viernes, agosto 13, 2010

Más de 9 mil trabajadoras de 18 a 26 años sin garantías laborales

Por Guadalupe Cruz Jaimes
(CIMAC).- El retraso de 30 años que registra el país en crecimiento económico y deterioro del ámbito laboral, propició las “peores condiciones” de trabajo para las y los jóvenes mexicanos para quienes sindicalizarse y defender sus derechos colectivamente, es una posibilidad lejana.

Muestra de ello, son las y los jóvenes del call center, Atento, para el que laboran 18 mil personas, 70 por ciento mujeres de 18 a 26 años de edad, quienes desde diciembre de 2009 disputaron la representación sindical de las y los telefonistas, sin éxito, señaló el académico Alfonso Bouzas, en conferencia de prensa.

Bouzas, integrante del Instituto de Investigaciones Económicas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que en las condiciones actuales del mercado laboral, que entiende la flexibilización como degradación del trabajo, sin una cultura de sindicalización, las y los jóvenes tienen “pocas oportunidades de acceder a un empleo digno”.

En Atento, empresa que tiene call centers en el Distrito Federal, Hidalgo, Toluca y Monterrey, las y los jóvenes trabajan con Contratos Colectivos de Protección Patronal (CCPP), para empresas como Bancomer, Sam’s Club, Movistar, Wal-Mart.


Los CCPP permiten que el patrón determine las condiciones de trabajo de las y los empleados, mediante una revisión contractual “simulada” cada dos años.

Las y los trabajadores de Atento reciben alrededor de 200 llamadas diarias, perciben en promedio un salario de 3 mil pesos mensuales y son presionados constantemente por sus supervisores, quienes “comúnmente” piden favores sexuales a las jóvenes a cambio de asensos y permisos.

A esta situación se le suman las restricciones para las trabajadoras que están embarazadas, quienes deben reponer el tiempo de licencia que se les concede.

De acuerdo con Enrique Fabela, secretario de Relaciones Exteriores, Alianzas y Actas, del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, (STRM) se calcula que en el país existen un millón de contratos colectivos de trabajo, de los cuales 950 mil son de CCPP, este tipo de contratación no es exclusiva de los call centers, está en todos los sectores productivos.

Al respecto, Daniel Romero, integrante de la sección 187 Atento, del STRM, denunció que los CCPP se dan porque las empresas reducen gastos al restar garantías a las y los trabajadores, por la existencia de “seudosindicatos”, el desconocimiento de los derechos laborales por parte de la juventud y porque la autoridad los “solapa”.

Romero relató la lucha emprendida para ejercer el derecho a la libertad sindical, la cual inició formalmente el 15 de diciembre de 2009, cuando presentaron la demanda por la titularidad del contrato de Atento.

Después de que presentaron la demanda de titularidad ante la Junta de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal, apareció el Sindicato Progresista, que antes de ese momento no había hecho acto de presencia en el centro de trabajo, y también presentaron un contrato colectivo, que igual que a los líderes de ese sindicato, el personal desconocía.

Las y los jóvenes en resistencia obtuvieron la toma de nota, pero ésta no es representativa.

Para poder representar y defender los derechos laborales de las y los trabajadores de Atento, realizaron un recuento sindical, después de un año y medio de solicitarlo a la Junta local, éste se llevó a cabo el pasado 2 de julio.

El recuento se caracterizó por múltiples irregularidades, denunció Romero, entre ellas, destaca la presencia de 150 “golpeadores” que antes y durante el recuento, buscaron confrontarse con las y los jóvenes que buscaban un sindicato independiente.

Acudió personal dado de baja y de confianza, “acarreados” por el patrón. Además, previo al recuento, Atento realizó una “campaña de miedo”: “decían que se iban a cerrar las campañas que tienen con Bancomer y Movistar, que se iba a sustituir al personal si votaban por la sección 187 del STRM”.

El resultado del recuento fue de mil 230 votos a favor del Sindicato Progresista y 375 votos para la sección 187. Actualmente, las y los trabajadores esperan el laudo que la Junta local emitirá al respecto.


No hay comentarios:

Género con Clase Impreso