viernes, junio 22, 2012

Rousseff lidera una cumbre de mujeres y defiende los derechos reproductivos


Por Yana Marull (AFP)
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, lideró el jueves una inédita cumbre de gobernantes mujeres paralela a Río+20, donde defendió el fin de la desigualdad y la violencia, así como los derechos reproductivos, un tema polémico en la conferencia y excluido del texto final.

"En Brasil, estamos invirtiendo para superar dificultades y precariedades en el acceso a los servicios públicos de salud, con pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos", dijo la presidenta en la mini-cumbre destinada a garantizar que la cumbre Río+20 impulse los derechos de las mujeres.

Cuando Rousseff acabó su discurso, varias activistas levantaron pancartas en las que se podía leer: "Derechos reproductivos por la sostenibilidad del planeta" y "La Río+20 traicionó a las mujeres".

La ex primera ministra de Irlanda Mary Robinson, representante del respetado grupo de The Elders, creado por Nelson Mandela, lamentó "que el texto de la conferencia (que los presidentes aprobarán este viernes) no se refiera a los derechos reproductivos: los derechos sexuales y reproductivos son esenciales", dijo. Un día antes, Robinson había criticado la oposición del Vaticano en ese tema: "¿Qué saben hombres solteros sobre la vida, la salud, y las decisiones de mujeres pobres?, cuestionó en una entrevista al diario O Globo.

Jefes de Estado y de Gobierno y representantes de 191 países aprobarán este viernes un acuerdo para impulsar la preservación de los recursos naturales del planeta y la lucha contra la pobreza.

El texto final reconoce la necesidad de avanzar en la igualdad de género y la importancia de la salud sexual y reproductiva, pero los negociadores retiraron la mención a los derechos reproductivos. Esta cuestión, que provocó mucha polémica en la conferencia, reconoce el derecho de la mujer de decidir si quiere tener hijos o no, en qué momento y con quién, sin discriminación o violencia, pero muchos países lo vinculan con el control prenatal o el aborto.

"Afirmamos que la equidad y el acceso al poder de las mujeres y niñas son fundamentales para el desarrollo sostenible", expresaron en un documento.

"No podemos vivir con la mitad de la humanidad marginada", advirtió la jefa de ONU Mujeres y ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet. Combatir la desigualdad e incorporar a las mujeres al poder "se traduce en reducción del hambre y la pobreza", aseguró.

"La Río+20 nos presenta el desafío de incorporar los derechos de las mujeres como dimensión crucial y estructurante del proceso de desarrollo sostenible. Sin eso, no alcanzaremos los objetivos que nos traen a Río", dijo Rousseff.

"Debemos actuar como líderes que al final de esta cumbre son percibidas como tales", dijo la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller.

Estuvieron también presentes las presidentas de Costa Rica, Laura Chinchilla; de Lituania, Dalia Grybauskaite; las primeras ministras de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt; Australia, Julia Gillard; y otras ex presidentas y ex primeras ministras de Irlanda, Finlandia, Noruega y Suiza.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso