miércoles, septiembre 26, 2012

Hacia la equidad de género en Bolivia: Participación de la mujer en la toma de decisiones

Edgar Romero / AVN.-
El presidente de Bolivia, Evo Morales, designó como mandataria interina del país a la presidenta del Senado, Gabriela Montaño, al tener que ausentarse de la nación, por unos días, debido a su viaje a Nueva York para participar en el 67 período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Montaño asumió el cargo debido además a que el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, viaja a Vietnam para realizar una visita oficial.

La Constitución boliviana establece que ante la ausencia del presidente y el vicepresidente debe asumir el mando del país el titular del Senado.

Esta designación pone en evidencia, una vez más, la política iniciada por el presidente Morales a partir de su triunfo del 2006 de ampliar la participación de la mujer, cada vez más notoria, en la toma de decisiones políticas del Estado boliviano.

Es la primera mujer en la historia de Bolivia que desempeña la más alta magistratura del país.



"Las mujeres tienen una mayor conciencia social y a veces más responsabilidad que los varones y así lo han demostrado desde diversos espacios en las empresas públicas y privadas", señaló el presidente Morales en 2010.

Constitución con igualdad

La nueva Constitución de la República de Bolivia, aprobada en 2009, luego de un largo proceso constituyente, otorgó mayores derechos y participación a la mujer boliviana.

En el artículo 11, capítulo tercero referido al sistema de gobierno, la carta magna establece que "la República de Bolivia adopta para su gobierno la forma democrática participativa, representativa y comunitaria, con equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres".

Previamente, en el artículo 8, la Constitución señala los valores en los que se sustenta el Estado boliviano, entre ellos la "equidad social y de género en la participación".

En la actualidad, en Bolivia las mujeres participan en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

La Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia cuenta con 44% de mujeres, luego de las últimas elecciones realizadas en 2009. Entretanto, el poder Ejecutivo cuenta con siete mujeres como ministras designadas por el mandatario Morales.

En cuanto al poder Judicial, en octubre del año pasado se realizaron los primeros comicios para elegir a las autoridades, con lo que se puso fin a un sistema que duró 186 años, donde los magistrados eran electos por el Congreso Nacional.

Fue una jornada histórica en la que resultaron electas 12 mujeres para los 28 cargos de jueces. La indígena aymara Cristina Mamani fue la candidata más votada entre todos los aspirantes.

Este año 2012, Bolivia fue sede del Encuentro de Mujeres Parlamentarias y Ministras Indígenas de Latinoamérica y El Caribe, donde analizaron estrategias para promover mayor y mejor participación política de las féminas en espacios de toma de decisiones.

La mujer indígena

En un país con más del 70% indígena, la llegada a la presidencia de Evo Morales significó una cuestión de equilibrio. La participación de la mujer originaria en este proceso de cambio también constituye un elemento trascendental e importante para la conducción del país.

Las mujeres aborígenes bolivianas que acompañan el gobierno de cambio están agrupadas en Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa (CNMCIOB-BS).

Bartolina Sisa fue una joven lideresa aymara que luchó contra los atropellos del dominio colonial español. Las autoridades mandaron a ahorcarla en 1782 en La Paz, con sólo 26 años de edad, luego de sufrir prisión, malos tratos y torturas.

La CNMCIOB-BS es una organización de suma importancia que actualmente ha logrado posesionarse en el ámbito político y social boliviano, en la defensa de los derechos de la familia, en especial de la mujer, y en lucha por la justicia y la igualdad, reseña una nota de Prensa Latina.

Estas mujeres participan en la elaboración de políticas públicas y la gestión de los recursos del país. Además de abogar por la recuperación de tierras y el desarrollo económico, productivo, industrial, social, político y cultural de las campesinas indígenas desde sus propias comunidades.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso