miércoles, octubre 26, 2011

Mujeres en AL tienen más oportunidades laborales, pero no bienestar: ONU

(CNNMéxico) — La equidad de género ha registrado una mejora “significativa” en América Latina y el Caribe desde 1980, aunque aún existen desafíos para lograr que esa situación se traduzca en mayor bienestar para las mujeres, de acuerdo con un estudio elaborado por el Banco Mundial y por la agencia de Naciones Unidas para la Mujer (ONU-Mujer).

El documento —titulado Trabajo y familia: Mujeres de América Latina y el Caribe en busca de un nuevo equilibrio— indica que algunos de los aspectos en los que es visible esa mejora es en el ingreso de más mujeres a la educación y al empleo, así como en el incremento de su participación en la política.

Desde 1980 a la fecha, casi 70 millones de mujeres latinoamericanas han entrado al mercado laboral y, actualmente, el porcentaje de mujeres solteras que trabajan es tan alto como el de los hombres solteros, según el estudio. América Latina tiene una población de casi 600 millones de personas, de los cuales la mitad son mujeres.

En materia de educación, la proporción de mujeres en los niveles básico y medio superior ha aumentado en las últimas décadas hasta incluso superar la de hombres. No obstante, este incremento no ha llegado a las poblaciones indígenas, en las cuales sigue siendo alta la desigualdad de género.



La participación de las mujeres en la política también ha crecido, al grado de que ocupan el 24% de los escaños legislativos en América Latina. Ese porcentaje, de acuerdo con el estudio, es el más alto “entre todas las regiones del mundo”.

“La región está dando pasos importantes hacia una mayor equidad social, con avances significativos en la reducción de la pobreza. (…) Estamos contentos de ver que el enfoque en mejorar la situación de la mujer está dando sus frutos”, dijo Pamela Cox, vicepresidenta del Banco Mundial para la zona, citada en un comunicado de ONU-Mujer.

A pesar de esos avances, el documento reconoce que el acceso al trabajo y la mayor independencia económica aún no se traducen automáticamente en mayor bienestar para las mujeres.

Las mujeres, por ejemplo, viven problemas para cumplir con varios roles —madre, estudiante o profesionista— o alcanzar sus expectativas. Por ello, una de sus demandas es que las instituciones públicas o privadas sean flexibles para ayudarles a lograr esas metas. Igualmente, buscan el apoyo de las políticas públicas.

“La mujer latinoamericana ha recorrido un largo camino en un tiempo relativamente corto, con un mayor acceso a la salud, la educación y el empleo”, dijo la titular de ONU-Mujer, Michelle Bachelet.

“Ahora tenemos que consolidar los logros y reducir las desigualdades, frente a la doble carga del trabajo no remunerado de las mujeres, y aumentar la participación política de las mujeres y su liderazgo”, agregó

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso