martes, julio 10, 2012

Tu cuerpo no es el problema...

Reflexión de pensamiento sobre la violencia que supone la publicidad para las mujeres
Por: Consume hasta morir / La haine
Estamos hartas de modelos, de medidas perfectas y de que se traten la celulitis, las arrugas ,la menstruación, menopausia...como enfermedades, como problemas para los que, por supuesto, alguien tiene una solución que vendernos. Comprarán cada vez más tiempo en televisión y más espacios en nuestras calles, revistas, periódicos, paradas de guaguas, tranvía... para recordarnos ¿cuántas veces al día? que no podemos salir a la calle sin depilarnos, sin “estar guapas”, sexys, flacas y sonrientes. Nunca seremos perfectas, pero tampoco querremos serlo... sabemos de la dificultad de romper con todo lo que nos han metido desde el momento que nacemos (o ya antes de nacer...). Somos nosotras las que hoy gritamos esto, y las mismas que mañana nos miramos preocupadas al espejo. Pero esta situación no puede más que multiplicar nuestras ganas de cambiar esta basura que tenemos dentro.

Ya vemos las consecuencias de la violencia con que la sociedad trata a las mujeres, desde las muertas hasta las niñas anoréxicas. Cómo esta presión y re-presión sobre nosotras nos tiene tan sumisas que no mordemos a quién nos hace daño y compramos sus productos.

Que en una tienda de salud, haya un cartel enorme que diga: “ Es horrible que tengas arrugas, no enseñes la celulitis en verano, deseas ser la mujer de este anuncio, tienes que reafirmar tu pecho, cómprame para curarte la baja autoestima, estás gorda, tienes granos, eres vieja, avergüénzate de ti misma...” es violencia.

La publicidad, aunque no lo parezca, jamás pasa desapercibida por nuestras vidas, nos manda mensajes al cerebro infinitas veces al día que van haciendo mella en nosotras mismas y en nuestras relaciones. En vez de exigir que dejen de invadir nuestro espacio vital, nos creemos sus soluciones creando nuestros problemas. Y les ayudamos a publicitarse...

No vamos a permitir que esto siga así. Tenemos nuestros cuerpos, con sus distintas formas, sensibilidades, recovecos y placeres... Estamos aprendiendo a conocerlo y disfrutarlo, a sentirlo como lo que es, una parte de nosotras que nos da placer y nos permite crear, y que tiene infinitas posibilidades más... Estamos aprendiendo que en este proceso hay personas e instituciones que no nos permiten avanzar, que nos agreden y nos violentan, que nos mantienen donde no molestemos, que impiden que nos comuniquemos... Y por eso, este noche nos hemos propuesto que un buen número de farmacias no nos insulten mañana, cuando paseemos por la calle delante de escaparates que no podrán decirnos: “Es horrible que tengas arrugas, no enseñes la celulitis en verano, deseas ser la mujer de este anuncio, tienes que reafirmar tu pecho, cómprame para curarte la baja autoestima, estás gorda, tienes granos, eres vieja, avergüénzate de ti misma...”

En una sociedad enferma crecen personas enfermas, algunas aún creen que su cuerpo es el problema...

NO LLAMES SALUD A LA ANOREXIA Y LA BULIMIA

NO LLAMES SALUD A METERNOS MIEDO A SALIR A LA CALLE...

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso