miércoles, marzo 02, 2011

ONU Mujeres afirma que es hora de dar valor a las indígenas latinoamericanas

(EFE).- El momento económico que vive América Latina y el Caribe brinda una oportunidad histórica para que sea reconocida la sabiduría de la mujer indígena y el enfoque de la relación de sus pueblos con la naturaleza, afirmó hoy la representante regional de ONU Mujeres, Gladys Acosta.

"El momento es histórico porque todos nuestros países apuntan a ubicarse como de renta media, por lo que es la oportunidad de reasignar recursos en favor de la mujer, luego de 300 años de luchas para acabar con la discriminación", declaró a Efe la flamante directora para Centroamérica y el Caribe de ONU Mujeres.

Al ser consultada por la situación de la mujer indígena centroamericana, particularmente en Guatemala y Panamá, destacó que hay situaciones singulares.

"En Guatemala, históricamente, los indígenas, siendo mayoría, han sido tratados como una minoría, mientras que en Panamá, siendo minoría, no son tratados como se merecen, en ambos es común la juventud de sus pobladores, que no reciben la atención adecuada", acotó.

Detalló que en el caso de la mujer indígena panameña "la tratan como en la colonia, no es una exageración, no se ha apreciado su aporte cultural, no es sólo la dimensión turística la importante, sino su relación con la naturaleza, y esa riqueza en Panamá es notoria".


"El país tiene que ofrecerle espacios a la diversidad y (valorar los) conocimientos de los indígenas en la protección ambiental que es ancestral", apuntó.

Acosta, nacida en el Cuzco (Perú), inició hoy una visita de dos días a la oficina regional de Naciones Unidas, ubicada en Panamá, para coordinar y consultar la elaboración del plan estratégico bianual de la agencia.

Por otro lado, señaló que el plan estratégico regional de ONU Mujeres será aprobado en junio próximo, luego de consultas entre las diversas agencias de la organización mundial con la sociedad civil organizada y los Gobiernos, para presentarlo a la comunidad.

Luchar por mayor participación política, la igualdad en el mercado laboral y la eliminación de la violencia contra la mujer serán los fundamentos de ese plan bianual, explicó.

La representante regional destacó que apenas el 22% de los cargos políticos en la región están en manos de mujeres y "hace falta llegar al 30% que es la zona de paridad, para enriquecer el debate en la vida política", y destacó que a nivel comunal "apenas el 8% de dirigentes son mujeres".

Asimismo, recordó que una mujer gana 30% menos salario que un hombre en un mismo trabajo, pese a su superación profesional, y el extremo es el trabajo doméstico que afecta a las mujeres porque no se les respetan sus derechos, por lo que se gestiona ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la aprobación de una convención sobre ese tipo de labor.

Eliminar la mortalidad materna, "el signo de la discriminación" y los niveles de desigualdad, son otros de los objetivos de ONU Mujeres, consciente de que muchos países no van a cumplir con esa meta incluida en los Objetivos del Milenio.

Acosta explicó que cooperarán en la elaboración de estadísticas oficiales sobre los problemas que enfrenta la mujer porque la ausencia de cifras segregadas es "la regla" en la región, por lo que revertir esta situación es vital "para conocer la magnitud del problema".

Destacó que con el liderazgo de la expresidenta chilena Michelle Bachelet, ONU Mujeres tendrá un papel preponderante en el futuro, especialmente en Latinoamérica, en donde, rescató, ya los hombres se están sumando en la lucha por reivindicar el papel de las féminas, incluso en la política, "porque están hartos de tanta corrupción".

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso