domingo, octubre 03, 2010

Excluyen medios problemáticas sociales de las mujeres

Guadalupe Cruz Jaimes
(CIMAC).- Para eliminar la discriminación y la violencia contra las mujeres, es preciso que los medios de comunicación dejen de reproducir estereotipos de género, en los que las mujeres son consideradas como objetos sexuales o de servicio, consideran expertas en el tema.

Durante el Primer Foro Internacional Género, Justicia y Medios de Comunicación: violencia, discriminación y estereotipos de género Joana Gallego, de la Universidad Autónoma de Barcelona, dijo que los medios de comunicación juegan un papel determinante en el cambio social hacia el avance o retroceso de la no discriminación y a una vida libre de violencia para las mujeres.

En el edificio alterno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la académica mencionó que en los medios existe una desviación del lenguaje cuando se habla de mujeres o de hombres.

Las mujeres son vistas como objetos, y ellos como sujetos de acción, además de que en la formulación de la agenda informativa donde se decide que sí y que no es noticia, se excluyen las problemáticas sociales de las mujeres.

En la mayoría de las redacciones además, las mujeres periodistas anteponen su función como profesionales de la comunicación, y no como mujeres, apegándose a la agenda mediática y hacen a un lado los contenidos con un enfoque de derechos humanos de las mujeres.

El ejemplo claro son las cabezas de noticias en las que se destaca el papel de las mujeres como si fuera una excepción, “una mujer a la presidencia de Alemania”. Con ello se les muestra como un colectivo extraño en esos ámbitos.

Con la excepción no se contribuye a la igualdad, dijo, de igual modo este hecho propicia que las mujeres sigan siendo anónimas, sin historia, ni genealogía, debido a que si no se nombran con nombre y apellido, se invisibilizan, abundó.

Otro ejemplo es que en las cabezas de las notas se utilizan títulos honoríficos, en lugar de hablar del trabajo de las mujeres con lo que se oculta su capacidad, esfuerzo y trabajo. Ejemplo: una medallista olímpica, quien al ganar una competencia fue nombrada Sirena de Europa, en lugar de señalar su mérito.

DEJAR DE SER PIONERAS

La experta planteó que las mujeres en los medios deben dejar de ser representadas como pioneras y normalizar a las que acceden a cualquier ámbito, hay que describirlas en la información por su actividad y no por el parentesco que guardan con hombres públicos.

Es indispensable que en los contenidos de los medios se eliminen los estereotipos de género que colocan a las mujeres como objetos sexuales, porque esto genera la violencia contra ellas, y a su vez legitima industrias como la pornográfica.

Karen Boyle de la Universidad de Glasgow, del Reino Unido, mencionó que en México la pornografía gratuita por Internet es consultada con mucha frecuencia, en más de seis sitios Web.

Uno de ellos ha recibido más de 123.5 millones de visitas, los videos más consultados son los que utilizan términos como “escolares, chicas e incluso niñas”. En la red, de los 50 sitios de pornografía gratuita más visitados 22 de ellos tienen que ver con incesto.

En estos sitios de pornografía extrema, las mujeres aparecen aparentemente drogadas y son definidas por su edad, color de cabello entre otras. Para lograr un rechazo a la pornografía es importante informar que detrás de esa industria está la violencia en contra de las mujeres.

Existe la evidencia de que la pornografía agrede a las mujeres, y a pesar de ello en la televisión, se transmiten programas en donde las mujeres son tratadas como objetos sexuales, aún siendo menores de edad.

La experta refirió que la educación institucional para rechazar esta industria, es un factor importante que debe reforzarse con el mensaje de que la pornografía representa violencia contra las mujeres y niñas.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso