domingo, septiembre 19, 2010

ONU-Mujer: nueva agencia y Bachelet

Por Víctor M. Carriba (Prensa Latina *)
La ex presidenta de Chile Michelle Bachelet se acaba de convertir en la segunda mujer latinoamericana que en los últimos meses pasa a ocupar uno de los cargos de alto rango dentro del sistema de Naciones Unidas.

La anterior fue la experta costarricense en asuntos del Medio Ambiente Christiana Figueres, nombrada en mayo pasado como secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático.

Ambas designaciones fueron realizadas por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un año marcado por una intensa actividad dentro de la organización mundial, relacionada con la situación de las féminas a escala mundial.

Bachelet concluyó su mandato presidencial en marzo último y en su nueva tarea tiene que echar a andar la llamada agencia ONU-Mujer, creada en julio para impulsar el cumplimiento de uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).


Los ODM son ocho metas adoptadas en el año 2000 por una cumbre de la ONU para ser cumplidas en 2015, entre ellas una dirigida a promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer.

Los otros desafíos están dirigidos a erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, reducir la mortalidad infantil en dos tercios entre 1990 y 2015, combatir el VIH-SIDA, el paludismo y otras enfermedades, defender el medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

La situación actual del cumplimiento de los ODM, a cinco años del plazo fijado (2015), será analizada la semana próxima en Nueva York, en una conferencia convocada por la ONU y a la que se espera la asistencia de unos 140 jefes de Estado y gobierno.

Ese foro será el escenario del estreno de Bachelet en su nueva responsabilidad, que tiene rango de subsecretaria general, y en el cual aplicará toda su experiencia y buenas relaciones cultivadas con disímiles gobernantes, según manifestó la ex presidenta tras su nombramiento.

Se trata, dijo, de luchar contra la discriminación de las féminas y de ampliar las oportunidades para las mujeres y niñas de todo el mundo.

En muchas partes, las mujeres no tienen las mismas oportunidades que los hombres con respecto a los más esenciales derechos humanos, agregó al recordar las mutilaciones y castigos que reciben en algunos lugares del planeta.

ONU-Mujer tiene entre sus objetivos la provisión de respaldo técnico y financiero a los países para sus planes vinculados al desarrollo de la mujer y funcionará gracias a contribuciones voluntarias y un presupuesto de 500 millones de dólares establecido por la organización mundial.

Resulta el doble de la suma que recibían los cuatro organismos ahora agrupados en la nueva agencia encabezada por Bachelet, la cual también ayudará a órganos intergubernamentales, como la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, a diseñar políticas y normas en la materia.

El tema de las féminas estuvo marcado este año en Naciones Unidas por la celebración en marzo pasado la 54 sesión de la Comisión sobre el Estatus de la Mujer, dedicada a analizar el cumplimiento de la Plataforma de Acción adoptada por la IV Conferencia Mundial de Mujeres, celebrada en Beijing en 1995.

La cita de Nueva York aprobó resoluciones sobre la igualdad de género y el empoderamiento (otorgar poder) de ese segmento poblacional, la situación y la asistencia a las féminas palestinas y la liberación de mujeres y niños tomados como rehenes en conflictos armados.

Además, adoptó otro documento acerca de la eliminación de la mortalidad y la morbilidad maternas, y los problemas del VIH-SIDA con respecto a las mujeres y las niñas.

El progreso hacia la solución de todos esos problemas y muchos más dependerá ahora de la nueva agencia creada por la ONU y frente a la cual está Bachelet, la primera mujer que ocupó la presidencia de Chile.

(*) El autor es corresponsal de Prensa Latina en Naciones Unidas.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso