jueves, agosto 30, 2012

Las mujeres tunecinas no quieren ser “complementarias” sino “iguales” a los hombres



Alerta en Túnez donde las mujeres temen por sus derechos. Un artículo de la futura Constitución que se está preparando es objeto de controversia. El texto introduce el concepto de “complementaridad” entre hombres y mujeres y silencia la noción de “igualdad”. El artículo 28 estipula que "el Estado asegura la protección de los derechos de la mujer, de sus logros, en el marco del principio de complementariedad con el hombre en el seno de la familia y en tanto que asociada al hombre en el desarrollo de la patria."

Las asociaciones de mujeres denuncia que este texto la mujer es definida así en función del hombre sea su padre, su marido o su hermano.

El artículo ha sido aprobado el 1 de agosto por una comisión de la Asamblea Nacional Constituyente con 12 votos: 9 de EnNahda, 1 del gurpo libertad y dignidad, 1 del movimiento Wafa y 1 del partido izquierdista CPR al que pertence el Presidente Marzouki. Aunque todavía no ha sido ratificado por el pleno de la Asamblea.

Un 13 de agosto simbólico

Por ello este 13 de agosto, día en que se conmemora la promulgación del Código del Estatuto Personal aprobado en 1956, que fue la vanguardia en el mundo árabe en relación a los derechos de las mujeres, en el que se prohibió la poligamia y el repudio, se introdujo el derecho al divorcio, el derecho a las niñas a la educación, se estableció la edad mínima legal para contraer matrimonio y se instauró el matrimonio sólo establecido a partir del consentimiento mutuo de los esposos... tiene especial significado.

La Liga de los Derechos Humanos, ONGs feministas, el sindicato UGTT -una de las fuerzas con mayor poder social de Túnez- denuncian que la dignidad y los derechos de ciudadanía de las mujeres tunecinas está en peligro y han convocado una marcha.

El líder de Ennahda, actual jefe de gobierno, el islamista Rached Ghannouchi, intenta minimizar la polémica y asegura que la decisión ha sido apoyada por los partidos de izquierda que también forman parte de la coalicción de gobierno con mayoría islamista. “Algunos diputados han visto en esta formulación (complementaridad en vez de igualdad) un retroceso en los principios fundamentales como el de la igualdad, pero este concepto ha logrado el acuerdo entre Ennahda y socios de la coalicción ” ha dicho en referencia a los partidos de izquierdas que forman parte de la coalicción de gobierno: Ettakatol y el CPR Congreso por la República, al que pertenece el presidente Marzouki.

La diputada del partido de izquierda Ettakatol Selma Mabrouk ha lanzado de inmediato una petición en la que se hace el llamamiento para “proteger los derechos de ciudadanía de la mujer tunecina”. Denuncia que el texto define a la mujer en función al hombre y que la noción de complementaridad no es recíproca ya que no se incluye que el hombre a su vez es complementario a la mujer.

“Pedimos la retirada pura y simplemente de este artículo que constituye una violación de los logros de las mujeres y de su humanidad” ha declarado Ahlem Belhaj, presidenta de la Asociación de Mujeres Demócratas

Esta polémica llega tras numerosas denuncias por parte de mujeres sobre el aumento de la presión de los islamistas. Sin ir más lejos, islamistas radicales han reclamado la retirada de la nacionalidad tunecina a la atleta Habiba Ghribi, medalla de plata en Londres, por su vestuario.

La primera protesta se produjo el pasado día 9 de agosto ante la sede de la Asamblea Constituyente para exigir la retirada del texto y se han convocado nuevas movilizaciones para hoy.

Y una campaña en internet recoge firmas de apoyo: Protégez les droits de citoyenneté de la femme en Tunisie! Avaaz.org

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso