jueves, noviembre 25, 2010

El 25-N, un día de lucha, no de lamentarse.

PCPE Un año más salimos a la calle para luchar contra la violencia patriarcal y para denunciar los parches de las leyes socialdemócratas del gobierno, que no buscan atajar las verdaderas razones del terrorismo que padecen cada vez más mujeres y que traen su causa de un sistema capitalista y patriarcal.

Con la crisis capitalista el desempleo aumenta, los derechos de la clase trabajadora desaparecen, las pensiones bajan, los servicios públicos se privatizan, las ayudas a la dependencia y a las mujeres maltratadas se recortan y la educación pública pende de un hilo. La sociedad se hace más violenta. Muchas trabajadoras, también las jóvenes, son expulsadas del mercado laboral y vuelven a la vida del hogar, asumiendo el rol que el patriarcado impone y el capitalismo ratifica, aumentando la dependencia hacia su pareja. En el seno de la clase obrera aumenta la violencia no sólo como consecuencia de la tensión económica y el conflicto social que genera la crisis, sino también debido a la educación y la cultura sexista, donde las relaciones de dominio y pertenencia entre el hombre y la mujer tienen su expresión también en las relaciones afectivas.

En los últimos años está creciendo el número de víctimas entre las menores de 20 años. Y es que la violencia patriarcal no se muestra sólo en las cifras de mujeres asesinadas por sus parejas, denuncias y órdenes de alejamiento, sino también en el sistema educativo, donde se da un proceso de involución preocupante en cuanto a los roles de género en la vida escolar y en las relaciones sentimentales, especialmente en la población adolescente, con episodios de celos incontrolables, control masculino de la imagen de la chica y su modo de vestir, llegándose a asumir un tortazo como expresión natural del género masculino en las relaciones de pareja.

a reducción del gasto público impuesto por el gobierno del PSOE implica la eliminación de ayudas sociales. En el terreno de la violencia de género, son las asociaciones y entidades privadas las que gestionan las ayudas a las víctimas, derivadas fundamentalmente de subvenciones. Pero este año el Gobierno reduce drásticamente esas subvenciones sin ampliar por otro lado los servicios públicos, por lo que la ayuda prestada es y será menor.

Por todo ello, el Partido Comunista de los Pueblos de España y los Colectivos de Jóvenes Comunistas, denuncian la violencia contra las mujeres agravada por los efectos de la crisis capitalista sobre la clase trabajadora. El 25-N es un día de lucha que, este año con más razones, debe caracterizarse por la combatividad contra la estructura patriarcal y contra la economía capitalista. El feminismo institucional ha fracasado, y por ello carece por completo de legitimidad para representar los intereses de las trabajadoras y para imponernos el silencio frente a la lucha en la calle contra la violencia sexista y contra toda forma de explotación de la mujer.

Luchando por el socialismo ponemos las bases de una nueva sociedad sin explotación y desigualdad social. Y luchando contra el patriarcado, destruimos las relaciones de poder y sumisión entre los géneros y la subordinación de las mujeres en la nueva sociedad.


CONTRA LA VIOLENCIA SEXISTA, FEMINISMO SOCIALISTA

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso