sábado, julio 17, 2010

Cepal instó a eliminar ''brechas de género, etnia y raza'' en América Latina

Durante una conferencia de igualdad de género promovida por la Cepal y realizada en Brasilia, se concluyó que la mujer latinoamericana trabaja más, gana menos y es la principal víctima de la violencia y la pobreza. Sin embargo se reconoció que en los últimos dos decenios, entre otras cosas, cinco mujeres llegaron a la presidencia por voto popular.
TeleSUR.- La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), instó este viernes a Gobiernos y sociedades a eliminar las "brechas de género, etnia y raza" que persisten en el continente tras denunciar desigualdades claras en el sueldo de la mujer y la carencia de empleo para indígenas y afrodescendientes.

Las conclusiones de la décima primera Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, clausurada este viernes en Brasilia y promovida por la Cepal, indicaron que la región "sigue siendo desigual" y que cada vez más "se agudizan las brechas de género, etnia y raza".

De acuerdo al documento de la Cepal, es "inaplazable cambiar las bases políticas, culturales y económicas que sostienen la división sexual del trabajo". En el encuentro se hizo énfasis en divulgar que ocho de cada diez parlamentarios latinoamericanos son hombres. Según el "Consenso de Brasilia", también urge a "ampliar la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y en las esferas de poder".


En el texto también se reseñó que en Latinoamérica, las mujeres son las principales víctimas de la pobreza y que sus salarios no llegan al 80 por ciento de los de sus compañeros.

De acuerdo a estudios de la Cepal, en América Latina sólo la mitad de las mujeres en edad económicamente activa están en el mercado de trabajo.

El resultado de los cuatro días de debates del encuentro promovido por la Cepal, es una amplia recomendación que incluye la realización de un mayor énfasis en políticas públicas como: más estructura social para las mujeres y forzar la participación del hombre en las tareas de la familia.

También se solicitó una fiscalización para que los salarios de hombres y mujeres sean iguales en los mismos niveles.

Para lograr que la mujer tenga más acceso al empleo, se recomendó eliminar el gran déficit de infraestructura social, como guarderías o atención para ancianos en los países del continente, pues a ellas se les hace mucho más difícil el acceso al trabajo cuando tienen bajo su cargo hijos o parientes.

Como un buen dato de referencia se citó que durante el Gobierno de la ex presidenta chilena, Michelle Bachelet, se alcanzó la creación de 3 mil 500 guarderías para facilitar el empleo de las madres de sectores vulnerables.

De igual manera se instó a reconocer el valor económico del trabajo no remunerado que las mujeres realizan en sus hogares. Esas labores "constituyen una carga desproporcionada para las mujeres", indicó el comunicado de la conferencia promovida por la Cepal.

El trabajo de la mujer en sus viviendas corresponde a "un subsidio invisible al sistema económico, que perpetúa la subordinación y la explotación", agregó el texto.

Entre los logros del continente en materia de igualdad de género se nombró durante la conferencia que las mujeres superan a los hombres en el número de inscritos en la universidad y que acceden por igual a la educación primaria y secundaria.

También se resaltó que en las dos últimas décadas hubo cambios visibles en la región: cinco mujeres llegaron a la presidencia por voto popular, los parlamentos se feminizaron un poco más, se incrementó el número de mujeres que entraron en el mercado de trabajo y la mayoría de países aprobaron leyes para garantizar sus derechos.

A la conferencia asistieron 800 delegadas de 36 países, así como representantes de organismos internacionales como del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), y de grupos organizados de mujeres de toda América Latina y el Caribe.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso