jueves, agosto 11, 2011

Perú: Por un Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social que defienda la inclusión social y la igualdad de género

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán
Las/os firmantes de la presente declaración, queremos expresar lo siguiente respecto al nuevo gobierno y el rol del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social:

1. Destacamos y compartimos la voluntad y el compromiso del nuevo presidente Ollanta Humala de fortalecer una política social que asegure la llegada eficaz de los recursos públicos a los programas sociales, con el objetivo de reducir la exclusión social en nuestro país.

2. También expresamos nuestro saludo a la ministra de la Mujer, Aída García Naranjo, feminista con una larga trayectoria en la lucha por la democracia, la justicia, los derechos de las mujeres y la igualdad de género para todas y todos.

3. Consideramos fundamental unir a la lucha por reducir la exclusión social la tarea de fortalecer una política pública de igualdad de género, articulada a otras formas de discriminación por etnia, raza, diversidad sexual, edad, potenciando la gestión que realiza el Vice Ministerio de la Mujer dentro del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social. Creemos que una política social inclusiva no puede estar al margen de la tarea nacional e internacional en marcha por lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

3. El Perú es signatario de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer-CEDAW de la ONU, de la Convención de Belem do Pará de la OEA para la erradicación de la violencia hacia la mujer, de la Declaración de los Objetivos del Milenio, el tercero de los cuales consiste en promover la igualdad de oportunidades y el empoderamiento de la mujer. Nuestro país, igualmente, ha suscrito la Plataforma de Beijing a favor de los derechos de la mujer y los Consensos de Quitoy Brasilia de la CEPAL. Todos son instrumentos internacionales mediante los cuales el estado peruano se compromete a trabajar por la igualdad de oportunidades para las mujeres.




4. En el ámbito nacional, desde el año 2002 está vigente el Acuerdo Nacional que incluye la Décimo Primera Política que se compromete a tener una instancia al más alto nivel a favor de las mujeres. El Plan Nacional contra la Violencia hacia la Mujer 2009-2015.

5. La ley de Igualdad de Oportunidades, aprobada en el año 2007, ha fijado el marco de las competencias en todos los poderes y niveles del gobierno respecto a la igualdad de oportunidades.

6. Las cifras económicas y sociales respecto a la situación de la mujer en el Perú muestran que aún hay un largo camino por recorrer.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, en informe publicado el 2010, el Perú es el cuarto de una lista de 18 países de Latinoamérica y Caribe donde las mujeres sufren discriminación salarial.

De acuerdo a cifras del ENDES (2010), el 67.9% de las mujeres, alguna vez unidas, manifestó que su esposo o compañero ejerció alguna forma de control sobre ellas. El 38.4% afirmó haber sufrido violencia física y sexual de parte de su compañero. Y, según el MIMDES, en el 2009 se registraron 139 feminicidios y 64 tentativas. En el 2010, 121 feminicidios y 47 tentativas. Y en lo que va del 2011, 38 feminicidios y 25 tentativas. Según el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, por cada 10 homicidios de mujeres, 5 corresponden a casos de feminicidio.

A pesar de esta situación, las mujeres organizadas en el Perú contribuyen decididamente a la reducción de la pobreza, como en el caso de las voluntarias del vaso de leche, de los comedores populares y de las promotoras legales y de salud. El Programa Juntos ha demostrado cómo las madres de familia en pobreza extrema se comprometen a educar y tener sanos a sus hijas/os.

El 70% de los microempresarios en el Perú son mujeres. El 51% de los migrantes son mujeres que envían a sus familias el 40% de su salario de manera regular. La encuesta del uso del tiempo señala que las mujeres dedican 36 horas semanales al trabajo doméstico y el cálculo del trabajo global excede en 8.42 horas al trabajo masculino; es decir, en el Perú las mujeres trabajan una jornada más que los hombres.

6. La democracia peruana tiene aún una deuda social con las mujeres. Hoy se tiene la oportunidad de diseñar y fortalecer políticas de igualdad entre mujeres y hombres que profundicen la democracia mediante políticas que garanticen la participación económica, social, política y cultural del 50% de la población. A nivel internacional, programas como ONU-mujeres, presidido por la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, alertan al mundo sobre la necesidad de que los gobiernos adopten "medidas urgentes" para acabar "con las injusticias que hacen que las mujeres sigan siendo más pobres y menos poderosas que los hombres en todos los países del mundo".

Por los motivos expuestos, exhortamos al gobierno del presidente Ollanta Humala a que el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social se mantenga y fortalezca como el ente rector de las políticas de igualdad de género y de inclusión social, pues no se puede hablar de democracia inclusiva sin las mujeres.

Lima, agosto del 2011

Centro de la Mujer Peruana FLORA TRISTÁN

(El Centro de la Mujer Peruana FLORA TRISTÁNinvita las adhesiones personales o institucionales, que se pueden enviar a: carla @ flora.org.pe)


http://www.alainet.org/active/48652〈=es

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso