jueves, junio 23, 2011

México: Tamaulipas, cuarto estado en tipificar feminicidio

Rosa María Rodríguez Quintanilla
(CIMAC/Red Tamaulipas).-
El Congreso del estado tipificó el feminicidio como delito grave y estableció una pena de 30 a 50 años de cárcel y multa de mil a cinco mil días de salario mínimo al hombre que dolosamente y con uso extremo de violencia prive de la vida a una mujer por razones de género.

Con esta acción legislativa, Tamaulipas es el cuarto estado de la República en tipificar el delito de feminicidio en su Código Penal. Los primeros fueron Guerrero, el Estado de México y Guanajuato, mientras que en Veracruz ya se presentó una propuesta de tipificación al Congreso local.

Durante su última sesión ordinaria, la LXI Legislatura local aprobó por unanimidad el decreto mediante el cual se adiciona el artículo 337 bis al Código Penal del estado y reforma el párrafo cuarto del artículo 109 del Código de Procedimientos Penales de Tamaulipas.

De acuerdo con el artículo 337 bis del Código Penal, comete delito de feminicidio el hombre que dolosamente, y con uso extremo de violencia, prive de la vida a una mujer por razones de género y será sancionado con prisión de 30 a 50 años y multa de mil a cinco mil días de salario mínimo.

En el mismo artículo se establece que existen razones de género de parte del sujeto activo, si la víctima presenta indicios de violencia física reiterada y cuando existan antecedentes de violencia moral o acoso del sujeto activo en contra de la mujer.

Se considera que existe el uso extremo de violencia cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; o se le hayan infligido lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones, previas o posteriores a la privación de la vida.

El pleno legislativo aprobó reformas al artículo 109 del Código de Procedimientos Penales e incorporó el feminicidio al catálogo de delitos graves.

La iniciativa presentada el pasado 4 de mayo por la legisladora Beatriz Collado Lara, con el apoyo de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN), fue analizada por las Comisiones Unidas de Justicia y Equidad y Género, las que dictaminaron favorablemente con una serie de adecuaciones en la redacción del texto.

El anuario estadístico del INEGI 2010 señala que en el 2009 casi dos mil mujeres fueron asesinadas en nuestro país.

“Lamentablemente Tamaulipas no es la excepción en la violencia generada hacia las mujeres que termina privando de la vida a muchas de ellas por el simple hecho de su condición de mujer”, destacaron las promotoras de la iniciativa.

En el 2007 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que establece que cada una de las entidades deberá expedir leyes y adoptar medidas para dar cumplimiento a este ordenamiento.

En el 2008, el Congreso de Tamaulipas expidió la Ley para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

La Procuraduría de Justicia de Tamaulipas ha negado información desagregada por género en cuanto al número de asesinatos registrados en la entidad.

Un estudio del Centro de Estudios Fronterizos y Promotor de los Derechos Humanos (Cefprodhac), con sede en Reynosa, precisa que en el 2009 fueron asesinadas 46 mujeres en Tamaulipas, principalmente mujeres casadas y amas de casa.

“Más de la mitad de las víctimas, el 58 por ciento, se encontraba en edad productiva entre los 21 y 40 años de edad y el 39.13 por ciento eran casadas y amas de casa”, destaca el Cefprodhac.

De acuerdo con esta investigación, en el 52.17 por ciento de los crímenes de género existía un conocimiento previo entre la víctima y el victimario. En el 13.04 por ciento no había ningún tipo de relación y en el 28.26 por ciento no fue posible establecer el vínculo entre víctimas y victimarios por falta de datos.

El estudio refleja la desvalorización y el alto grado de violencia hacia las mujeres por parte de los agresores, luego de que, en un 52.17 por ciento de los casos, los cuerpos de las víctimas fueron abandonados en lugares como basureros, terrenos baldíos, en brechas y lugares despoblados.

Un 23.91 por ciento de los crímenes ocurrió en el domicilio y un 15.12 por ciento fueron localizadas en la vía pública.

En algunos casos los cuerpos se encuentran atados, con bolsas de plástico en la cabeza y exhiben una gran diversidad de lesiones como traumatismos, quemaduras e incluso algunos presentan mutilaciones.

En el 28.26 por ciento de las mujeres se produjo la muerte por golpes, un 23.91 por ciento con armas de fuego y un 21.74 por ciento con armas blancas. En más de 23 por ciento de los casos, el móvil aparente que desencadenó el asesinato fueron los celos y el deseo de control sobre la vida y cuerpo de la mujer por parte de los agresores.

El mayor número de asesinatos de mujeres en Tamaulipas en el 2009 se registró en los municipios de Reynosa (39.13 por ciento), Matamoros (17.39 por ciento) y Nuevo Laredo y Río Bravo (6.52 por ciento cada uno).

Aunque la mayoría de las víctimas tenían baja escolaridad, también había mujeres con preparación académica (doctoras, ingenieras, maestras, enfermeras, etcétera). El 32.6 por ciento corresponde a amas de casa, el 10.86 por ciento eran obreras de maquiladoras y un 8.69 por ciento, mujeres en condición de explotación sexual.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso