lunes, diciembre 06, 2010

Reconoce Sudáfrica que debe cerrar brechas de desigualdad

Anayeli García Martínez
(CIMAC).- Sudáfrica es uno de los países más desiguales del mundo, con serios problemas de pobreza, empleo, educación y de VIH/Sida, que reconoce la importancia de cerrar las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres, afirmó Agnes Babugura, directora de la escuela de Geografía y Ciencia Ambiental de la Universidad de Monash en Sudáfrica.

En entrevista con Cimacnoticias, la doctora Babugura explicó que antes de relacionar la visión de género en el cambio climático, la sociedad sudafricana debe enfrentar varios retos, ya que se trata de un país de contrastes radicales.

Por un lado, dijo, es la economía más grande del continente Africano, y por el otro, aún resiente las secuelas de la opresión racial del Apartheid. Además de que en este país convergen ciudades poco conocidas como Freetown o metrópolis como Johannesburgo.

Aunado a este contexto, Sudáfrica también ha experimentado los efectos del cambio climático: inviernos largos, fríos extremos, vientos fuertes, lluvias constantes, inundaciones y olas de calor, lo que repercute en las finanzas de los hogares y en la salud de las personas.

Debido a este contexto, la especialista en ciencias ambientales realizó una serie de estudios con el objetivo de recopilar evidencia para ver si era cierto que el cambio climático tenía un impacto diferente entre mujeres y hombres.

“Fue importante entender que sí existían estas diferencias pero también buscar una forma de que los resultados generados por esta investigación pudieran influir en las políticas públicas referentes al cambio climático”, sostuvo.

La investigación de la doctora Babugura, demostró que debido a que las personas participan de forma diferenciada en los procesos de siembra, el acarreo del agua, la producción de leña, la provisión de alimentos o del forraje para el ganado, las consecuencias también eran distintas.

“En Sudáfrica ya se han aceptado estas diferencias”, asegura. Por ello considera que este hecho pone a este país en una buena posición ya que las instituciones ahora deben generar el vínculo entre las desigualdades de género y el combate al cambio climático.

Aunque la doctora Babugura tiene la firme esperanza de es posible hacer frente a las consecuencias del calentamiento global, provocado por el aumento de la temperatura, está consciente de que los desafíos son mayores.

“Actualmente hay muchos problemas o asuntos sociales que debemos combatir para erradicar la desigualdad”, aseguró.

Pero éste no es su único reto, también dijo que contar con políticas públicas no garantiza que éstas se implementen eficazmente, por lo cual, hacen falta “métodos o sistemas de evaluación y monitoreo para ver cuáles son los resultados, y estudiar de qué forma se pueden resarcir las desigualdades”.

Recordó que en la África subsahariana, que es y será una de las regiones más afectadas por la producción de alimentos y suministro de agua, también debe combatir problemas sociales como el VIH/Sida y la pobreza, los cuales tienen “muchas implicaciones para las desigualdades de género”.

Así consideró que el desafío es considerar este escenario al dirigirse a temas de cambio climático, “tenemos que tomar en cuenta estos factores, son importantes y hay que considerarlos para poder lidiar con ellos y con los efectos del cambio climático que la gente esta atravesando actualmente”.

Agnes Babugura prefirió no hablar sobre sus expectativas en torno a la 16 Conferencia Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-16) que se lleva a cabo en Cancún, México, pero confió en que el gobierno de Sudáfrica haga un esfuerzo por encontrar compromisos reales en esta reunión internacional.

Sin duda alguna para Sudáfrica, este puede ser un buen escenario que sirva para las negociaciones del próximo año, las cuales se celebrarán en este país africano y que además serán un paso decisivo para la ratificación del Protocolo de Kyoto, que expira en 2012.

En 2011 y después de nueve años, Sudáfrica volverá a ser anfitrión de un encuentro de esta naturaleza, ya que en agosto de 2002, Johannesburgo fue sede la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable, la cual tuvo como principal objetivo promover la ecología y la justicia social.

Al respecto, la investigadora precisó que rumbo a la COP-17 es probable que el gobierno sudafricano trabaje para desarrollar e implementar estrategias contra los efectos del cambio climático; “no puedo hablar por ellos pero esperaría que logren resolver o tratar algunos de los problemas que hoy en día tienen las personas”, finalizó.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso