domingo, febrero 20, 2011

ONU: acceso y participación social de las mujeres

Por Victor M. Carriba (Prensa Latina *)
Un fuerte impulso al acceso y la participación de las mujeres y las niñas en las sociedades marca hasta ahora el arranque de la recién creada agencia ONU-Mujer que preside la chilena Michelle Bachelet.

Un momento clave en ese trabajo será la 55 sesión de la Comisión de la ONU sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer que sesionará en la sede de la organización mundial en Nueva York del 22 de febrero al 4 de marzo.

El tema principal en la agenda de esa cita trata sobre la inclusión de las féminas -adultas y menores- en la educación, la capacitación, la ciencia y la tecnología y la promoción de la igualdad de su acceso al pleno empleo y a un trabajo decente.

Otros puntos están relacionados con la eliminación de las formas de discriminación y violencia contra la niña y con las nuevas tendencias y criterios en los problemas que afectan la situación de la mujer o su igualdad con respecto al hombre.


La comisión también discutirá sobre los adelantos realizados en la incorporación de una perspectiva de género para la elaboración, ejecución y evaluación de las políticas y programas nacionales.

Como temas específicos aparecen la situación de las féminas palestinas; la mujer, la niña y el VIH/SIDA; la violencia contra la mujer, sus derechos humanos y la eliminación de la mortalidad y la morbilidad maternas mediante el empoderamiento de la mujer.

La comisión está integrada por 45 países, entre ellos Argentina, Colombia, Cuba, Haití, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y República Dominicana, en representación de América Latina y el Caribe.

Está será la primera sesión de ese órgano de la ONU tras la entrada en vigor en enero pasado de la agencia ONU-Mujer, cuyo nombre oficial es Entidad para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres.

Ese aparato está dirigido por un buró ejecutivo que incluye a México, Argentina, Brasil, El Salvador, República Dominicana, Granada y Perú y fue creado por decisión de la Asamblea General de la ONU en julio del año pasado.

La agencia absorbió al Fondo para el Desarrollo de la Mujer, la División para el Avance de la Mujer, el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer y la Oficina del Asesor Especial en Asuntos de Género.

Hace un mes, la titular de ONU-Mujer y ex presidenta chilena precisó que el trabajo a nivel nacional en materia de igualdad de género constituye uno de los pilares de la labor de esa nueva entidad.

Ese propósito va unido a los de impulsar el papel de las féminas en el desarrollo, la paz y la seguridad y el de avanzar en el empoderamiento de la mujer y de sus derechos, junto con los de las niñas.

Bachelet mencionó la necesidad de que ONU-Mujeres encabece los esfuerzos para lograr coherencia dentro del sistema de Naciones Unidas en materia de igualdad de géneros.

La también subsecretaria general de la ONU anunció un plan de acción para los primeros 100 días de la entidad que otorga prioridad a expandir la voz, liderazgo y participación de las mujeres en las sociedades.

Asimismo, impulsará la lucha frente a la violencia contra las féminas a través de la capacitación de los Estados para crear los mecanismos necesarios de formulación y reforzamiento de leyes, políticas y servicios que protejan a ese segmento de la población.

Otra tarea busca promover a la mujer en las acciones por la paz y la seguridad, mediante su plena participación en la solución de conflictos y procesos de pacificación y en la protección ante la violencia sexual.

El plan dedica un punto al trabajo de la agencia con gobiernos y otras contrapartes a nivel multilateral para garantizar la completa realización de los derechos económicos y de seguridad de las mujeres.

De manera adicional, el esquema contempla los problemas vinculados al VIH-SIDA, la migración, el imperio de la ley, la degradación ambiental y el cambio climático, la protección social y la salud materna e infantil.

No existen límites para lo que pueden hacer las mujeres, desde las madres que soportan las familias en duras circunstancias hasta aquellas que devienen ministras o jefas de Estado, aseguró Bachelet. (*) El autor es corresponsal jefe de Prensa Latina en Naciones Unidas.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso