martes, agosto 10, 2010

Feminicidios, Ciudad Juárez y Nicaragua...

Como en México, donde autoridades se cruzan de brazos, aquí en muchos casos no velan por integridad de mujeres, dice Virginia Meneses, de la Red contra Violencia * Karla Michel Salas recuerda que a raíz del caso “Campo Algodonero”, su país fue condenado por la CIDH, por no proteger vida de féminas
Rafael Lara
Varios centenares de homicidios se han cometido contra mujeres en los últimos años en Ciudad Juárez, México, pero con el caso conocido como "Campo Algodonero" obtuvo la primera condena contra el estado mexicano por no ofrecer garantías para proteger la vida e integridad de tres mujeres en un contexto de violencia de género, situación de la que Nicaragua no está alejada.

Virginia Meneses, como parte de la coordinación de la Red de Mujeres contra la Violencia, señaló que en comparación con la cantidad de feminicidios ocurridos en Ciudad Juárez, Nicaragua aún está lejos de llegar a niveles de esa gravedad, sin embargo en México no se conocen a los homicidas, pero aquí las autoridades los conocen y no se ejerce justicia a cabalidad.


49 feminicidios en lo que va del año
A la fecha, la Red de Mujeres contra la Violencia ha contabilizado 49 feminicidios a nivel nacional, según los reportes obtenidos de los medios de comunicación. Según Meneses, de estos únicamente 17 acusados han sido procesados, mientras los 32 restantes están libres por la falta de acción policial.

“Eso representa aproximadamente el 66 por ciento, que están en la calle donde son un peligro. Estos hombres matan a las mujeres por el simple hecho de ser mujeres, siendo los victimarios, en la mayoría de los casos, sus propios maridos, parejas, novios y hasta sus padres. No se puede dejar que siga ocurriendo”, subrayó Meneses.

La abogada Karla Michel Salas, de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, de México, como parte de la alianza con la campaña regional por el Acceso a la Justicia, en el auditorio de la organización Puntos de Encuentro presentó la experiencia de Ciudad Juárez, y considera que la condena de la Corte Interamericana es un precedente importante.

Esto porque fue la primera vez que el más alto tribunal internacional falla a favor de un caso de feminicidio contra un Estado, en este caso el mexicano, por el asesinato de tres mujeres en los campos de algodón de Ciudad Juárez. Asimismo, por ser la primera ocasión en que se acusa a un Estado de violar la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como de Belém do Pará.

Ocho cuerpos femeninos en estado de descomposición fueron hallados en noviembre de 2001 en los campos de algodón de ciudad Juárez. Sólo tres de ellos, los correspondientes a Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monárrez, han sido identificados. Sus cuerpos tenían signos de tortura, violación y mutilación de sus miembros.

Según la doctora Salas, los casos no fueron aislados o de grupos de criminales, estos ocurrieron por asuntos estructurales contra las mujeres por el hecho de ser mujer, basado en tradiciones históricas de desigualdad y costumbres de la cultura social.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso