miércoles, enero 19, 2011

Un trabajo periodístico enseña a informar sobre la violencia machista

Gloria López
ameco press "Cómo informar sobre violencia contra la mujer en las relaciones de pareja" es un trabajo periodístico elaborado por Javier Fernández Arribas y Myriam Noblejas para mejorar el tratamiento de uno de los problemas más graves de la sociedad española. El libro ha sido presentado hoy a los medios en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid.

En el acto han intervenido Miguel Lorente, delegado del gobierno contra la violencia de género; José Sanmartín, vicepresidente de honor del Centro Reina Sofía y rector de la Universidad Internacional Valenciana (VIU); Javier Fernández Arribas, periodista y director del informe; Myriam Noblejas, periodista y coordinadora del informe, y Fernando González Urbaneja, presidente de la APM.

La autora y el autor del libro han presentado algunas conclusiones obtenidas en dos encuestas realizadas en España sobre el tratamiento que los medios de comunicación dan a la violencia de género. Una, realizada a 1.200 personas, en colaboración con el Ministerio de Igualdad. Otra, en la que han participado casi mil periodistas de todos los medios, de todo el país y de las más diversas categorías.

Parecieran resultados contradictorios. Por un lado el 60% de la ciudadanía española considera “poco objetivo y sensacionalista” el tratamiento que los medios de comunicación dan a la violencia de género. Por otro, más del 85% de las personas profesionales de la información y la comunicación cree que la violencia contra la mujer en las relaciones de pareja constituye un delito contra los Derechos Humanos. ¿Qué sucede?

Responsabilidad de los medios

“Los medios de comunicación deben afrontar profesionalmente sus compromisos con la sociedad en todos sus ámbitos y sus profesionales debemos ser conscientes de la necesidad de abordar con el máximo rigor la cobertura de los casos de violencia contra la mujer en las relaciones de pareja. La evolución en estos años ha sido notable y se ha mejorado en el tratamiento de una lacra que debe avergonzar a las sociedades desarrolladas pero, todavía, hay errores que debemos subsanar para contribuir a la lucha por erradicar una situación que golpea directamente nuestras conciencias y exige un mayor esfuerzo y dedicación”, han argumentado las personas responsables del trabajo.

En ese sentido, el último en intervenir, Miguel Lorente, ha expuesto que “la historia de la violencia de género va muy ligada a la historia del tratamiento que los medios dan a la violencia de género”, señalando el hito que supuso en ese sentido la aparición el trágico caso de Ana Orantes en los medios, en 1997.

Los medios de comunicación, según el delegado del gobierno para la violencia de género, “tienen una triple responsabilidad”. Por un lado, deben ejercer su labor con “profesionalidad”, lo cual implica “pericia, prudencia y diligencia”. Por otro, “crean opinión”, contribuyendo a reforzar o destruir “mitos que dan significado a la realidad”. Por último, Lorente ha destacado que los medios son “la fuente fundamental por la que la sociedad conoce la violencia de género (el 95% de la población) y por tanto, el tratamiento que los medios le dan va a resultar clave a la hora de tomar postura”.

Contenidos del trabajo

Arribas y Noblezas han explicado que “Cómo informar sobre violencia contra la mujer en las relaciones de pareja”, pretende “servir de referencia y orientación” con un decálogo de recomendaciones o sugerencias sobre cómo abordar la información sobre violencia de género y “mover a una reflexión constructiva sobre el estado de la cuestión en la actualidad y la forma en la que los periodistas debemos enfrentarnos a un fenómeno que, si no nuevo, nos ha dejado el año pasado 73 víctimas mortales y miles de personas afectadas”.

Para ello, han contado con la colaboración de personas expertas y catedráticas de comunicación y de periodistas que han vivido la cobertura de casos como el de Ana Orantes, Svletana Orlova o Silvyna Bassari.

El aporte incluye también realidades, más allá de la de España, donde la violencia contra la mujer alcanza niveles de pandemia, como Ciudad Juárez, Afganistán, Irán o República Democrática del Congo.

Asimismo, el trabajo repasa la legislación vigente sobre la materia y los códigos deontológicos e intentos de autorregulación en el seno de la propia profesión llevados a cabo en los últimos años.

La estrategia del posmachismo: generar dudas

Lorente ha felicitado la iniciativa de Javier y Myriam, pues “abordar este tema es oportuno, actual y necesario”, y ha resaltado los “avances” que se han producido en España en la lucha contra esta lacra y especialmente en materia de sensibilización, pero también ha advertido acerca de lo que ha denominado “posmachismo” y que ha definido como “una postura que se dedica a cuestionar a todo aquello que cuestiona lo establecido”, refiriéndose al conjunto de valores culturales en los cuales se sostiene la violencia de género.

El delegado del gobierno ha asegurado que el posmachismo implica a los medios de difusión mediante “la difusión de informaciones que generan dudas” y de este modo, “ya no niega la realidad, lo que hace es manipularla”, siguiendo la estrategia de la generación de “dudas”.

“Eso es lo que pretenden cuando dan difusión a aspectos como las llamadas denuncias falsas, o el SAP, o afirmaciones en las que aseguran que muchos hombres inocentes están en las cárceles, o cuando circunscriben la existencia de violencia de género a determinados contextos; son elementos que no existen o que son absolutamente insignificantes, como demuestran estudios, informes, datos, pero que sin embargo se difunden como parte de una estrategia que pretende generar duda e incertidumbre”, ha dicho Lorente.

Además, Miguel Lorente ha arremetido contra el “periodismo a la defensiva” que busca inmediatez, rapidez y extensión, porque eso va muchas veces “en contra del rigor y de un tratamiento de la información que contribuya a prevenir la violencia de género”.

Lorente ha recordado que “es más fácil justificar la violencia que enfrentarse a su significado” y ha hecho una llamada a los y las profesionales del periodismo para que eviten comentarios añadidos y tópicos que contribuyen a reafirmar esa justificación.

Por último, el delegado del gobierno para la violencia de género ha anunciado que en breve se iniciarán los talleres sobre el tratamiento de la violencia de género en los medios, en las redacciones de las televisiones y radios y que “sin duda, el libro que hoy se presenta, será un material que utilizaremos”.

Fotos AmecoPress

---

Pie de fotos: 1) Portada del libro; 2) Imagen de la presentación; 3) Imagen del periódico ABC, con la información sobre el caso de Ana Orantes

---------------------------------

Estado español – Medios de comunicación – Comunicación y género – Violencia de género – Instituciones de igualdad; 19.ene.11. AmecoPress

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso