los métodos anticonceptivos.


No hay comentarios:

Género con Clase Impreso