viernes, julio 22, 2011

Naciones Unidas revela legislación deficitaria en el reconocimiento de las cuestiones de género

Camila Maciel /Adital
"Agresiones contra mujeres solamente sobrepasan el límite doméstico, cuando terminan con la muerte de esas mujeres”. Es lo que destaca el Informe Regional sobre las Respuestas a la Violencia de Género en el Cono Sur, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) con el apoyo de ONU Mujeres. Presentado el último martes (19), el estudio revela que por no encontrar una respuesta efectiva en la legislación, la violencia de género muchas veces es silenciada.

Discriminación, invisibilidad en las estadísticas nacionales y resistencia para reconocer la violencia por razones de género como una violación a los derechos humanos. Éste es el tratamiento dado a la cuestión, que ampara las prácticas violentas contra la mujer en los países analizados: Argentina, Chile, Brasil, Paraguay y Uruguay. En esos países, con excepción de Brasil y Argentina, "la legislación no incluye medidas específicas para proteger a las mujeres en situación de violencia de género”, se señala en el documento.

Entre el 60 y el 80% de los casos de violencia intrafamiliar, la denunciante es mujer, número que llega al 88% en Uruguay. En Argentina, por ejemplo, el 86% de los denunciados son hombres, lo que denota la evidencia de que la violencia doméstica se basa en la cuestión de género.



Chile es el único país, entre los analizados, que tipifica la muerte de mujeres por razón de género como femenicidio. Entre 2007 y 2010, identificó, por lo tanto, que el 58,9% de las mujeres chilenas asesinadas fueron muertas por las manos de hombres con los cuales tenían alguna vinculación afectiva. En Uruguay, el número es todavía más alarmante, el 85% de las mujeres fueron asesinadas en un contexto de violencia doméstica.

En ese sentido, muchos son los desafíos señalados en el informe del UNODC. Una de las debilidades destacadas se refiere a la legislación que, en la mayoría de los países, no reconocen la especificidad de las cuestiones de género. La Oficina de las Naciones Unidas critica también la exposición a que son sometidas las mujeres que buscan apoyo institucional. Muchas veces son llevadas a buscar diferentes instancias, teniendo que revivir el caso varias veces. Son, por lo tanto, expuestas a procesos de revictimización.

Como avance en la región, el informe del UNODC revela que las Delegaciones Policiales de Mujeres representan la principal puerta de acceso a la justicia. La contratación de policías femeninas para las unidades especializadas también figura como medida importante para disminuir la inseguridad y la vergüenza por la que pasan las víctimas en el momento de denuncia. Además, los cinco países son signatarios de los principales documentos internacionales de protección a los derechos de las mujeres.

"Explicitar el componente de género como causa de la violencia”, recomienda el informe a los países que todavía no adoptaron una legislación sobre violencia doméstica, que contemple las desigualdades históricas entre hombres y mujeres. Reconocer que las mujeres son la mayoría de las víctimas de la violencia familiar es señalado como un paso importante para hacer que las legislaciones sean efectivas.

Para leer completo el informe: http://www.unodc.org/documents/southerncone/noticias/2011/07-julho/Diagnostico_consolidado_espanol_2.pdf

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com


No hay comentarios:

Género con Clase Impreso