miércoles, febrero 09, 2011

Las redes sociales, ¿el nuevo ring de la violencia de género?

Por: Margarita Rodríguez / Tomado de: Palabra de Mujer
(La autora del artículo de hoy es una periodista de la agencia de información BBC Mundo quien investigó hasta qué punto las redes sociales se han convertido en un nuevo escenario de la violencia de género.)
Nadia nunca imaginó que el video íntimo que grabó junto a su novio cuando estaba “locamente” enamorada de él le daría tantos dolores de cabeza. La insinuación que Carlos le hizo, el día que ella lo dejó, de que podría publicarlo en internet la atormenta.Nadia y Carlos son nombres ficticios, pero su situación es muy real.

“En el trabajo que hacemos para prevenir la violencia de género entre jóvenes en etapas de noviazgo, nos hemos dado cuenta de que hay diferentes manifestaciones de violencia que van desde la exposición en internet de fotos (que pueden llegar a ser comprometedoras) de las chicas hasta el control, por parte de sus novios, de sus perfiles de Facebook, sus correos electrónicos, sus celulares”, le dijo a BBC Mundo, Carolina Peyrín, directora de Domos, una organización chilena que lucha por la equidad de género.

Para Peyrín, en algunos casos las redes sociales se han convertido en plataformas donde se concretan abusos y hostigamientos contra las mujeres.

“Hemos tenido que atender a mujeres, cuyas parejas o ex parejas les han escrito amenazas, ridiculizaciones y descalificaciones en sus páginas en internet. Generalmente sucede cuando la relación está en riesgo de finalizar o cuando ya ha terminado”, señaló.

Suspender el uso


En el centro del continente, en El Salvador, la situación no es desconocida. Ledy Moreno, coordinadora del programa de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia de Ormusa, le señaló a BBC Mundo que esa organización asesora, al año, a alrededor 600 mujeres víctimas de violencia intrafamiliar.

Debido a la naturaleza de sus casos, a 60 de ellas se les hizo una sugerencia que, de acuerdo con Moreno, puede llegar a ser de vida o muerte: no tener una cuenta en Facebook o en otra red social hasta que su situación mejore.

“Tuvimos el caso de una mujer, cuyo agresor se enteraba de todo lo que tenía que ver con ella a través de las actualizaciones que hacía la hermana de la víctima en Facebook. Este hombre también había logrado meterse en su correo electrónico”, indicó Moreno.

Muy nuevo

De acuerdo con Sonia Montaño, directora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL, no hay estudios específicos, pues se trata de un tema emergente.

“El acoso a través de correos electrónicos, mensajes en Twitter o en Facebook es un fenómeno absolutamente nuevo. Las redes sociales, que son las nuevas formas de socialización entre los jóvenes, le están dando una magnitud diferente a un tipo de violencia que antes se ejercía por otros medios”, indicó Montaño en conversación con BBC Mundo.

En España, Ángeles Álvarez, secretaria de Igualdad del PSOE, se hace eco de esta opinión: el abanico con el que cuenta un agresor en la actualidad se ha ampliado. “Cualquier herramienta que pueda ser utilizada contra una víctima, va a ser utilizada”.

Para Álvarez, una de las claves de la violencia de género por internet es que se trata de un espacio muy poco regulado.

“En internet podemos tener cientos de avatares diferentes, podemos crear perfiles falsos. El anonimato dificulta la identificación de los agresores”, le dijo a BBC Mundo.

Tipos de agresores


La intención del agresor es dañar la reputación de su pareja o ex pareja, generarle un tipo de presión psicológica En ese punto, coincide Luis Miguel Martínez, especialista en redes sociales y profesor de la Universidad Iberoamericana de México.

“El caso más común es el del individuo que busca el resguardo de las redes sociales para actuar de forma anónima y ejercer este tipo de violencia. Se da, sobre todo, en casos de infidelidad o de separación. La intención del agresor es dañar la reputación de su pareja o ex pareja, generarle un tipo de presión psicológica”, le explicó el experto a BBC Mundo.

En otros casos, señaló Martínez, al agresor no le importa mostrar su verdadera identidad en la red.”Por ejemplo, el hombre que, tras ser abandonado por su esposa, encuentra a su ex pareja en Facebook y le empieza a escribir detalles íntimos con la intención de desprestigiarla. También usan blogs para difundir el mensaje”.En escenarios menos frecuentes, el maltratador roba la identidad de un tercero para causar el daño en la web.

Violencia pura


La violencia a través de las redes sociales puede llegar a ser un juego psicológico que, de acuerdo con Montaño, tiene implicaciones muy serias para la víctima, incluso si las amenazas del agresor no se concretan.”Es violencia porque está afectando la integridad moral y emocional de la mujer. El miedo paraliza a muchas mujeres. La violencia que se ejerce por medio de las redes sociales deja a la mujer expuesta ante conocidos y desconocidos”.

“Una mujer a la que le sacan una foto desnuda, aunque sea un montaje, siempre va a tener la idea de que ha sido cómplice. Es una mezcla de culpa y pudor”, indicó la funcionaria de la CEPAL.

Lo positivo

En el otro lado de la moneda, cientos de organizaciones que luchan contra la violencia de género en todo el mundo han tomada el espacio que brindan las redes sociales para promover el respeto a los derechos de las mujeres.

“No podemos decir que las redes sociales o la web tengan un impacto negativo en las mujeres. Diría que es lo contrario, las mujeres son las mayores usuarias de redes sociales y se han convertido en espacios para compartir. En nuestro caso, tanto Facebook como Twitter, son instrumentos importantes para reclamar mayores derechos así como también para promover avances”, señaló a BBC Mundo, Magaly Pineda, presidenta del Centro de Investigación para la Acción Femenina, CIPAF, de República Dominicana.

Pese a que Pineda reconoce que ha escuchado con frecuencia que jóvenes dominicanas se quejan porque el novio o el ex novio “colgó” una foto suya sin su autorización, destaca la labor hecha por la Unidad de Crímenes Cibernéticos de la policía de ese país.

“Lo más importante es educar a las mujeres para que sepan cómo conservar su privacidad en internet”, indicó Pineda.

Alerta colectivo


Algunas jóvenes, en Chile, se quejan de que sus novios les revisan sus correos electrónicos, sus páginas de Facebook y sus celulares.

Otra organización que tiene su propio perfil en Facebook es la Organización Iberoamericana de la Juventud. El secretario general de ese grupo, Eugenio Ravinet, le reconoció a BBC Mundo que la campaña emprendida por la organización contra la violencia de género en esa red social ha recibido mensajes ofensivos de otros usuarios.

Para aquellos que puedan estar tentados a colocar material íntimo de una mujer, el profesor Martínez les hace una exhortación:”Piensen antes de hacerlo. En un primer momento, puede parecer algo muy gracioso, pero pueden estar violando el derecho de una persona y esto a la larga va a tener consecuencias. Una vez que está internet se vuelve público, ya no hay forma de quitarlo de ahí”.

¿Qué hacer si le sucede?

1. Copiar el material ofensivo (mensajes, correos electrónicos, fotos, links a videos) que el agresor ha publicado en su contra. Se recomienda hacer capturas de pantalla. Esta información podría ser la evidencia en un procedimiento judicial.

2. Compartir lo que está pasando con alguien de confianza, un familiar o un amigo.

3. Desmentir al agresor sin confrontarlo ni entrar en contacto con él.

4 . La mayoría de las redes sociales y los chats tienen la opción para bloquear a usuarios indeseados.

5 . Denunciar al agresor. Facebook o Twitter, por ejemplo, tienen mecanismos para denunciar a personas que cometan abusos.

6. Exigirle a los propietarios del sitio que retiren de inmediato que es ofensivo o amenazante.

7. Hacer la denuncia ante la autoridad competente. En algunos países, la policía cuenta con una unidad de delitos cibernéticos encargada de este tipo de investigaciones.

8. Si se está en proceso de salir de una relación, donde ha habido violencia de género, absténgase -como medida de precaución-de actualizar sus perfiles personales en las redes sociales-

9. Pedirle a sus familiares y amigos que se cohiban de dar información o colocar fotos y videos en los que usted aparece en las redes sociales.

Hay que advertir quienes son los maltratadores en el mundo virtual. Esa persona debe ser castigada, suspendida y sancionada a través de la red social.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso