miércoles, septiembre 19, 2012

“El tema de los biopolímeros es más escandaloso que el de las PIP”

Carlos Zavarce / Prensa Defensoría del Pueblo
Si el tema de las prótesis PIP tocó a una población de 33.000 mujeres en Venezuela, el de los biopolímeros amenaza con ser mucho más escandaloso. Así fue enfocado un problema en crecimiento en el foro “Biopolímeros y PIP: Marcas del capitalismo en nuestros cuerpos”, evento promovido por la Defensoría del Pueblo, la Fundación Juan Vives Suriá, la Escuela de Derechos Humanos y el Colectivo Género con Clase.

La actividad se realizó en el Salón Generalísimo Francisco de Miranda en la Torre Bandes, donde dos mujeres dieron testimonio y tres especialistas disertaron sobre el impacto de los implantes desde el punto de vista médico y sociológico, al igual que se hizo una revisión de la influencia de la industria cultural.

Este foro, que se realizó inicialmente en Carabobo, ahora se desarrolló en Caracas, y se espera llevarlo a otras ciudades del país en un ejercicio de difusión para trabajar la conciencia y el cambio de valores en la ciudadanía.

Explicó una de las organizadoras, Rebeca Madriz, que “se busca concientizar y visibilizar un problema de salud pública, un desastre estético que se está generando en Venezuela como consecuencia de una serie de intervenciones no médicas que está cobrando vidas por una parte, y la estabilidad emocional y social de numerosísimas mujeres en todo el país”.


Luego agregó Madriz que en “el caso de los biopolímeros son sustancias mucho más invasivas, y ni siquiera hay un estimado sobre el número de personas víctimas de esa práctica indiscriminada”. Efectivamente las ofertas son múltiples y quienes los aplican “cuando mucho tienen cursos de unos cuantos meses y eso es una carnicería humana donde se inyecta cualquier tipo de sustancia”.

La Defensoría del Pueblo ha sido la institución del Estado más consecuente con esta población afectada, y de acuerdo a la exposición presentada por la Dra. Asia Villegas, el acompañamiento ha llevado a las acciones judiciales y mesas de trabajo que están permitiendo la extracción de las prótesis dañadas y reposición de implantes no contaminados por parte de los médicos y las clínicas involucradas en el proceso.

Al finalizar el evento se recordó que hay que trabajar a fondo para contraponer los mensajes mediáticos que venden una forma de vida de apariencia, convirtiendo a la mujer en un objeto de uso sexual, “cosificándola como un objeto de propiedad del patriarcado, del machismo”, indicó Villegas.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso