martes, junio 14, 2011

Oaxaca: el pecado de ser mujer… y gobernante!!!

Pedro Matías / Proceso
Thelma Adriana Chávez Chonteco y Evic Julián Estrada, electas alcaldesas en sus comunidades, que se rigen por el sistema tradicional de “usos y costumbres”, no han podido ejercer sus funciones debido al machismo que impera en P Ejutla y San Juan Lalana.

Para gobernar sus respectivas localidades, Chávez Chonteco y Julián Estrada deben vencer primero una serie de resistencias, tanto del orden legal como de género.

De los 570 municipios que conforman el estado de Oaxaca, de los cuales 418 se rigen por el sistema de “usos y costumbres” y 152 por el régimen de partidos políticos, sólo 15 son gobernados por mujeres.

En el trienio que va de 2011 a 2013, 11 presidentas municipales resultaron electas mediante el régimen de partidos políticos en Tlacolula de Matamoros, Santiago Chazumba, Putla Villa de Guerrero, Tejupam, Tonalá, San Antonio Castillo Velasco, Santa María Jacatepec, Ixhuatán, Jalapa de Díaz, Santiago Laollaga y Santa María Petapa.

Las otras cuatro mujeres fueron elegidas en comunidades que se rigen por el sistema de “usos y costumbres”: Reyes Etla, San Pablo Etla, Santa Catarina Ticuá y Santa María Yavesía, pero aún están pendientes de resolver los casos de San Juan Lalana y P Ejutla, donde obtuvieron el triunfo Thelma Adriana Chávez Chonteco y Evic Julián Estrada, respectivamente.


Y es que a seis meses de que inició la nueva administración municipal, el caso de San Juan Lalana aún se encuentra en el Tribunal Estatal Electoral (TEE), porque pese a que Julián Estrada tomó posesión y recibió el bastón de mando, fue destituida al imponerse el derecho positivo (normas de carácter obligatorio emitidos de acuerdo con las formalidades prescritas en una ley y que son válidas en un tiempo y lugar determinado) por encima del derecho consuetudinario (normas jurídicas que se desprenden de hechos que se han producido repetidamente, en el tiempo, en un territorio concreto).

En el caso de la presidenta municipal de la P Ejutla, Thelma Adriana Chávez Chonteco, los órganos electorales ya reconocieron su triunfo, sin embargo un comando mantiene tomada la presidencia municipal desde el pasado 27 de marzo, y ha amenazado con decapitar a la alcaldesa si insiste en gobernar la comunidad.

En ambos casos, la solución está en manos del gobierno estatal, el Congreso local y los órganos electorales, que no sólo han permitido la intromisión de los partidos políticos en comunidades “autónomas”, sino que se han negado a proceder contra grupos desestabilizadores protegidos por el PRI.

IMO exige resolución

El Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO) hizo un llamado al TEE para que, con apego a la legalidad en la materia, resuelva el recurso de inconformidad que presentó Evic Julián Estrada el pasado 2 de mayo, ante las irregularidades que registraron en la elección municipal extraordinaria de San Juan Lalana.

Y es que a más de un mes de que el Tribunal Estatal Electoral recibió el recurso de inconformidad, no se ha obtenido respuesta, sin embargo el IMO confía que el órgano considerará todos los elementos aportados por la presidenta destituida para que finalmente tome posesión del cargo y se protejan sus derechos políticos.

El 26 de diciembre de 2010, Evic Julián Estrada, indígena zapoteca, originaria y vecina del municipio de San Juan Lalana, localizado a 326 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, ganó la elección municipal al obtener 2 mil 211 votos, mil 310 más de que los que consiguió el otro candidato registrado, Salvador Enríquez Ramírez.

El 30 del mismo mes, Julián recibió del Instituto Estatal Electoral (IEE) su constancia de mayoría como presidenta municipal electa de San Juan Lalana, por lo que el 1 de enero pasado tomó protesta como presidenta municipal, sin saber que pocas horas antes el TEE había revocado la validación, bajo el argumento de que la etapa conciliatoria no había sido agotada.

Luego de conocer la sentencia que el TEE de Oaxaca emitió el 31 de diciembre de 2010 a las 23:00 horas, Evic Julián interpuso un juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano en la Sala Regional de Xalapa, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación (TEPJF), como consta en el expediente SX-JDC-13/2011.

El 21 de enero, el IEE entregó una segunda constancia de mayoría a la alcaldesa electa, pero el 30 del mismo mes la Sala Regional de Xalapa del TEPJF resolvió a favor de los candidatos inconformes que promovieron un juicio contra Evic Julián y la elección fue anulada de nueva cuenta.

Evic Julián presentó entonces un recurso de reconsideración, pero no fue admitido por la Sala Superior del TEPJF.

El 17 de abril de 2011 se realizó una nueva elección, en la que resultó electo Celestino Pérez Cardoza, con 3 mil 99 votos. En esa ocasión, Evic Julián recibió 2 mil 631 votos, 520 más que en la elección del 26 de diciembre.

El recurso de inconformidad que presentó el 2 de mayo ante el TEE se fundamenta en las violaciones perpetradas antes y durante el proceso electoral del 17 de abril pasado, ya que en para convocatoria emitida por el Consejo Municipal Electoral de San Juan Lalana no se contó con un notario público en cada una de las nueve asambleas, y tampoco hubo autoridades que las instalaran.

Además, no se verificó el quórum, no se perforaron las credenciales de las personas que votaron, ni se pormenorizaron las actas, como lo marcan los criterios electorales.

Ante tal situación, el IMO se pronunció porque el Tribunal TEE garantice los derechos políticos de Evic Julián y la autonomía de las 35 comunidades indígenas que integran el municipio de San Juan Lalana, porque –apuntó– mientras más espacios en cargos de toma de decisión sean ocupados por mujeres, la democracia se fortalecerá.

“Te vas a morir”

Thelma Adriana Chávez Chonteco manifestó que la semana pasada la Sala Regional de Xalapa, del TEPJF, resolvió a su favor y la ratificó como presidenta municipal de P Ejutla, sin embargo –dijo– “las familias Martínez Silva, Jiménez Cruz y Ramírez Cruz, manejados por la exdiputada del PRI, Lilia Mendoza, me quieren desaparecer”.
Según Chávez Chonteco, luego de que el 27 de mayo la sacaron violentamente del palacio municipal, las familias mencionadas le han advertido en repetidas ocasiones: “Te vas a morir, te vamos a matar”.

Y más: “Me han puesto un machete, una pistola y hasta un cuerno de chivo. Pero lo triste será que cuando me den dos o tres tiros, el gobierno (simplemente) va a decir: pobre mujer”.

La alcaldesa afirma que aunque ya la amenazaron con cortarle la cabeza, e incluso ya habló con el procurador y funcionarios de la Secretaría General de Gobierno, la han dejado sola, pese a que las familias mencionadas, que habían gobernado el municipio en la última década, son “gente violenta y ya están fichados”.

De acuerdo con Thelma Adriana, para ser reconocida tuvo que participar en tres elecciones internas, y todas las ganó, pero el 27 de marzo pasado, cuando iba a tomar posesión, “llegó un grupo armado, encabezado por Florencio Ramírez Cruz, el candidato perdedor”, y la amenazó.

“Como mujer me siento cansada, agotada, ¿qué voy a hacer? Pido seguridad para mi persona, (porque) gobierno con riesgos, pero las autoridades no hacen nada”, dijo.
La abogada de 26 años y primera mujer en dirigir los destinos de su comunidad, afirmó estar dispuesta a erradicar los vicios de la corrupción que por años han ejercido grupos de poder en la población.

“No han permitido que una mujer los gobierne porque tienen una manera diferente de hacer las cosas, y yo voy a trabajar por el beneficio de los habitantes de mi pueblo”, agregó.

Además, dijo, “ya me acredité como presidenta, ya bajaron los recursos, pero ese grupo sigue bloqueando el palacio y no se me permite gobernar. Ahora despacho desde mi casa, pero ese grupo es muy violento y temo por mi vida”, concluyó.
Cabe recordar que en abril pasado, en la agencia municipal de Emiliano Zapata, perteneciente a San Juan Cotzocón, la agente Elia Castañeda Martínez; su secretaria, Marcelina Miguel Santiago, y su tesorera, Evitelia Pacheco Ramírez, fueron destituidas por un grupo de hombres, porque –según dijeron– no iban a permitir ser gobernados por “esa pinches viejas”.

Por si fuera poco, el pasado 8 de mayo fue encarcelada Evitelia Pacheco Ramírez, quien en sus declaraciones señaló que al momento de ser aprehendida, una turba azuzada por el profesor Melchor Agripino Guzmán, de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, gritaba:“Aquí en este pueblo mandamos los hombres…”.

Su pecado: ser mujer y, además, manejar los recursos de la agencia municipal Emiliano Zapata.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso