miércoles, diciembre 18, 2013

España: Las mujeres hacemos sindicalismo

Tamara Ruiz

Periódico En lucha / Diari En lluita Aunque las mujeres suponen la mitad de la fuerza de trabajo en el Estado español, y a pesar de que el nivel de afiliación femenina ha ido aumentando a medida que aumentaba su presencia en el mercado laboral, las mujeres aún siguen teniendo una tasa de afiliación menor que los hombres, de un 14,8% frente al 17,8% de los hombres en el 2010, según la Encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo.

Además, la proporción de mujeres entre los representantes sindicales también es menor que en el caso de los compañeros en relación a su nivel de afiliación. Pese a que el número de delegadas sindicales ha aumentado en los últimos años, hasta llegar al 35% en 2011, éstas siguen siendo minoría en todos los sectores, incluso en aquellos más feminizados. Y aún es más escaso el número de mujeres que participan en la negociación colectiva o que ocupa los puestos de mayor responsabilidad dentro de los sindicatos, como pueden ser las secretarías generales o las de acción sindical, quedando en muchos casos relegadas a los puestos de las áreas de la mujer.

Esta menor presencia de las mujeres en la estructura de los sindicatos no es más que el reflejo de la situación de desigualdad de la que parten, producto de una mayor precariedad laboral y de las dificultades que suponen para muchas tener que compaginar la doble jornada laboral, dentro y fuera de casa, con las tareas del sindicato, lo que les dificulta enormemente poder participar más activamente en el día a día de la organización.

Sin embargo, más allá de la escasa presencia femenina en la estructura de los sindicatos, lo cierto es que las mujeres han protagonizado importantes huelgas y luchas sindicales a lo largo de la historia, pero que al igual que ocurre hoy día en numerosos conflictos laborales en los que participan, en ocasiones su papel no se visibiliza lo suficiente. Un ejemplo de ello es la huelga que iniciaron las trabajadoras de la industria textil de San Petersburgo que acabó desembocando en la revolución de febrero de 1917 o, más recientemente, la ola de huelgas que comenzaron las trabajadoras de una fábrica de Mahalla en Egipto, en diciembre de 2006.

Tamara Ruiz (@tamyson_rr) es militante de En lucha / En lluita

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso