sábado, diciembre 10, 2011

El trabajo de la mujer sustenta el 40% de los hogares españoles

Mujer y Empresa.- En el 40% de las familias española, la mujer ya la cabeza de familia, la que trae los ingresos al hogar, y sin embargo, sigue siendo también la que más horas dedica al trabajo doméstico.

La necesidad de que la mujer aporte ingresos, a menudo los únicos, al hogar familiar se ha visto incrementada por la crisis económica, pero ello no ha supuesto que los hombres, por el contrario, apoyen más en las tareas del hogar que parecen seguir siendo patrimonio casi exclusivo de las féminas.

Los datos pertenecen al Tercer Informe del CES, Consejo Económico y Social de España, que fueron presentados por Juan Antonio Fernández Cordón, y el presidente del Consejo Marcos Peña, el pasado jueves en Madrid, comentando la evolución del 2002 al 2010 de la situación de las mujeres en el mercado laboral.

Se ha destacado que el tiempo que las mujeres españolas dedicaban a las labores del hogar en el año 2002 era de 4,5 horas, mientras que los hombres dedicaban de media dos horas y seis minutos. En los últimos diez años la situación apenas ha cambiado.

En cuanto a la situación de los hogares, Peña ha señalado que los hogares unipersonales, y los monoparentales, habitualmente una mujer y sus hijos, han ido aumentando durante estos diez años en España, aunque seguimos lejos de la situación en otros países de la Unión Europea.

También se destaca que en nuestro país son muy frecuentes las familias de tres o más adultos, especialmente jóvenes, ya que la tasa de emancipación en España es baja, los jóvenes abandonan el hogar familiar más tarde que en otros países de nuestro entorno.

"La conciliación no es complicada en la vida ordinaria, sólo cuando algo se rompe en la rutina del día a día, como por ejemplo que un niño se pone enfermo. Los hombres no acuden a eso. Hay que cambiar este tipo de costumbres. En el fondo uno de los grandes problemas de las mujeres son los propios hombres para avanzar en la igualdad de sexo", ha señalado Fernández Cordón.

Peña ha destacado que las mujeres tienen presencia masiva en el sector servicios, categorías profesionales inferiores, con dificultad de promoción, salarios más bajos y de menor temporalidad, además de tratarse de empleos a un tiempo parcial (23% mujeres frente a un 5% de los varones). En este sentido las cosas no han cambiado mucho en los últimos años.

En cuanto a sectores el 17,6% de la ocupación total femenina se concentraba en 2010 en la rama del comercio, mientras que el 12,9% en actividades sanitarias y de servicios sociales, el 9,1% en hostelería, el 9,5% en educación y finalmente el 8,4% en empleo doméstico.

"Existe una mejoría indudable pero se mantiene la segregación. Sólo el 17,5% de las mujeres son profesionales y el 13,5% son técnicos. Existe una igualdad que a la postre es desigualdad porque aparece un techo de cristal en la empresa invisible pero infranqueable que impide la promoción", ha comentado el presidente de CES.

La mujer tiene mejores niveles educativos que el hombre, además de mejores rendimientos académicos, aunque dicha mejoría no conduce a una mejor situación en el mercado, ni tampoco a una mejor trayectoria profesional. "Hemos defendido toda la vida que la educación era la política de empleo por antonomasia y que a mayor educación mejor empleo, pero vemos que en el caso de la mujer eso no se produce”.

Igualmente, ha señalado que se mantiene la brecha salarial, donde las mujeres cobran un 16,3% menos que los hombres y, en materia de pensiones, se está más o menos al 50% entre varones y mujeres.

"La igualdad es un objetivo a perseguir. Hay que ser consciente de que la desigualdad es un derroche y un despilfarro social y económico y que, tanto para salir de la crisis, como para garantizar el sistema de protección social, hay que incrementar la presencia de la mujer en el mercado laboral porque garantiza un mayor volumen de empleo. Se trata de una medida que exige activar las políticas de conciliación y nos llevaría a universalizar guarderías infantiles para la escolarización de los 1 a los 3 años", ha concluido Peña.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso