sábado, marzo 30, 2013

Otorga Brasil derechos por empleo doméstico


Fuente: Reforma

La nueva norma incluye como maximo 44 horas semanales de trabajo, intervalos de al menos una hora diaria de alimentación y descanso, el pago de horas extra por un valor 50 por ciento superior al salario normal, vacaciones pagadas y un mes de salario adicional al final del año.

El Congreso brasileño concluyó la votación de una enmienda constitucional que concede plenos derechos laborales a los empleados domésticos, incluyendo jornada diaria de ocho horas, pago de horas extras y vacaciones pagadas.

Con la nueva disposición, las empleados domésticos tendrán los mismos derechos garantizados en la legislación para cualquier trabajador en Brasil.

La enmienda fue votada anoche por segunda vez después de una primera votación la semana pasada, y en ambas ocasiones tuvo el apoyo unánime de los legisladores presentes.

La Cámara de Diputados ya había votado el año pasado la iniciativa, apoyada por el Gobierno de la Presidenta Dilma Rousseff. Las enmiendas constitucionales requieren ser votadas en dos sesiones de cada Cámara legislativa.

La nueva norma, que debe ser ratificada por Rousseff para entrar en vigor, extiende a los trabajadores domésticos derechos como el tope de 44 horas semanales de trabajo, intervalos de al menos una hora diaria de alimentación y descanso, el pago de horas extra por un valor 50 por ciento superior al salario normal, vacaciones pagadas y un mes de salario adicional al final del año.



Cálculos extraoficiales indican que cerca de 8 millones de personas trabajan en Brasil como empleados domésticos y más de 90 por ciento de ese total son mujeres.

Pese al amplio apoyo que recibió en el Congreso, la norma despertó suspicacias entre sectores patronales que cuestionaron la forma de calcular la jornada laboral y de recoger las contribuciones patronales al Fondo de Garantía por Tiempo de Servicio (FGTS), administrado por el Gobierno para garantizar un pago al trabajador cuando está desempleado.


"Como toda novedad, el empleador del funcionario doméstico tendrá algunas dificultades iniciales, pero ciertamente, y con el pasar del tiempo, la relación jurídica se perfeccionará y el trabajador doméstico finalmente tendrá sus derechos reconocidos por toda la sociedad'', comentó, por otra parte, el abogado laboralista Roberto Caldas de Oliveira.


En el mismo sentido, la secretaria de Autonomía Económica de las Mujeres, Tatau Godinho, explicó que el costo de las nuevas normas será mínimo para los empleadores.


"Lo que aumenta efectivamente es la obligatoriedad del FGTS. Los empleadores que ya cumplen con la legislación, que pagan el salario mensual adicional, dan vacaciones, aportan al fondo de pensiones y reconocen la jornada de 44 horas tendrán un aumento muy pequeño'', dijo Godinho.


En la sesión del Senado se encontraban miembros de la Federación Nacional de las Trabajadoras Domésticas, cuya presidenta, Creuza Maria Oliveira, destacó que la enmienda constitucional representa una evolución en la legislación laboral brasileña, que finalmente reconoce los derechos de los empleados domésticos.


"Nuestra lucha es un sacerdocio, cada trabajador tiene que tener su ciudadanía'', dijo Oliveira, tras resaltar que la relación entre domésticas y los empleadores no puede seguir siendo de "esclavistas y esclavos''.


El presidente del Senado, Renán Calheiros, anunció que el martes 2 de abril se realizará una sesión solemne en el Congreso para promulgar la enmienda constitucional.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso