miércoles, mayo 09, 2012

FDIM: 67 años de la victoria sobre el fascismo

FEDERACIÓN DEMOCRÁTICA INTERNACIONAL DE MUJERES
La humanidad democrática y progresista conmemora el próximo 9 de mayo el 67 aniversario de la victoria de los pueblos sobre el fascismo hitleriano. Las cinco organizaciones venezolanas afiliadas a la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM): Participación Activa y Social (PAS), Red de Mujeres de Vargas (RMV), Fuerza Bolivariana de Mujeres (FBM), Movimiento Manuelita Sáenz (MOMUMAS) y Movimiento Clara Zetkin (MMCZ), expresamos, una vez más, nuestra admiración a los pueblos que sufrieron y enfrentaron los horrores de la Segunda Guerra Mundial, cuyo costo en vidas fue de millones de personas.

Nuestra FDIM nace el 01 de diciembre de 1945, a escasos meses de haber concluido la guerra, sobre las ruinas de Europa, en París, y bajo el juramento de luchar infatigablemente para asegurar al mundo una paz duradera, por el respeto a los principios de igualdad de derechos de los pueblos, por la autodeterminación y respeto de cada pueblo a escoger su forma de gobierno sin interferencia extranjera. Por la conquista y defensa de los derechos económicos. Políticos, legales y sociales de las mujeres, lograr el reconocimiento de su dignidad y su plena igualdad de derechos. Allí se dijo “Por esta maravillosa obra, todas nosotras tenemos las mismas ambiciones y el mismo amor que siente una joven madre por el pequeño hijo que ha dado a luz y nosotras debemos vigilar la justicia y la paz tanto como cuidamos la preciosa salud de nuestros pequeños.

Luchar contra el fascismo y el imperialismo es la única posibilidad de asegurar las condiciones para una paz duradera.



Hoy el hecho más importante que se desarrolla en el mundo actual es, sin lugar a dudas, las crisis del capitalismo y las consecuencias de ella, que además de afectar fundamentalmente a la clase trabajadora, origina una fuerte ofensiva por parte de varias organizaciones imperialistas: la OTAN y la Unión Europea, cuyo único fin es el reacomodo del sistema neoliberal y su supervivencia, a través del aseguramiento de recursos económicos, financieros y naturales. La carrera armamentista y el refuerzo de las alianzas militares ponen en peligro a la Humanidad misma ante la posibilidad de una guerra nuclear.

Estamos presenciando cómo las economías europeas entran en un escenario de recesión, que no sólo trae destrucción económica y crecientes perturbaciones financieras, sino que expresa la incapacidad de los gobiernos de esos países de resolver el caos reinante con las políticas económicas tradicionales.

Como es costumbre en el sistema capitalista, las crisis económicas se resuelven descargando sobre los hombros de los trabajadores todo el peso de los ajustes, lo cual conduce a que los gobiernos de la burguesía financiera recurran a las peores políticas de desmontaje social de la segunda postguerra.

El movimiento obrero y los partidos de izquierda se defienden, se movilizan en contra de las políticas neoliberales que causan desempleo, pobreza y crecientes desigualdades. En estas semanas se ha producido impresionantes huelgas generales y movilizaciones populares en Grecia, España, Portugal e Italia.

Mientras que Estados Unidos y en algunos países de Europa, los gobiernos presionados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea, aplican medidas de recorte que afectan fundamentalmente el empleo, la salud y la educación de la clase trabajadora, en Venezuela el Gobierno Bolivariano, presidido por Hugo Chávez, promulgó la Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y Trabajadoras, un instrumento legal producto de la más enriquecedora discusión que hiciera el pueblo trabajador. La mujer trabajadora en esta ley ha logrado avances importantes, impensables en los epicentros de la crisis capitalista. Se demuestra una vez más, que nuestro camino liberador está en función del ser, de la patria independiente y soberana en vía hacia el socialismo.

Por otra parte, estamos presenciado un proceso de expansionismo y agresividad de las fuerzas imperialistas. Como ocurrió a lo largo del siglo XX, las crisis del sistema se acompañaban de la expansión y conquista colonial como fórmula para superar las dificultades económicas y de la recomposición del sistema mismo.

En ese sentido, hay un despliegue criminal de las fuerzas imperiales en búsqueda de fuentes energéticas baratas y seguras, por lo que se bombardeó a Libia Popular Socialista y derrocó el gobierno de Muamar el Gadafi. Se hostiga a la República Islámica de Irán. También se desarrollan estrategias de agresión en función de espacios estratégicos, entre ellos en el Medio Oriente, donde el imperialismo estadounidense, gobiernos europeos y monarquías árabes al servicio de los Estados Unidos, persigue derrocar el gobierno de la República Árabe Siria con la misma fórmula empleada en Libia.

Esta política ha sido rechazada por los pueblos del mundo, de las fuerzas políticas antiimperialistas y de gobiernos dignos, entre los cuales destacan las naciones de la ALBA-TCP, que siempre ha elevado su voz de protesta en escenarios internacionales. También destaca la actitud de los gobiernos de Rusia y China en la crisis siria, que han impedido, sobre todo la determinante posición rusa, el derrocamiento del gobierno de Bashar al-Assad.

Esa política de hostilidad y de agresión imperialista se manifiesta claramente en la región latinoamericana, donde el gobierno estadounidense conspira permanentemente para desestabilizar los gobiernos revolucionarios de Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela. Incluso intentos de golpe de estado y de magnicidio se ha producido con la participación del imperialismo estadounidense.

Para nosotras, evocar el 69˚ aniversario de la Victoria es reafirmar nuestra profunda convicción en la lucha por la emancipación social, en la justeza de nuestros valores e ideales libertadores; nuestra determinación en combatir las causas y las fuerzas que estuvieron en la raíz del horror fascista; así como nuestra certeza de que el futuro pertenece a las y los trabajadores y a los pueblos que resisten y luchan en pro de la emancipación de la Humanidad. El futuro no le pertenece al capitalismo, sino al Socialismo.

En Venezuela nos preparamos con gran entusiasmo y decisión para reelegir como presidente a nuestro comandante Hugo Chávez, el próximo 7 de octubre. Se trata del compromiso histórico de mayor importancia para asegurar la profundización de nuestro proceso revolucionario. Sabemos que el mundo progresista y revolucionario tiene todas las esperanzas puestas sobre esta batalla que estamos llevando adelante. La oposición fascista cada día más desesperada porque su candidato no remonta la cuesta y es aventajado por el Comandante Chávez en más de 20 punto porcentuales.

Debemos destacar la creciente escalada de agresiones del imperialismo contra la Revolución Bolivariana, para impedir que nuestro líder continúe frente a este reto de seguir construyendo la patria libre e independiente por la que luchara nuestro Padre Simón Bolívar.

Nuestra revolución ha avanzado y presenta logros importantes. Con gran responsabilidad podemos asegurar que vamos a triunfar, es el compromiso histórico!

¡PATRIA LIBRE Y SOBERANA, VIVIREMOS Y TRIUNFAREMOS!

Caracas, 9 de mayo de 2012

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso