miércoles, febrero 29, 2012

Uruguay: Mujeres políticas unidas para preservar la cuota

Por: Isabel Pérez de Sierra /SEMlac
El pasado 16 de febrero, una cumbre de mujeres políticas convocada por algunas de sus principales referentes, reunió a representantes de los tres partidos mayoritarios uruguayos (incluyendo la fuerza política de gobierno) en torno a la preocupación común por la aplicación de la Ley de Participación Política.

La norma, aprobada en 2009, reserva un tercio de los puestos electivos para mujeres y deberá aplicarse por primera vez en las elecciones generales en 2014/2015.

En este marco, las mujeres que conforman la multipartidaria bancada bicameral femenina se reunieron en el último mes, suponiendo que los intentos por eludir la norma no estarán ajenos y reafirmando su intención de "no quedar afuera".


De esta forma las mujeres políticas uruguayas vuelven a dar cuenta de su unidad extrapartidaria para con los asuntos de género.

Mejor prevenir...
Todas las participantes del encuentro bregaron en su momento por la sanción, concretada en 2009, de la ley de cuotas ya aplicada en las internas del mismo año con resultados diversos.

Para las elecciones nacionales y departamentales el texto prevé una única aplicación en 2014 y 2015, con evaluación posterior para definir su continuidad o no.

Como lo que se jugará en esa instancia es más que la cuota, se espera que la embestida en contra también sea mayor, y señales no faltan. En ese contexto es que las mujeres políticas decidieron advertir a sus correligionarios: "Miren que sabemos lo que está pasando y vamos a pelear duro".

Por otro lado, manifestaron que renuevan su "compromiso de apoyarnos", más allá de los partidos de pertenencia, según precisó Beatriz Argimón (Partido Nacional, de derecha), una de las convocantes.

La aplicación de la ley en las elecciones generales cuenta con la ventaja de que la Corte Electoral tiene que rechazar las hojas de votación que no la cumplan (en elecciones partidarias no hay sanción).

Sin embargo, son muchas las maneras de evadirla como, por ejemplo, al confeccionar las listas presionar a las eventualmente electas a renunciar a favor de varones.

Estar atentas
La primera será la instancia más peligrosa y "ahí es necesario estar juntas para darnos fuerza y contención", advirtió Glenda Rondán (exintegrante del Partido Colorado, también de derecha), mientras Constanza Moreira (Frente Amplio, partido de gobierno) puntualizaba que debe haber al menos una mujer en esas instancias.

El celo en la aplicación efectiva no responde a "estar por estar, ni a que seamos mejores que los varones, sino a que estén en la agenda pública los temas que más preocupan a las mujeres", apuntó Mónica Xavier (también del partido gobernante).

Sobre "la fuerza de estar juntas, aunque confrontemos distintos proyectos en las elecciones", hablan por sí mismas la Red de Mujeres Políticas y la Bancada Bicameral Femenina, organizaciones que nuclean a mujeres de todos los partidos.

Entretanto, cantidad y calidad de mujeres electas supone distintos criterios. A Rondán no le gustaría "que en las listas vayan mujeres sin conciencia de género". En cambio, Moreira se inclina porque "las mujeres electas sean muchas", confiando en que sobre la marcha pueden adquirirla.

Y visualizar estrategias...
Todas coinciden en que de cara a las próximas elecciones hay que definir desde ya estrategias específicas, comenzando por aquellas a aplicar al interior de los partidos.

El proceso de reglamentación de la ley de cuotas, a cargo de la Corte Electoral, debería concitar mucha atención y la obtención de apoyos externos para el diseño y ejecución de las campañas también.

"Las mujeres tienen que tener una campaña propia, no sólo la de la lista" en que estén insertas, apuntó Moreira, mientras que Xavier convocó a centrar el enfoque en que "las mujeres no tengamos más techo" y a no dejar de dar la batalla por la paridad, entendiéndola como equilibrio en la representación.

No hay comentarios:

Género con Clase Impreso