miércoles, abril 02, 2014

Colombia: Reseña del IV Encuentro de Mujeres Campesinas y Luchadoras

José Antonio Gutiérrez D.

Rebelión Con una nutrida participación de la comunidad así como con delegaciones provenientes de otros rincones del departamento (Pradera, Florida, Ginebra, Guacarí, Buga, Sevilla, San Pedro y Tuluá), se realizó el IV Encuentro de Mujeres Campesinas y Luchadoras en la vereda El Cabuyal, zona alta de Palmira, en el departamento del Valle. Este encuentro, organizado por la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca (ASTRACAVA) y por la Coordinación Campesina del Valle del Cauca (CCVC), es una manera de reconocer el rol que tienen las mujeres del campo en las luchas populares que sacuden a Colombia así como en la construcción de un proyecto nuevo de sociedad. En palabras de Cristina López, presidenta del Comité de Mujeres Manuelita Sáenz de El Cabuyal, “este es un acto donde podemos expresar de muchas maneras lo que podemos hacer como mujeres. Esta es la primera vez que hacemos algo así por acá, nunca habíamos tenido un grupo que nos representara. La CCVC nos ha apoyado muchísimo estos años, para que conozcamos nuestros derechos y se los inculquemos a nuestros hijos”.

Sigue siendo un desafío para el movimiento popular estimular una mayor participación de las mujeres en los proyectos emancipadores de campesinos y trabajadores. Como nos explica Patricia Uribe, secretaria de mujer de la subdirectiva de Pradera de ASTRACAVA, “la participación de las mujeres es restringida, porque a veces la mujer campesina es muy apegada a la tierra, al cultivo, conoce poco de lo político. De pronto es por todo lo que la mujer campesina ha vivido, sus quehaceres diarios, que tiene temor a mostrarse como es a la sociedad. La represión del Estado muchas veces ha asesinado los esposos, otras veces nos quitan los hijos para llevarlos al servicio militar obligatorio… también por aquellos hombres que no las dejan participar, todo hace que tenga temor a expresar realmente lo que siente y piensa”.

Según ella, la importancia de este acto radica en que “las mujeres vayan conociendo su importancia en lo social y lo cultural en las organizaciones campesinas y así irnos dando a conocer, porque en lo cultural la mujer conoce la cultura campesina. Que la mujer entienda su importancia en la lucha por la soberanía alimentaria, en el rescate de semillas, lograr ese auto-reconocimiento como mujeres que nos da la lucha, porque hay que quitarse ese temor”.

Al final del día, luego de escuchar intervenciones de las compañeras y compañeros del proceso campesino, así como de disfrutar de varios números artísticos, las delegaciones emprendieron el retorno en sus multicolores chivas habiendo dado un paso más en la reafirmación del rol de la mujer en el proceso de cambios que se viven hoy en Colombia. No está de más recordar que ese proceso de cambio requiere una participación masiva del pueblo y que más de la mitad de ese pueblo con mujeres, las cuales en las lucha y las organizaciones han demostrado su valor y su aporte específico al proceso emancipatorio de los pueblos de Colombia.


(*) José Antonio Gutiérrez D. es militante libertario residente en Irlanda, donde participa en los movimientos de solidaridad con América Latina y Colombia, colaborador de la revista CEPA (Colombia) y El Ciudadano (Chile), así como del sitio web internacional www.anarkismo.net. Autor de "Problemas e Possibilidades do Anarquismo" (en portugués, Faisca ed., 2011) y coordinador del libro "Orígenes Libertarios del Primero de Mayo en América
Latina" (Quimantú ed. 2010).


Género con Clase Impreso