martes, agosto 03, 2010

La CIDH denuncia la muerte evitable de más de 22.000 embarazadas al año en América

(EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó hoy un informe sobre el acceso a servicios de salud materna en toda América, en el que denuncia que en el continente se registra un total de 22.680 muertes anuales durante el embarazo y el parto y que las causas principales son evitables.

El informe de la CIDH, basado en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (PAHO) y de varias agencias de Naciones Unidas, advierte de que las complicaciones que provocan la mortalidad y morbilidad materna en el hemisferio occidental son "prevenibles y coincidentes".

Estas causas son, principalmente, la preeclampsia, la hemorragia y el aborto y su orden varía por países en función de la existencia de coberturas de atención prenatal y de parto y de la prevalencia de uso de anticonceptivos.

Según la CIDH, las desigualdades en el acceso a los servicios de salud son la principal barrera en la lucha contra la mortalidad en el embarazo y el parto, que en América Latina y el Caribe afecta fundamentalmente a mujeres pobres, indígenas o afrodescendientes.

En concreto, el estudio señala que en las áreas rurales de Perú el 74% de las mujeres da a luz en su casa, sin la asistencia de profesional calificado, y que en las comunidades indígenas la proporción asciende al 90% del total.


Del mismo modo, en Bolivia, el país con la tasa de mortalidad materna más alta en la región andina (290 al año), la mayoría de los fallecimientos se produce por complicaciones obstétricas, hemorragias e infecciones evitables con la atención adecuada, según el informe.

El organismo también se refiere a la salud de las adolescentes embarazadas en la región, que enfrentan "entre dos y cinco veces mayores riesgos de muerte materna" que las mujeres mayores de 20 años, y cuyos hijos tienen más probabilidades de fallecer durante la infancia.

Según señala, en la región hay alrededor de 2 millones de madres al año de edades comprendidas entre 15 y 19 años, y los altos índices de embarazos en adolescentes apenas han disminuido desde 1990, pese a la reducción en la fertilidad total en la región.

En las recomendaciones del informe, la CIDH insta a los Estados de la región a "incorporar la perspectiva de género" en el diseño y la puesta en práctica de las leyes y políticas públicas que afectan a las futuras madres, para "eliminar las barreras estructurales" que limitan el acceso de las mujeres a los servicios de salud.

En concreto, el organismo recomienda la implementación "inmediata" de sistemas que favorezcan el acceso eficaz de todas las mujeres a servicios obstétricos de emergencia, de atención previa y de parto, y la eliminación de formas de discriminación de hecho que impidan obtener esos cuidados, entre otras medidas.

Según la CIDH, cada año mueren aproximadamente 536.000 mujeres en todo el mundo por complicaciones en el embarazo y el parto.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso