viernes, noviembre 04, 2011

Estudios de Género, asignatura pendiente

paradigmaeducacion.com
Uno de los mayores aportes de la sociología feminista a las ciencias sociales fue la de cuestionar la objetividad del investigador como un dogma de fe. Cada vez que analizamos algo detrás nuestro se encuentran todos los valores de los que nos hemos impregnado, que incluso operan en escalas de la conciencia más profundas que las que creemos dominar, por lo que, incluso cuando queremos evitar esos prejuicios, pueden aflorar sin que seamos siquiera conscientes de ellos.http://www.blogger.com/img/blank.gif

Antes de que esto fuera puesto en la mesa, el empirismo y el positivismo encerró durante mucho tiempo el avance las ciencias sociales en formularios rígidos que pregonaban la objetividad absoluta asegurando la fiabilidad de los estudios por lo cerrado que eran las pruebas y que independientemente de quien las pasara el resultado se asemejaría. Lo que olvidaron decir es que el sesgo no se cometía al pasar las pruebas sino al crearlas. Años de objetividad falsa que fueron, de paso, minusvalorando técnicas cualitativas de investigación que profundizaban más en los campos a investigar, inundados por miles de estadísticas y ninguna vivencia.

Aquí radica la importancia de la formación de cualquier investigador y, por supuesto, de cualquier docente en el campo de los estudios de género, puesto que estos se centran en una realidad más amplia que la que la propia estructura social nos ha inculcado y que sólo pueden vislumbrar, y parcialmente porque la socialización de base es la misma para todos, quienes hayan quedado en los márgenes de las normas de género, en este caso. Un conocimiento de estos temas favorecen asumir la humildad ante las ciencias y abrir la mente a posibles nuevas perspectivas que nunca fueron tomadas en cuenta, apoyándose en la honestidad del profesional al reconocerlo de entrada, y enriqueciendo tanto la docencia como la investigación.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso