sábado, agosto 20, 2011

Piedad Córdoba sale de Colombia por amenazas de muerte

Prensa Latina La exsenadora colombiana Piedad Córdoba salió en las últimas horas del país acosada por amenazas de muerte, confirmaron fuentes allegadas a la pacifista y activista por los derechos humanos.

El representante de la Cámara por el opositor Polo Democrático Alternativo Iván Cepeda, dijo que Córdoba le informó telefónicamente anoche que se iba del país porque las amenazas se recrudecieron y era inminente un atentado contra su vida. Cepeda, también amenazado de muerte, señaló que la exparlamentaria sale del país en medio de las controversias que enfrenta el expresidente Álvaro Uribe, investigado por su posible responsabilidad en el escándalo de espionaje ilegal.

El abogado de Córdoba, Luis Guillermo Pérez, sostuvo en medios locales de prensa que aunque las intimidaciones a su defendida han sido constantes, hay información de que se estaba fraguando un atentado para matarla.

Al respecto confirmó que fueron fuentes oficiales las que advirtieron a la líder del grupo de la sociedad civil Colombianos y Colombianas por la Paz del plan para asesinarla por parte de grupos de extrema derecha.

Pérez también apuntó que esto se produce debido a sus gestiones con la guerrilla -a través del intercambio epistolar- para hallar una solución al conflicto armado interno, pero también por los ataques mediáticos y constantes del expresidente Uribe.

"Lo que la obligó a dejar el país el día de ayer es que se le anunció que había un plan, ya en marcha, para asesinarla, y le pedían que se retirara del país y preventivamente lo ha hecho, muy a su pesar. Fuentes muy importantes dentro del propio Estado, que no puedo revelar, hicieron la advertencia", puntualizó.

No obstante, el abogado de Córdoba aseguró que este exilio forzado será temporal y que ella seguirá su trabajo para buscar alternativas de negociación que pongan fin al conflicto.

Así también lo confirmó la propia exparlamentaria en Caracol Radio, al señalar que inicialmente su estadía fuera de país será por unos días, tras recomendaciones de amigos y familiares, quienes le pidieron que permanezca fuera de Colombia.

Córdoba aseveró que continuará pendiente de una respuesta por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) a sus propuestas de paz.

Las amenazas de muerte que obligaron a Piedad Córdoba a salir de Colombia son el resultado de los ataques que ha recibido del ahora expresidente Álvaro Uribe y del silencio que ha guardado el actual mandatario, Juan Manuel Santos, afirmó el abogado de la excongresista opositora, Luis Guillermo Pérez.

El letrado, quien también es vicepresidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), dijo, en una entrevista a Efe, que la conjunción de estos factores pone en riesgo la vida de Córdoba, quien debió abandonar el país el jueves por la noche.

La exsenadora liberal y facilitadora de la liberación de retenidos por la guerrilla de las FARC salió de Colombia horas después de que Uribe compareciera ante el comité del Congreso que lo investiga por su presunta responsabilidad en una trama de escuchas y seguimientos ilegales, causa en la que Córdoba concurre como víctima.

Córdoba "recibió una información muy confidencial, confiable, de que había un plan para asesinarla y que debía salir del país para proteger su vida", dijo Pérez.

"Ha salido temporalmente, hasta que el Gobierno individualice (identifique) a quien está detrás de este atentado, y tenga un pronunciamiento claro del presidente de la República", agregó el vicepresidente de la FIDH.

El abogado advirtió de que Córdoba "ha sido amenazada permanentemente".

"Es el resultado de toda la campaña que orquestó Uribe contra ella, no solamente para provocar su muerte política, sino para provocar su asesinato, y es el resultado también de la manera como ha sido maltratada por el Gobierno de Santos", sostuvo Pérez.

En el segundo caso, el letrado explicó que Santos "no le ha reconocido la legitimidad de su gestión por los secuestrados y la paz, y ha guardado silencio ante los ataques de Uribe en su contra".

Es una omisión del jefe del Estado y de Gobierno y de los ministros de Defensa y del Interior que "alienta la posibilidad de que Córdoba sea asesinada", continuó Pérez, y observó que la responsabilidad directa de la seguridad y de lo que le pueda pasar a ella es del Gobierno.

"Más que carros blindados y hombres armados, lo que exigimos es una rectificación pública y un reconocimiento público de los aportes sustanciales que Córdoba ha hecho para la liberación de secuestrados y la paz de Colombia", enfatizó el jurista.

Una docena de rehenes han sido liberados unilateralmente y sin condiciones por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) merced a gestiones de Córdoba, quien el pasado noviembre fue destituida como senadora e inhabilitada durante 18 años para ejercer cargo público por decisión del procurador general Alejandro Ordóñez.

El funcionario le siguió una investigación disciplinaria por colaborar y favorecer a esa guerrilla, imputaciones similares a las que le ha hecho el propio Uribe (2002-2010).

Pérez criticó que Santos sostenga que la paz es competencia exclusiva suya, lo cual no es cierto, por cuanto la Constitución del país la contempla como un derecho.
Uribe reconoció que ordenó espionaje a Piedad Córdoba


Durante su comparecencia ante una comisión parlamentaria en el escándalo por espionaje ilegal, el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, reconoció haber ordenado escuchas a la ex senadora Piedad Córdoba. (TeleSUR)
La Casa de la Mujer rechaza los actos de violencia contra Piedad Córdoba

La Casa de la Mujer, organización feminista que durante 29 años ha trabajado por la protección, defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres y la paz de Colombia, expresa su rechazo a los hechos de violencia que obligaron a Piedad Córdoba Ruiz a dejar el país con el propósito de proteger su vida e integridad.

El compromiso humano, político y profesional de Piedad Córdoba Ruiz ha contribuido en Colombia al avance de la igualdad formal y material de los derechos humanos de hombres y mujeres que viven en condiciones de desigualdad y de aquellas y aquellos que han sido víctimas de graves violaciones de los derechos humanos.

Su entereza y valentía han sido fundamentales en la construcción de una perspectiva humana para la solución negociada del conflicto armado en Colombia y su ejercicio político ha sido un gran ejemplo de pluralismo, democracia y respeto por los valores humanos.

Por ello y porque la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento para todas y todos, llamamos a las colombianas y los colombianos a reflexionar sobre el país que queremos, el valor de la vida y del respeto a las diferencias, así como sobre el espíritu y sentido de nuestra democracia.

Porque queremos un país democrático y reclamamos la solución negociada del conflicto armado y porque hemos acompañado a Piedad Córdoba Ruiz en su labor política como Senadora y forjadora de la paz del país, invitamos a rechazar los actos de violencia en su contra.

Manifestamos nuestra solidaridad y nuestra admiración a Piedad Córdoba Ruiz y reiteramos nuestro compromiso con su trabajo por la paz y los derechos humanos en Colombia y por el fortalecimiento del Estado Social de Derecho donde todas y todos gocemos de una vida libre de violencias y con oportunidades para tener una vida digna.

Demandamos del Estado colombiano las medidas de protección, investigación y sanción que garanticen la vida, la integridad personal y el ejercicio de los Derechos fundamentales de Piedad Córdoba Ruiz.



Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=316200&Itemid=1

rCR

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso