martes, mayo 15, 2012

Nuevos datos sobre violaciones en Congo. Hay 26 veces más de los estimados

Gazeta Wyborcza
En la República Democrática de Congo cada día son violadas más de mil mujeres en edad reproductiva, según el último informe sobre violencia sexual en el país. Estadísticamente son 40 por hora las mujeres víctimas de violación. Durante años el mundo se atenía a datos muy rebajados, aunque ya aterradores.

El asunto de los delitos sexuales en Congo es conodido desde hace muchos años. Las Naciones Unidas, basándose en datos de la policía y los hospitales a los que llegan las mujeres abusadas, estableció que las violaciones y la violencia sexual afectan a "apenas" 15 mil mujeres al año. Pero se evidenció que la escala es 26 veces mayor. El mundo no conocía la verdadera escala. En el país sumido en conflictos interiores, la violencia sexual está al orden del día. Los datos publicados en el "American Journal of Public Health" relativos a los años 2006/7 indican que en esos años 400 mil mujeres de entre 15 y 49 años fueron víctimas de violación. La población total del país es de 4 millones. Los investigadores no ponen en duda de que las víctimas son también mujeres de menos y de más edad. Las estadísticas tampoco incluyen casos de violencia contra varones.

Amber Peterman, autora de la corrección de datos, admite que las Naciones Unidas "no estimaron" la dimensión del fenómeno.



No es un buen país para las mujeres

La sociedad congoleña es patriarcal, el rol de la mujer se limita a servir al varón y parir. El varón siempre puede demandar sexo y la mujer no tiene derecho a negarse. Según la ley congoleña toda convivencia con una persona menor de 18 años es calificada como violación. Pero es ficticio: no son pocas las quinceañeras obligadas a casarse.

Los datos publicados por organizaciones defensoras de los derechos humanos llaman la atención sobre que la verdadera escala de violaciones sigue siendo desconocida. Se estima que se denuncia apenas uno de cada 20 casos de violencia.

¿por qué tan pocos? Las víctimas son aterrorizadas por los victimarios, temen ser marginadas por la sociedad en la que viven. También son significativas la vergüenza o la falta de dinero. El país está roído por la corrupción, y no es raro que los uniformados exijan un pago para asentar una denuncia.

Además, el fenómeno crece. Según estimaciones de Human Rights Watch el número de ataques de violencia sexual en 2009 ha duplicado la cantidad del año anterior.

Violan no solo los soldados

En la República Democrática de Congo la guerra se ha transformado en unacarnicería fratricida, la peor desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Sigue durando hasta ahora, a pesar de que oficialmente hay paz desde 2008. Los violadores siguen siendo los soldados y los partisanos, porque para ellos el sexo es una forma de recompensa y un modo de humillar a los varones del otro bando.

Pero la violación es un delito común cometido por rebeldes, miembros del ejército regular congoleño y civiles. También está bajando la edad de las víctimas, entre otros, han aparecido datos de violaciones de bebés de tres meses.

Publicado por Gazeta Wyborcza el 14 de mayo de 2012
Traducción del polaco para RIMA de Bárbara Gill

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso