sábado, septiembre 07, 2013

Feminismo en marcha para cambiar el mundo

Micaela Ryan

La Haine Llegaron de cuarenta y ocho países. Con sus historias y sus aprendizajes, con las luchas constantes que cada una de ellas forjan día a día, desde sus trincheras. Las integrantes de la Marcha Mundial de Mujeres festejaron el IX Encuentro Internacional y su decimotercer año de vida. El encuentro se desarrolló entre el 25 y el 31 de agosto en el Memorial de América Latina, construido por Oscar Niemeyer en 1989. Este imponente escenario se pintó de todos los colores para brindar el marco perfecto. Interminables intercambios de experiencias, luchas y sentimientos de quienes combaten la enorme cantidad de problemáticas que afectan a las mujeres en todo el mundo.

La militarización de los territorios, la mercantilización de los cuerpos, la privatización de los bienes comunes y el aumento de la violencia hacia las mujeres fueron analizados como consecuencias directas de la ofensiva de un proyecto neoliberal y patriarcal que se impone en los pueblos del mundo. Los relatos de compañeras de Palestina, Turquía, Saharaui, República del Congo, Guatemala, entre otros países dan cuenta del aumento de la misoginia y el racismo de las políticas que el capitalismo aplica para controlar recursos y personas.

Durante cinco días, los paneles, las actividades, las charlas, los festejos, las danzas, los cantos, las risas y las lágrimas hermanaron a quienes hoy afirman que la construcción de un mundo más justo, sin pobreza ni violencia, sólo es posible desde el feminismo. Y quienes entienden que el feminismo no es otra cosa que la igualdad entre hombres, mujeres, gays, lesbianas, negras, indígenas, campesinos, cultoras: la humanidad misma. "Mujeres en resistencia", "feministas y revolucionarias" y "frente a una globalización machista: revolución feminista", son algunas de las consignas que marcaron los sentidos cánticos y las masivas batucadas durante estas jornadas.

Cada día se vivió con intensidad. Durante los primeros tres, se desarrollaron paneles en grandes auditorios, donde se revisaron las trayectorias feministas, el lugar del feminismo en la construcción de sistemas alternativos y el papel de la Marcha Mundial de Mujeres como movimiento internacional. La mitad de la semana estuvo cargada de talleres y actividades, donde se analizó con profundidad la mercantilización de los cuerpos y los recursos; la democratización de la comunicación y la cultura; la visibilización lésbica; la prostitución como negocio; la eliminación de cualquier forma de violencia contra las mujeres; la despatriarcalización de la educación, del Estado y de la economía.

Simultáneamente, las delegadas de los 48 países participantes debatieron sobre la agenda la Marcha Mundial de Mujeres, profundizaron al discusión sobre la cuarta acción internacional que se impulsará en el 2015, y evaluaron los siete años de secretaría internacional con sede en Brasil. Es que en este encuentro, también se eligió la nueva secretaría internacional que se instalará en Mozambique.

Ante un auditorio repleto, la audiencia vibró ante la lectura de las conclusiones del encuentro. Luego, Nalú Farías, presentó a la nueva coordinadora. Este lugar será ahora asumida por Graça Samo, quien toma la responsabilidad a continuación de Miriam Nobre. De esta manera, la nueva secretaria será asumida desde África, de la misma manera que la Vía Campesina, otro movimiento continental que está basado en la organización campesina, que trasladó su secretaría a Zimbawe. Samo explica que esta elección tiene como objetivo "fortalecer y visibilizar la lucha de las organizaciones africanas". Es por eso, que el próximo encuentro internacional de la Marcha Mundial de Mujeres en el 2015, se realizará Mali.

La solidaridad y el fortalecimiento de las articulaciones internacional, son una señal en el avance de las luchas de los movimientos que enfrentan el capitalismo y que denuncian las acciones imperialistas. La globalización es enfrentada, cada vez más, con fortalecimiento de las luchas coordinadas internacionalmente.

Y las mujeres dan el ejemplo. Como afirma Sandra Morán, de la Marcha Mundial de Mujeres de Honduras, "nuestra lucha no es la lucha por las mujeres, es una lucha por el poder popular". Y para demostrar esto, 3 mil mujeres se reunieron en la Avenida Paulista para comunicar con sus cantos, tambores que la lucha es por recuperar la soberanía sobre los cuerpos, sobre sus vidas y su historia. Al finalizar esta masiva marcha, que contó con la presencia de una “Batucada feminista” con 200 tambores, culminó en la Plaza de la República, con un acto de cierre con actividades culturales. En el documento final del Encuentro, la Marcha Mundial de las Mujeres concluye con contundencia: "Afirmamos que la autoorganización de las mujeres es nuestra estratega de fortalecimiento como sujeto político que construye una fuerza mundial, en alianza con los movimientos sociales que comparten la lucha anticapitalista y por una sociedad basada en los valores de la libertad, la igualdad, la justicia, la paz y la solidaridad".

www.marcha.org.ar

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso